Sara Soul Quartet. El desgarro del soul

Sara Soul Quartet. Sara Martínez (voz) Pablo Mazuecos (piano) Bori Albero (contrabajo) Miguel Canale (batería). Clasijazz, viernes, 12 de enero de 2018. 22:30 H.

Esperado reencuentro con una voz con garra y una energía excepcional, es el de la cantante Sara Martínez, más conocida por el público como Sara Soul, que pondrá en escena los temas más emblemáticos de su carrera.

Y lo hará con viejos colegas y músicos de la casa: el pianista Pablo Mazuecos, el contrabajista Bori Albero y Miguel Canale a la batería.

SARA MARTÍNEZ (VOZ)

Sara Martínez —o Saretha Franklin o Sara Soul— como a ella le gusta ser llamada en clara alusión a sus inclinaciones estilísticas, es una de las más destacadas vocalistas del panorama almeriense.

Inició su andadura profesional hacia 2011 en el Coro Gospel de Clasijazz con la cantante Carlene Graham, de quien además recibió clases colectivas de canto.

En 2012 se integró como cantante en la banda funky y soul almeriense Soul Clippers junto a Antonio Diaz (batería), Carlos Alba (bajo), Luis García (percusión), Chema Bautista (teclados), Javi Maresca (guitarra), a la par que empezó a recibir clases vía skype de Maika Edjo, profesora de canto y vocalista de la banda madrileña de funk The Sweet Vandals.

En julio de 2014 se presentó en Clasijazz con la formación Sara y los Picasso junto a dos históricos del jazz almeriense, el contrabajista Joaquín ‘Chipo’ Martínez, el batería Lito Vergara, y Chema Bautista en el órgano Hammond, con un repertorio cargado de jazz, funk y soul pero también con acertados guiños a la bossa y joyas del repertorio jazzístico como “Nigth in Tunisia”, “It Could Happen to You”, “How High the Moon” o “Blue Bossa”.

En junio de 2015 puso en marcha y presentó en Clasijazz el ambicioso proyecto Remembering Nina Simone. Women are strong, homenaje a la gran cantante y pianista Nina Simone —y a todas las que lucharon contra ese duro apartheid de ser mujer en un mundo de hombre y del que el jazz no estuvo exento, incluida Billie Holiday— y para el que supo embaucar y se dejaron seducir a una nutrida legión de “sacerdotisas de la voz” y compañeras musicales como Sara Marcos, Ana Molina, Ana Pedrosa, Ruth Becerro, Isa Cazenave y Esther Martos, acompañadas por la habilidad pianística de Pablo Mazuecos y con lectura de textos a cargo de Ruth Becrro.

Y también de honda reivindicación feminista es el proyecto Just Women presentado en septiembre de 2017 en La Guajira a dúo con el guitarrista Carlos López, con un repertorio a modo de recorrido por las voces de insignes mujeres guerreras que hicieron de su voz bandera con la que intentar cambiar el mundo: Billie Holiday, Etta James, Bessie Smith, Eidt Piaf, Nina Simone, Ella Fitzgerald, Shirley Bassey o Melody Gardot,

Ha continuado su formación en diferentes cursos y entornos, con profesores y profesoras como Anita Roy (India), Celia Mur (España), Celeste Alías (España), Barry Harris (E.E.U.U), entre otros muchos, siempre profundizando, como afirma, «en la música que más me llena: soul, funk, swing y jazz».

Compagina su formación con diferentes proyectos que circunvalan sus gustos musicales a través de formaciones con las que en la actualidad continúa como Alma-Zen Music, 1.2.3 Jazz! o Sara Soul Trío, entre otros.

El último proyecto en que anda involucrada es Didactic Jazz Band, un teatro concierto creado con el objetivo de acercar a los más pequeños a la música de jazz.

En 2014 y con Soul Clippers ganó el segundo premio “Mejor maqueta” en el MiáQué Festival de Porcuna (Jaén).

Y según anuncia en su facebook recientemente ha emprendido una interesante labor docente, impartiendo clases en áreas como «iniciación al canto, con técnicas de respiración, técnica vocal, pérdida del miedo escénico, una mezcla entre aprendizaje técnico y terapia emocional, dirigida a personas que quieren ponerse un poco más serias con el canto, para personas que les gusta cantar por hobby y personas que quieren usarlo como terapia».

PABLO MAZUECOS (PIANO)

Pablo Mazuecos (Almería, 1979) Poseído por la música aún antes de echar los dientes —dicen que nacieron teclas en su lugar—, se define como pasional amante de la música. Licenciado en Económicas, su pasión le llevó a graduarse en el Real Conservatorio de Música de Almería en la especialidad de piano. Recibió consejos de los pianistas Pierre Marie Van Caengemen o Javier Herreros, y siguió cursos con Tamas Vesmas o Juan José Pérez Torrecillas. Influencia clave en su formación y amor por la música fue su primer profesor, ya fallecido, Luis Gázquez Abad. Siguió cursos de jazz (VI Seminario de Jazz, Foro de Profesores impartido por la Juilliard School of Music…) y clases de pianistas como Fabio Miano o Juan Galiardo, y de modo propio un inabarcable turbión de consejos que su avidez de esponja absorbía con inaudita voracidad: basta oirle tocar el piano para advertir la cuantía y variedad de sus recursos.

Ha dado infinidad de recitales con diferentes agrupaciones camerísticas, colaborado con la Orquesta Ciudad de Almería (Amor Brujo de Falla, Concierto para clarinete, arpa y piano de Aaron Copland o Stabat Mater de Pergolesi), con la Banda Municipal de Almería en conciertos clásicos y de jazz (Symphonic Jazz Suite de Brescriscutto). Formó parte de la Ual Jazz Band con la que participó en el XXI Festival de Jazz de San Juan Evangelista de Madrid (2002). Ha tocado en jam sessions con Jorge Pardo, Joaquín Chacón, Alfons Carrascosa, Francis Posé, Tomás Merlo, Francisco Blanco ‘Latino’, Tony Belenguer, Ramón Cardo, y un infinito etc.

Es director musical de la Dixieland Clasijazz, mantuvo el cuarteto estable de hard-bop con influencias danesas González/Mazuecos/Morente/Mortensen. Trabajó en el Conservatorio Profesional de Danza de Almería durante cinco años, creando además músicas propias para coreografías Acompaña a grandes cantantes de la escena lírica española como José Julián Frontal o Magdalena Llamas.

Es profesor pianista acompañante de canto en el Conservatorio Profesional de Música de Almería. Forma parte de la Clasijazz Big Band, con la que se han llevado a cabo, desde su creacción en 2010, programas de altura como Concierto Sacro de Ellington, Creaciones propias, estrenado justo en el V Aniversario de la banda, Epitaph de Charles Mingus, o el reciente junto al maestro Lee Kontiz, por citar algunos. Codirige con Bori Albero la Clasijazz Big Band Swing & Funk.

Alma mater de la Fundación Indaliana para el Fomento de la Música y las Artes (FIMA), o Clasijazz, activista infatigable, promotor de las más osadas aventuras, dispuesto a afrontar cualquier música —música solo hay una— desde ámbitos tan, en apariencia, distantes como la clásica, el bolero, el jazz, la bossa, o la música experimental de libre interpretación. Conversador pertinaz los afters mudan en una suerte de aula callejera donde los límites los pone la estrechura del reloj. Y a uno se le antoja que tiene el corazón partío entre Schubert y Bill Evans.

En íntimo contacto con músicos nórdicos, con quienes suele colaborar, es responsable de organizar el Ciclo de Conciertos Internacionales, su persistencia —capaz de meter al diablo en misa mayor— ha conducido hasta esta sala a figuras como Eric Alexander, Ignacio Berroa, Joe Lovano, Grant Stewart, Pierre Dogh, Enrico Pieranunzi, Martin Andersen, Joe Magnarelli, Jim Rotondi , Dorantes, Kenny Werner, Barry Harris o Lee Konitz.

BORI ALBERO (CONTRABAJO)

Bori Albero (Girona, 1982) Estudió contrabajo en el Conservatorio de Girona, compaginado con el bajo eléctrico en el Taller de Músicos de Banyoles. Después estudió en la ESMUC (Escuela Superior de Música de Catalunya) en el Área de contrabajo jazz con profesores como Mario Rossy u Horacio Fumero. Además, recibió clases privadas de Javier Colina.

De familia muy musical, su hermano Roc es trompetista tocando en diversas formaciones y dirigiendo su propio cuarteto, y Marina es multiinstrumentista, toca el piano (en su trío), vibráfono y el salterio (música étnica), del que es auténtica virtuosa, y Bori al que ya conocen, contrabajista de toda clase de música, y de quien se dice que la “música y él son la misma cosa”.

Junto a Roger Mas, Albert Cirera, Alfred Artigas y Juanma Nieto, formó el quinteto Proyecto Zero, con el que actuó de en festivals de jazz de España, ganando el Premio al mejor grupo en el Concurso Nacional de Jazz de Salamanca. Ha formado parte del trío Among 3 y ha colaborado con músicos como David Mengual, Jon Robles, etc. En la actualidad forma parte de relevantes formaciones de la escena jazzística nacional, entre otras, The Buildbuncher.

Se le puede escuchar en grabaciones con intérpretes reconocidos del panorama nacional como Roger Mas, Jaume Llombart, Julián Sánchez, Enrique Oliver, Marina Albero, Arturo Serra, Joan Monné, David Xirgu. Y un largo etcétera. Actualmente alterna su actividad como sideman de primer nivel en los mejores escenarios de Andalucía y Cataluña.

En la actualidad reside en Almería, es socio de Clasijazz, miembro de la Clasijazz Big Band, de la que es codirector y forma parte de la sección rítmica de la sala Clasijazz junto a Pablo Mazuecos y Miguel Canale. Como contrabajista ha acompañado a figuras de la talla de Barry Harris, Dado Moroni, Olivier Antunes, Arturo Serra, Vince Benedetti o Lee Konitz. Colabora además con la Asociación La Guajira, amén de continuar con su actividad concertística por todo el panorama nacional.

MIGUEL CANALE (BATERÍA)

Miguel Canale (Montevideo, Uruguay, 1965): Batería, percusión. Su primer contacto con el instrumento ocurre a los 3 años. En breve, este “juguete” se convierte en su preferido y de allí en más, los tambores serán compañeros inseparables.

Durante su período universitario, colabora con varios solistas y grupos de fusión en los cuales el “candombe” (ritmo popular afro-uruguayo) y la “murga” (prima hermana de la chirigota gaditana) constituyen la base rítmica.

La proximidad de su tierra con el Brasil y sus repetidos viajes a las diferentes regiones de este país determinaron su especial predilección e interés por esta música.

Su formación ha sido siempre autodidacta e incluye un vasto numero de workshops y masterclasses con grandes profesionales del instrumento: Jorge Rossy, Ignacio Berroa, Salvador Niebla, Ramón Prats, Martin Andersen y Gonzalo del Val entre otros.

Es su condición de arquitecto la que en el 2004 lo lleva hasta Almería, donde hoy trabaja como diseñador en su propia firma.

En 2006 y recién formado, el grupo de bossa nova y música popular brasileña Color Brasil (García-Granados-Balastegui-Sorensen) le brinda la oportunidad de reencontrarse con el instrumento y estrenarse en la escena local.

Ya con Clasijazz como punto de encuentro comienza a interactuar con otros músicos y participar en diferentes grupos: Fugazz Quartet, Andrew McNicholas (varios) y Luis Sánchez, Pepe Viciana (varios), Pablo Mazuecos (varios) y Diego Cruz quinteto entre otros

Hoy y como parte de la sección rítimica del club, junto a Mazuecos y BoriAlbero, ha acompañado numerosas voces solistas y formado parte de proyectos jazzísticos junto Antonio Gómez, Antonio González y Mike Fletcher.

©José Santiago Lardón ‘Santi’ (Enero 2018)