El tango y sus reinterpretaciones presiden la cita mensual con el Ciclo de Danza Contemporánea en Clasijazz

La Compañía REA Danza ofrecerá su original e innovador espectáculo a las 20.00 horas de este sábado

 

Un viaje desde el tango de la época de oro hasta el de vanguardia. Esto es en esencia lo que podrá verse en Clasijazz este sábado, día 20 de junio, a propósito de la cita mensual que contempla el Ciclo de Danza Contemporánea que organiza esta fundación. En esta ocasión será la compañía REA Danza la encargada de protagonizar un original, ecléctico e innovador espectáculo que dará comienzo a las 20.00 horas de la tarde.

Fundada por 12 personas de distintas edades en el año 1991, esta compañía –cuyas siglas responden a Reminiscencias Experimento Artístico- ofrecerá piezas pertenecientes a sus dos últimas producciones, una puesta en escena única con coreografías impresionantes que no dejarán a nadie indiferente.

El arte de REA hunde su raíz en las formas más genuinas de las danzas populares argentinas. En una segunda fase, a estas danzas tradicionales se unieron los recursos del ballet clásico para estilizarlas. Con su traslado a Buenos Aires en 1996, llegaron el tango y otras técnicas contemporáneas, incluida la acrobacia aprendida del circo. De esta forma han ido configurando un lenguaje propio que no ha dejado de evolucionar y multiplicar sus posibilidades expresivas.

A partir de su fundación, el reconocimiento tardó poco en llegar. Ya sea en forma de primeros premios en diversos festivales y encuentros nacionales, o bien requeridos para participar en giras por América y Europa acompañando a bailarines y cantantes consagrados, para los que crean numerosas coreografías. Entre ellos Alberto Merlo, Imperio Argentina, Mariano Mores, Julio Bocca, Julio Iglesias, Cuti y Roberto Carabajal, Ángel Corella…

Del campo a la ciudad, en un viaje de ida y vuelta. REA no sólo utiliza los espacios escénicos convencionales, sino también los naturales y urbanos. Se trata de interactuar con sus objetos transformándolos en elementos escénicos. Así, cualquier lugar es bueno para materializar la fusión de la danza con otras artes en cuyos temas y formas se inspiran. Así la escultura, la poesía, la literatura de tradición popular, el cine, el cómic, etc.

La ‘penúltima’ etapa de esta aventura nómada se abre con el traslado en el año 2001 desde Buenos Aires a su actual sede en Málaga (España). Un salto geográfico y cultural con el que seguir desarrollando y enriqueciendo sus fundamentos humanos y estéticos, pero también una contribución a la dinamización de la danza contemporánea en Andalucía en la última década. Aquí avanzan en la dominación de espacios heterodoxos e incorporan la acrobacia aérea como signo definitivo de sus invasiones.