Lee Konitz American Quartet “Lee River”

Lee Konitz American Quartet. Lee Konitz (saxo alto) Florian Weber (piano) Jeremy Stratton (contrabajo) George Schuller (batería). Clasijazz, miércoles, 28 de marzo de 2018. 22:00 H.

¡LEE RIVER!

«Siempre he tratado de asumir nuevos retos, no tanto por no estancarme sino para hacer cosas distintas. Es lo que realmente hace que me sienta joven». Lee Konitz.

Como un río —proteico Misisipi, metáfora del jazz—, como el cambiante río de Heráclito o como el hombre de ayer que no es el hombre de hoy ni el de hoy será el de mañana. Y de igual modo que cambiamos sin pausa, cabe pensar que cada interpretación de una composición, cada relectura o incluso su recuerdo, la renueva, crea una nueva. Un tema, un clásico es como el mudable río de Heráclito, algo diferente.

El jazz es un río de aguas mudables que a medida que avanza su caudal crece, se contamina, se bifurca en meandros, se reencuentra, se renueva y regenera sin perder jamás su esencia.

Lee Konitz es como el río de Heráclito, como el río del poeta Jorge Manrique, como el Misisipi, como el eterno transcurrir de la historia. A lo largo de su transcurso, desde el prístino manantial del cool y las enseñanzas de Lennie Tristano, desde su sonoridad límpia y melódica ha ido madurando y mudando en aventurero audaz y experimental, osado investigador llevado por el afán del asombro y la curiosidad ha recorrido los senderos desconocidos e incluso arriesgados de otras estéticas musicales publicando álbumes de jazz contemporáneo y de vanguardia, colaborando con músicos como John Zorn, Atilla Zoller o Dereck Bailey.

Espíritu inconformista parecía desde el principio empecinado en tocar de manera diferente aunque fuesen los mismas temas que tocara Charlie Parker, algo que entonces, en plena vorágine del be bop, resultaba insólito, y la tentación de tocar de ese modo casi ineludible. No fue parkeriano —como Phil Woods, Sonny Stitt o Jackie McLean— porque «nunca toqué como los demás, no me gusta seguir el guión. Lo intenté y sigo en ello».

Con Parker mantuvo buenas relaciones, en contra de lo que a veces se afirma. De hecho, una noche en el Birldand, Parker le pidiò prestado el saxo, tocó con el todo el set y al terminar le dio las gracias. Admirado de cómo pudo tocar de ese modo, le dijo: «podrías dejar algo de eso en mi saxo».

Admiraba a Parker, y a toda la extensa tradición del jazz, sólo que quería tocar de otro modo. Antes de saber de Parker, casi adolescente, ya estuvo con el pianista y teórico Lennie Tristano, autor del primer método de improvisación en jazz. Fue uno de sus discípulos más dotados y heterodoxos. De él dijo: «fue el primer músico que me abrió una verdadera puerta musical. Me enseñó que la música va más allá del arte, que es una expresión esencial para el desarrollo humano».

Su voz —desde entonces, con el cool, y después con una sonoridad más acidulada pero siempre propia, elegante y bien dicha— es referencia indispensable y original para cualquier músico. Gran improvisador, perfeccionista puro, creativo y versátil ocupa un lugar de honor entre los grandes.

Nunca dejó de evolucionar, empecinado en la búsqueda de otros caminos, anticipándose a las formas vanguardistas de los años 60, a la par que fue tiñendo la sonoridad diáfana del cool de emoción y sensualidad.

Su sonoridad transparente, sus frases sinuosas y suaves que persiguen la melodía, culminan a veces en un agudo más susurrado que tocado, son elementos de un universo luminoso que brilla en sus imaginativas e irónicas relecturas de los standards por los que siente gran predilección, en especial All the things you are. Mil veces le han preguntado si no se aburre de tocar esa canción y la respuesta ha sido, invariablemente, «Me gusta darle vueltas a una melodía y encontrar una que funcione, pero eso no es fácil. Siempre estoy tratando de cambiar, aunque esté tocando por enésima vez un tema. Lo más importante es no repetirse, por eso trato de evitar las frases hechas». Relecturas que generan nuevas criaturas, frescas y vivas.

Su concepto musical se ha guiado siempre por la aventura de la renovación: «Sin riesgo no hay jazz, si no hay sorpresa no vale la pena, porque el jazz es precisamente el sonido de la sorpresa, y trabajamos para siga siéndolo, para que brote de forma espontánea. Es lo que hace que no muera, que esté vivo». Niega los oscuros augurios que a cada tanto se ciernen sobre su futuro: «la prueba es que cada día hay más escuelas y más estudiantes. Los jóvenes saben mucho, tocan muy bien y dedican grandes esfuerzos a encontrar su propia voz… que es lo que hacemos todos».

Sobre la improvisación su receta es «no prever nada en absoluto, sino olvidar todo lo aprendido y crear a partir de cero y que la idea que te acaba de brotar te lleve a donde menos te esperas. Sentir el vértigo de la nota errada».

Al igual que Gil Evans o Coleman Hawkins, ha estado siempre abierto e interesado en tocar con músicos
jóvenes y en participar en novedosos y excitantes proyectos coliderados por él como, por ejemplo, Lee Konitz New Nonet o Lee Konitz-Ohad Talmor String Project, o la apertura a la música de los compositores impresionistas franceses recogida en el álbum del año 2000 Lee Konitz & the Axis String Quartet Play French Impressionist Music from the Turn of the 20th Century.

Ahora, nonagenario, es como el delta de un río, un denso y amplio caudal pleno de conocimiento e influencias.

LEE KONITZ (SAXO ALTO)

«No he inventado nada, no trato de ser original, sólo sincero». Lee Konitz

Lee Konitz (Chicago, Illinois, 1927). A los 11 años le regalaron su primer instrumento, un clarinete, luego cambió al saxo tenor, y luego al alto, aunque también toca el soprano. Por entonces oía en la radio a las bing bands de swing, en especial Benny Goodman, razón de su interés por el clarinete. Recuerda que con el saxo improvisaba antes de aprender a tocar standards.

Inició su carrera profesional en 1945 con la banda de Teddy Powell, luego trabajó con Jerry Wald. En 1946 tomó contacto por vez primera con el pianista Lennie Tristano con quien trabajó en un pequeño bar y de quien fue alumno y con quien luego tocó y grabó álbumes como Intuition (Capitol, 1949), Crosscurrents (Capitol, 1949) o Lennie Tristano (Atlantic, 1956), colaboraciones que alternó con Claude Thornhill (1947), Gil Evans y Gerry Mulligan. En estas primeras grabaciones ya se anunciaba el gran músico que fue.

Su relación con el movimiento cool se materializó tanto en su colaboración con Tristano, que fue más allá del desarrollo de un mero estilo (VER) como en su particiación en el germinal Birth of the Cool de Miles Davis, quien puso especial empeño en incorporarle en su banda pese a las críticas de álgunos de sus miembros por su condición de blanco, “si un tipo tocaba tan bien como Lee, le contrataba siempre y me importaba un huevo si era verde y tenía el alma roja”, confesó luego en sus memorias (Miles, la autobiografía). Con Miles colaboró en varios álbumes y recuerda uno de sus consejos, que en cierto modo hizo suyo y convirtió en oriente: “Nos decía Miles, mirar hacia adelante, que tocáramos lo que no sabiamos”.

Debutó con el extraordinario álbum Subconscious- Lee (Prestige), grabado entre 1949 y 1950, aunque no se editó hasta 1955 y que contó con la colaboración del maestro Tristano alternándose al piano con Sal Mosca, el saxo tenor Warne Marsh, Billy Bauer, Arnold Fishkin y los baterías Shelly Manne, Denzil Best y Joe Morton

Tras una estancia en Europa en 1951 y su paso con la orquesta de Stan Kenton (1952-54) con la que graba y realiza giras, colaboró y grabó, entre otros, con Gerry Mulligam, Chet Baker, y organizó sus propias formaciones con músicos como Ronnie Ball, Percy Heath, Al Levit, Peter Ind, Jeff Morton, Don Ferrara, Sal Mosca, Billy Bauer o Shadow Wilson, en su mayoría adscritos a la escuela de Tristano, publicando álbumes como Lee Konitz Plays, Lee Konitz at Storyville, Konitz  o Lee Konitz in Harvard Square, todos publicados en 1954.

Con el el tenorista Warne Marsh, otro discípulo de Tristano, mantuvo una gran empatía music al colaborando en multitud de ocasiones, así como en sus primeras grabaciones como líder, entre ellas algunos de sus mejores álbumes, como Lee Konitz with Warne Marsh (Atlantic, 1955), colaboración que mantuvo hasta la muerte de Warne en 1987 con excelentes registros: Warne Marsh Quintet. Jazz Exchange vol 1, 2 y 3 (1975) o Lee Kontiz meets Warne Marsh Again (1976).

En esta línea desarrolló una espectacular carrera discográfica con destacados álbumes como The Real Lee Konitz (Atlantic, 1957), Tranquility (Verve, 1957) o Very Cool (Verve, 1957) en la línea cool y con músicos como los antes citados. Pero en 1958 lanzó el interesante An Image: Lee Konitz with Strings para Verve, junto a una orquesta de cuerdas y arreglos de William Russo y en Live at Half Note, 1959, contó con el pianista Bill Evans y de nuevo con Warne Mash y ese mismo año realizó una serie de sesiones con Jimmy Giuffre recogidas en Lee Konitz meets Jimmy Giuffre y You and Lee, con una gran formación con Bill Evans, Jim Hall o el batería Roy Haynes, entre otros, y arreglos de Giuffre

De 1961 es Motion, a trío junto al batería Elvin Jones y el contrabajista Sonny Dallas, sesión espontánea integrada por standards, donde dio rienda suelta a su peculiar fraseo cromático. Álbum considerado un clásico y que se llevaría a una isla desierta, “Aún lo escucho. Toqué a tope, quise aprovechar la oportunidad de decir algo teniendo al lado a semejante músico”, confesó en una reciente entrevista para el diario El País. Aquí su característica sonoridad suave, o cool, o elegante se torna más compacta y robusta, incluso agresiva pero sin perder su gusto por la melodía.

En 1967 publicó The Lee Konitz Duets (Milestone), una serie de dúos —formato inusual entonces y su gran afición— con músicos como el trombonista Marshall Brown, el violinista Ray Nance, el guitarrista Jim Hall o el tenor Joe Henderson con la colaboración de Dick Katz, Eddie Gomez y Elvin Jones. Y duetos publicó a lo largo de su carrera, como Windows (1976) con el pianista Hal Harper, Duplicity (1977), Live at the Berlin Day (1980), Star Eyes con Martial Solal, Seasson Change (1979) con el vibrafonista Karl Berger, Heroes y Antiheroes, ambos de 1980, con el Gil Evans al piano, Toot Sweet (1982) con Michael Petrucciani, Art fo the Duo (1983) con el trombonista Albert Mangelsdorff, Solitudes (1988) con Enrico Pieranunzi, Frank-Lee Speaking (1989) con el pianista Frank Wunsch, Once Upon a Line (1990) con Harold Danko, Unleemited (1992) con Kenny Werner o The Jobim Collection (1992) con la pianista Peggy Stern, entre otros.

Un año después apareció el interesante Alto Summit, encuentro con otros tres altos Pony Poindexter, Phil Woods y Leo Wright —en la sección rítimica: Steve Kuhn, Palle Danielsson y Jon Christensen—, con material variado incluido un tema homenaje a Bach y Parker. Experiencia que repetiría en 1973, Altissimo, ahora con los altoists Jackie McLean, Gary Bartz y Charlie Mariano. Ambos álbumes son un tets o un “quien es , quien” del instrumento. Entre ambos, aparecieron unas serie de sesiones europeas junto a destacados músicos europeos como el trompetistas italiano Enrico Rava, el pianista francés Martial Solal, Henri Teixier o Daniel Humair, entre otros, recogidas en álbumes como European Episode, Impressive Rome o Stereokonitz, aparte de proseguir su línea americana junto a Sal Mosca, Ron Carter, Dick Katz, Eddie Gomez o Jack DeJohnette y álbumes como Spirits o Peacement. Poco después apareció Lone-Lee (SteepleChase, 1974), con dos grandes standards a saxo solo: “Cherooke” y “The Song Is You”.

Satori (Milestone, 1974) —con Martial Solal, Dave Holland y DeJohnette y un repertorio de clásicos y tres composiciones experimentales propias como “Satori”, “Hym” o “Free Blues”— supuso un osado gran paso en su continua deseo de renovación, un distanciamiento del cool para circunvalar el free en su sentido de improvisación e investigación con la melodía con un lenguaje reflexivo y de gran expresividad.

Significativo es Oleo (Sonet, 1975) en formato de trío, con Dick Katz y Wilbur Litle, a la manera rolliniana —incluye dos temas de Rollins, “Oleo” y “St. Thomas”, junto a “I Remember Clifford” o el clásico “Lush Life”— donde ahonda en las posibilidades melódicas de esta suerte de standards del momento y a mi entender, otro camino en la evolución del jazz ajena al postbop pero ya distante del cool. Y también en formato de trío es Pyramid (1977), junto a mùsicos experimentales como Paul Bley y Bill Connor y temas originales de los miembros del grupo.

Ese mismo año reunió un noneto en el soberbio The Lee Konitz Nonet (Chiaroscuro) con un sorprendente repertorio que incluye temas de Lil Hardin, Tad Dameron, Tristano, Parker, Coltrane y originales, y el significativo corte en la versión Cd: “Jazzspeak: Lee Konitz’s Verbal History of the Nonet”. Experiencia que repitió en Yes, Yes, Nonet (1979) junto a Tom Harrel, Billy Hart o el trombonista Jimmy Knepper autor de parte del repertorio que además incluye originales de Wayne Shorter o Carmichael.

Four Keys (MPS, 1979), en cuarteto con Martial Solal, John Scofield y Ørsted Pedersen, es una investigación melódica e improvisadora en torno a siete temas de Solar expresada a través de una continua interacción entre sus músicos o, por decirlo de otro modo, un portentoso y enriquecedor cuatriálogo.

Aunque publicado en 1997 y a nombre de Chick Corea, Woodstock Jazz Festival 1981(Douglas Music), con Konitz, DeJohnette y Miroslav Vitous es una demostración palparia de la abolición de fronteras en cuanto a lo musical, de la magia de un apasionado y mágico encuentro, amén de un documento histórico y musical de primer orden.

Luego aparecieron numerosas colaboraciones como Live at Genoa (1981), directo en quinteto con Art Farmer, High Jingo (1982) en quinteto con el alto Art Pepper y varios destacados trabajos a dúo citados anteriormente.

En su sendero de investigación y aventura en pro de nuevas perspectivas expresivas buscó alianza en una nueva generación de músicos como el pianista Harold Danko, los bajistas Rufus Reid o Marc Johnson y los baterías Adam Nussbaum o Al Harewood, grabando álbumes a cuarteto tan significativos como como Ideal Scene (1986) o The New York Album (1987), donde de nuevo sorprende con un lenguaje fresco y entusiasta, frases mercuriales, una variada paleta total y una sensiblidad rítmica única. Un estilo que no es ni cool ni el post-bop mainstream de esa época, sino puro konitz. Y en esta línea cabe encuadrar Round and Round —1988 y con el pianista Fred Hersh—, así como Zounds (1990), también a cuarteto, ahora con Kenny Werner, Ron McClure y Bill Stewart, y en el que como ya venía haciendo toca el soprano, además de cantar.

Interesante es Lullaby of Birdland (1991), cuarteto con el pianista Barry Harris y un repertorio de standards, entre otros de Monk y Parker, y en el que el maestro del bebop y Lee muestran una especial comunicación, pese a sus diferencias estilísticas. En una constante producción aparecieron Lunasea con la pianista Peggy Sterne, Jazz Nocturne —Kenny Barron, James Genus, Kenny Washington— o Lee Koniz meets Don Friedman todos de 1992, continuados por un serie de realizaciones con italianos grabadas en 1993, entre otros, con Massimo Salvagnini, Renato Sellani, Stefano Battaglia, así como A Venezia con destacados músicos italianos y Il Suono Improvviso Orchestra

En Rhapsody y Rhapsody II (1993) se rodeó de un nutrido elenco de estrellas —Joe Lovano, Bill Frisell, Motian, Jimmy Giuffre, Clark Terry… — y las cantantes Helen Merrill y Sheila Jordan.

Aventura, elegancia, riqueza de texturas y gran sensibilidad y dinámica musical afloran en Haiku (1995) grabado junto a la vocalista Sayumi Yoshida, el clarinetista bajo Rudi Mahall, el pianista Andreas Schmidt y el batería Jerry Granelli, con un repertorio original en el que predominan las composiciones del pianista.

Encuentro de coetáneos —Lee Konitz, el pianista Don Friedman y el guitarrista Attilla Zoller— en Thingin’ (Hatology, 1995), en el que a partir de un repetorio original ahondan en los territorios de la improvisación y el free con proverbial interacción.

En Body & Soul (Camerata, 1996) rinde tributo a su antiguo compañero Warne Marsh fallecido en 1987 con relecturas de sus composiciones y solos preferidos en compañía del también saxo alto Greg Foster. Y ese mismo año, Strings for Holiday. A Tribute to Holiday, sentido homenaje a la cantante través de doce de sus más carismáticas canciones a la par que a su inseparable Lester Young, dos de su primeros ídolos. Sofisticados arreglos y la participación del bajista Michael Formanek, el batería Matt Willson y orquesta de cuerda. En It’s You, de ese mismo año, retoma el formato de trío — Ron Mclure y Billy Hart— con varios temas originales y una expresividad cool teñida de bop, y gran inventiva. Luego realizó dos repetorios de grandes compositores, Inside Cole Porter y Inside Rogers con el pianista Franco D’Andrea.

Celebrabas fueron las sesiones a trío con el pianista Brad Mehldau y el contrabajista Charlie Haden editadas por Blue Note en los antológicos Alone Together (1996) y Another Shade of Blue (1997) en los que el trío da rienda suelta a la aventura y la invención plasmada en una música vibrante, viva y arriesgada. El primero incluye clásicos como “Alone Togheter”, “Cherooke” o “Round Midnight” y el segundo, además, originales de Konitz como el que da título al álbum o el de autoría colectiva “All of Us”. Con esta formación, más el batería Paul Motian grabarón en 2009 el álbum Live at Birdland, publicado por ECM en 2011, con clásicos como “Oleo”, “Solar” o “Lover Man”, en un encuentro que el crítico e historiador John Fordman calificó como fascinante.

Celebró su septuagésimo aniversario con Self Portrait (Philology, 1997), en el que interpreta a saxo solo diez temas, clásicos y originales, con una gran variedad de registros interpretativos, al que siguieron cuatro álbumes, entre ellos Out of Nowhere (SteepleChase) junto a Paul Bley y con el bajista Jay Anderson y el batería Billy Drummond, dando muestra de una gran inventiva improvisadora sobre conocidos clásicos.

En Three Guys (Enja, 1999), a trío con Steve Swallow en el bajo eléctrico y el Paul Motian, interpretan siete originales de los miembros y dos clásicos (“Come Rain or Come Shine” y “Luiza” de Jobim) con una expresividad acorde como la perseguida por Konitz a lo largo de su carrera.

Representativo de su línea de renovación es Sound of Surprise (RCA, 1999) —con Ted Brown (st), John Scofield (g), Marc Johnson (b) yJoey Baron (d)—, cuyo título es fiel definición de su concepción del jazz y justo apelativo para uno de los grandes de la historia del jazz: el sonido de la sorpresa o ese algo que hace que lo conocido suene nuevo, original y creativo. Incluye 10 temas originales  de Konitz y uno colectivo.

Principió el nuevo milenio con el excelente Lee Konitz & the Axis String Quartet Play French Impressionist Music from the Turn of the 20th Century (Palmetto, 2000), y si bien antes ya había grabado con cuerdas, ahora lo hace sin sección rítmica y con un repertorio de arreglos de obras de compositores impresionistas franceses —Ravel, Faure, Koechlin, Chausson, Debussy y Satie— escritos por el director Ohad Talmor. Con Ohad Talmor —también saxofonista, flautista, compositor y arreglista— colaboró años después en los proyectos: Lee Konitz-Ohad Talmor String Project: Inventions (2004), con temas originales de ambos; New Nonet (2005), al frente de un noneto integrado, entre otros, por Ben Monder, Matt Wilson, Russ Johnson, Bob Bowen y el propio Ohad Talmor como saxofonista y director y arreglista del repertorio original de Konitz y en Lee Konitz-Ohad Talmor Big Band: Portology (2006) con la colaboración además de la Orquestra Jazz de Mathosinhos, con composiciones de Konitz y Talmor y arreglos y dirección de este último.

En 2000 publicó varios álbumes, entre los que destacan Some New Stuff (DIW) de nuevo a trío —Greg Cohen (b) y Joey Baron (d)— y 11 composiciones originales, y Parallels al frente de un formidable quinteto completado por jóvenes representantes de la escena jazzística: el saxo teor Mark Turner (st), el guitarrista Peter Bernstein, el bajista Steve Gilmore y el batería Bill Goldwin.

En su búsqueda de jóvenes talentos —“Necesito las ideas de los jóvenes, su energía, aprendo de ellos”— se encontró con la joven saxofonista Grace Kelly y juntos —ella 15 años, Lee ochenta— grabaron GRACEfulLEE (Pazz, 2008) junto al guitarrista Russell Malone, el bajista Rufus Reid y el batería Matt Wilson, intrerpretando temas originales y clásicos.

En esta misma línea —búsqueda, renovación, juventud— halló fructífera alianza en el pianista alemán Florian Weber y con su trío Minsarah, junto al contrabajista estadounidense Jeff Denson y el batería israelí Ziv Ravitz, publicó el excelente álbum es Deep Lee (Enja, 2008), con temas de Konitz y Weber. El trío, ahora como Lee Konitz New Quartet, realizó numerosas giras y conciertos, incluida una actuación en el mítico club neoyorquino Village Vanguard, recogida en el álbum Live at the Village Vanguard (Enja, 2010), ganador del “Choc de l’Année” concedido por la revista francesa Jazzman.

Y con otro joven, el pianista de origen francés Dan Tepfer, y volviendo a la querencia del dúo grabó Duos with Lee (Sunnyside, 2009), donde muestran una especial química a lo largo de las mutuas composiciones originales del álbum. Con Tepfer volvió a colaborar después en el álbum colectivo First Meeting: Live in London, Volume 1 (Whirlwind, 2014) junto al bajista Michael Janisch y el batería Jeff Williams, con inventiva relecturas de standards como “Billie’s Bouce”, “Giants Steps” o “Stella by Starlight” o temas de Konitz como “Subconscious Lee”.

Muy reciente, la última grabación de Lee, es Frescalalto (Impulse!, 2017), suerte de homenaje al viejo maestro que contó con la colaboración de una sobresaliente sección rítmica: Kenny Barron, Peter Washington y Kenny Washington y un repertorio de standards (“Cherokee”, Out of Nowhere” o “Darn That Dream”) y temas de Lee como “Thingin”, “Kary´s Trance” y “Gandula”, y donde como suele hacer en los últimos tiempos se acompaña con la voz con una tesitura suave y ligera que recuerda a la de su saxo alto.

Y ahora, en su segunda visita a Clasijazz —la primera fue a finales de enero de 2016, con dos conciertos, a cuarteto con Marco Mezquida, Bori Albero y Ramón Prats y con la Clasijazz Big Band— se dispone a grabar un nuevo álbum con el cuarteto de entonces, bajo el sello de Clasijazz y la colaboración y asistencia de la Fundación Valparaiso de Mojácar dirigida por Beatrice Beckett.

*

A lo largo de su carrera, aún en activo ya nonagenario, ha tocado con tal nómina de músicos y de tal variedad estilística que su relación bien podría configurar una particular historia del jazz. Por citar algunos: Charles Mingus, Miles Davis, Bill Evans, Paul Bley, Joe Henderson, Elvin Jones, Ornette Coleman, Chick Corea, Jim Hall, Stan Kenton, Gil Evans, Martial Solal, Atilla Zoller, Max Roach, Dave Brubeck, Kenny Weeler, Stefano Bollani, Kenny Werner o John Zorn. Músicos de diferentes estéticas, proyectos variados desde dúo a noneto, pero también músicos jóvenes, muy jóvenes “necesito las ideas de los jóvenes, su energía, aprendo de ellos”, como los citados Brad Mehldau, Charlie Haden, Stefano Bollani, Dan Tepfer o Grace Kelly y los que aún vendrán.

Jóvenes, aunque ya consolidados en la escena jazzística internacional, son los músicos que le acompañan en este concierto: el pianista Florian Weber, el contrabajista Jeremy Stratton y el batería George Schuller. Jóvenes con los que media la adecuada empatía para alcanzar la máxima expresividad e interacción musical y requisito esencial que siempre exigió a sus músicos.

Premios

En1950 fue elegido para la All Star Band de la revista Metronome, quedando relegado Charlie Parker. Fue nombrado “Saxofonista alto del año” por los críticos de la revista especializado Downbeat en numerosas ocasiones, la última en 2010

Luego ha recibido distinciones tan prestigiosas como el Jazzpar Prize Danish 1992, en reconocimiento a cuatro décadas de dedicación musical; el NEA Jazz Master 2009, la más la más alta distinción concedida a un músico de jazz, concedido por la Asociación Americana de Periodistas de Jazz y en 2013 el Premio Donostiako Jazzaldia, junto a Juan Claudio Cifuentes. Y en 2013 recibió el German Jazz Prize por su carrera musical.

Discografía

De su extensa discografía, que supera el centenar de álbumes a su nombre, sin contar sus colaboraciones con otros grandes jazzmen, afirma que hay “algo que le gusta en cada uno de ellos”.

En el apartado Discografía Lee Konitz se recoge una relación de los álbumes publicados como líder o colíder.

FLORIAN WEBER (PIANO)

Florian Weber (Detmold, Alemania, 1977). Pianista y compositor. Hijo del profesor de música Rainer Weber y de la cantante de ópera Elke Webwe, comenzó a recibir clases privadas de piano a los 4 años. Tras graduarse en la universidad, participó en varias formaciones tanto de clásica como de jazz y participó en giras como solista de varias orquestas filarmónicas.

En 1999 recibió una beca para asistir a la prestigiosa Berklee College of Music de Boston. Más tarde estudió con destacados jazzmen, entre otros, los pianistas John Taylor (Colonia), Joanne Brackeen, Paul Bley (Boston), Richie Beirach (Nueva York) y con el saxofonista Lee Konitz en Nueva York.

Desde 2001 ha tocado o grabado con Ralph Alessi, Benny Bailey, Eddie Henderson, Lee Konitz, Lionel Loueke, Albert Mangelsdorff, Pat Metheny, Thomas Morgan, Tomasz Stańko, Markus Stockhausen y Dan Weiss.

En 2002 formó junto al contrabajista estadounidense Jeff Denson y el batería israelí Ziv Ravitz Trio Minsarah —minsarah es prisma en hebreo—, publicando en 2006 el álbum Weber mit Minsarah, premiado con el prestigioso Schallplattenkritik otorgado por los críticos de música alemanes.

En 2006 el saxofonista Lee Konitz comenzó a colaborar con Trio Minsarah. La formación, convertida en cuarteto, inició una serie de extensas giras, sobre todo en Estados Unidos, y grabó su primer álbum, Dee Lee (Enja, 2008) en Systems Two Studio (Brooklyn). Después Tio Minsarha grabó Blurring the Lines (Enja, 2010) y al poco volvieron junto a Konitz para actuar en el mítico club neoyorquino Village Vanguard, concierto recogido en el álbum Lee Konitz New Quartet, Live at the Village Vanguard (Enja, 2010) y primera vez que un pianista alemán grabó en dicho club. El álbum recibió el “Choc de l’Année” concedido por la revista francesa Jazzman.

Por esa misma época Weber fundó el cuarteto Biosphere con el guitarrista Lionel Loueke, el bajista Thomas Morgan y el batería Dan Weiss. En su música incorporó piano acústico y eléctrico y mezclaba ritmos del norte y el oeste africanos con jazz moderno. Debutaron con el álbum Biosphera (Enja, 2012) y que Nat Chine reseñó en New York Times: «Biosphere es uno de los álbumes de jazz más excitantes y complejos de la primavera de 2012, e incluye temas como, por ejempol, “Piecemeal”, inspiradoen la física cuántica, referencias a los ritmos africanos así como lecturas de canciones populares como “Cold” de Coldply o “Cosmic” de Jamiroquai».

De forma individual, a piano solo, o con sus bandas, ha actuado en el Norte de América, en Sudamérica, Europa y Asia, incluidos prestigiosos festivales como  JVC Jazz Festival (Paris), Berlin Jazz Festival o Montreal International Jazz Festival. En 2015 actuó y grabó de nuevo con Konitz tanto en Europe como en Estados Unidos.

En 2013 recibió en Echo Music Prize como mejor instrumentista del año (piano y teclados). En enero de 2014 recibió en el prestigioso WDR Prize en la categoría improvisación de jazz.

JEREMY STRATTON (CONTRABAJO)

Jeremy Stratton (Nueva York). Nació y creció en Nueva York. Estudió en el prestigioso Berklee College of Music de Boston y vivió en San Francisco a finales del siglo XX. A principios del presente siglo se instaló en la gran manzana, donde reside y desarrolla una intensa actividad en su escena jazzística.

Stratton no es solo un excelente músico sino que además es compañero habitual de Lee Konitz, a trío o a cuarteto, grabando excelentes álbumes como (VER).

Es miembro, además, del trío, y también quinteto, del batería George Schuller, junto al pianista Dan Tepfer con los que ha participando en conciertos y giras así como en numerosas grabaciones (CITAR).

Prestigioso y solicitado contrabajista ha colaborado a lo largo de su carrera de más de dos décadas con destacados jazzmen, entre otros, Paul Motian, Rashied Ali, Brandon Seabrook, Morris Acevedo, Jeremy Udden, Dave Pietro, Joey Baron, Rodney Green o Jeff Williams. Y más recientemente y de modo habitual con Victor Lewis, Teddy Charles y Connie Crothers.

Además participó como contrabajista adicional en numerosas giras de la célebre Liberation Music Orchestra de Charlie Haden

Entre sus proyectos recientes destacan Quartet Doloroso, junto a Morris Acevedo (guitarra), Save Pietro (saxo) y Antony Pinciotti (batería), grabando Any Other Time (CD Baby, 2007). La formación, establecida en Nueva York, toma su nombre de la composición de Paul Desmond “Curaçao Doloroso” y en este álbum rinden tributo a las grabaciones de 1963 que realizó el saxofonista junto a Jim Hall (g), Eugene Wright (b) y Connie Kay (d), y cuyo sonido y estética inspiró a Quartet Doloroso.

Además forma parte de Grassroots Jazz Effort, formación que toma su nombre de sus actuaciones de los domingos en Grassroots Tavern del East Village neoyorquino y de la que son miembros los saxofonistas Adam Kolker y Jerome Sabbagh y el batería George Schuller.

Actúa con regularidad en Japón con The Blue Willow Trio junto al guitarrista Takumi Seino y la pianista y cantante Masako Hamamura.

Ha intervenido en la grabación de numerosos álbumes, entre otros con las formaciones Quartet Doloroso (The Music of Paul Desmond), Blue Willow Trio, Jeremy Udden Quartet —Fol Art (Fresh Sound New Talent, 2012)— o George Schuller Trio —Life’s Little Dreams (Fresh Sound New Talent, 2008).

GEORGE SCHULLER (BATERÍA)

George Schuller (Nueva York, 1958). Batería, compositor, arreglista y productor. Hijo de Gunther Schuller, célebre compositor y profesor vinculado a la third stream y hermano del contrabajista Ed. Se trasladó a Boston en 1972 donde creció y educó. Asistió al Berklee College of Music y en 1982 se  graduó en jazz performance en el New England Conservatory of Music.

Fue miembro activo de la escena jazzística bostoniana tocando con destacados músicos, entre otros, Herb Pomeroy, Jaki Byard, Jerry Bergonzi, George Garzone, Mick Goodrick, John Lockwood, Ran Blake, Lisa Thorson, Billy Pierce, Bruce Gertz, Mili Bermejo, John LaPorta, Dominique Eade y Hal Crook.

En 1984 fundó el dodecaeto Orange Then Blue, del que formaron parte, entre otros, Andrew D’Angelo, Dave Douglas, Tim Hagans y Matt Darriau, grabando excelentes álbumes para sello GM — Music for Jazz Orchestra (1987), Where Were You? (1989), Funkallero (1991), While You Were Out… (1994) y Hold the Elevator: Live in Europe and Other Haunts (1999) y realizando giras por Estados Unidos, Canadá, Medio Oriente y Europa durante la década de los 90.

Durante las dos décadas siguientes publicó infinidad de registros. Como líder —Lookin’ Up from Down Below (GM, 1990), JigSaw (482 Music, 2004) y Life’s Little Dramas (Fresh Sound New Talent, 2010)— así como con las formaciones que lidera: Schulldogs —Tenor Tantrums (New World, 1999) y Hellbent (Playscape, 2002), Circle Wide —Round’Bout Now (Playscape , 2003), Like Before, Somewhat After (Playscape, 2008) y Listen Both Ways (Playscape, 2012).

Destacables son sus series de piano trío grabadas con Trio This That! (GM, 2009) junto al pianista Barney McAll, así como con su George Schuller Trio Life’s Little Dreams (Fresh Sound New Talent, 2008) junto a Dan Tepfer y Jeremy Stratton.

Desde 2004 ha realizado también numerosas grabaciones de diversos estilos con un marcado enfoque improvisador —JigSaw (2004)—, junto a un destacadas figruas de la escena de la improvisación neoyorquina como Tony Malaby, Mark Feldman o Dave Ballou, así como con las formaciones colectivas Conference Call —Spirals: The Berlin Concert (482 Music, 2004), Poetry in Motion (Clean Feed, 2008), What About…? (Nottwo, 2010) y Seven (Nottwo, 2013) y Free Range Rat —Nut Club (Clean Feed, 2006).

En 1995 colaboró en el celebrado álbum de Joe Lovano, Rush Hour (Blue Note, 1995), con arreglos y composiciones de Gunther Schuller y votado álbum del año por la revista Downbeat.

Ha tocado y grabado con muchos de los más destacados músicos de la actualidad, entre otros, Lee Konitz, Mose Allison, Dee Dee Bridgewater, Nnenna Freelon, Ran Blake, Fred Hersch, Jerry Bergonzi, Armen Donelian, Cameron Brown, Burton Greene, Tom Varner, George Garzone, Mark Helias, Dave Douglas, Herb Robertson, Drew Gress, Peter Yarrow, Jimmy Greene, Liberty Ellman, J Geils, Kris Davis, Russ Johnson, Myra Melford, Roy Nathanson y The Smithsonian Jazz Masterworks Orchestra.

Como reconocido productor, ha realizado trabajos para numerosos álbumes, entre otros, para Orange Then Blue, Luciana Souza, Ed Schuller, Joel Harrison, Jazz Composers Alliance, Ballin’ The Jack, Mili Bermejo, Free Range Rat, Michael Musillami y Lisa Thorson.

Sus composiciones y arreglos han sido grabados por Ran Blake, Burton Greene, Conference Call, Orange Then Blue, Ed Schuller, Carlo Morena, Mike Metheny, Ballin’ The Jack, Your Neighborhood Sax Quartet, Trio This, Wilder/Woodman/LaPorta Sextet, Mili Bermejo and Lisa Thorson.

Con sus bandas se ha presentado en festivales estadounidenses (Chicago, Detroit, Boston, New York, Philadelphia, Rochester, Ravinia, Sedonna, Discover, Edgefest, Michigan, Sandpoint y Lake George), canadienses (Montreal, Vancouver, Toronto, Guelph, Edmonton, Calgary, Ottawa, Rimouski y Saskatoon) y europeos (Berlin, JazzOpen Stuttgart, Bolzano, Vittoria, Braga, Guimarães, San Sebastian, Bergen, Northsea, Ost-West, Zagreb, Bucharest, Karava, Stavinger, Langnau Jazz Nights, AMR in Geneva, Red Sea, entre otros.

Entre los numerosos premios recibidos por sus composiciones cabe señalar el Massachusetts Artist Foundation Fellowship for Music Composition (1987), NEA Composition Grant (1995) y el The Julius Hemphill Composition Award (2000).

En la actualidad, desde 1994, reside en Brooklyn, lidera sus formaciones Circle Wide y George Schuller Trio, trabaja como freelance en el área de Nueva York colaborando, entre otros, con el veterano guitarrista Michael Musillami, el pianista Armen Donelian, el guitarrista Ray Parker, la cantante Katie Bull, el saxofonista Jason Robinson y con el colectivo Yard Byard. The Jaki Byard Project orientado a difundir la música del gran pianista y compositor Jaki Byard y del que además forman parte la flautista Jamie Baum, el saxofonista Adam Kolker, el guitarrista Jerome Harris y el contrabajista Ugonna Okegwo, editando el álbum Inch  by Inch (GM, 2013).

DISCOGRAFÍA LEE KONITZ

Solo incluye las grabaciones editadas como lider o cólider

1949–50: Lee Konitz and Stan Getz The New Sounds (10″, Prestige)

1949–50: Subconscious-Lee (Prestige, 1949–50) o Lee Konitz with Tristano, Marsh and Bauer.

1951: The New Sounds Lee Konitz Featuring Miles Davis (10″, Prestige), reissued on Conception (1956).

1953: Lee Konitz plays with the Gerry Mulligan Quartet (Pacific) con Gerry Mulligan.

1954: Lee Konitz Plays (Vogue)

1954: Lee Konitz at Storyville (Storyville).

1954: Konitz (Storyville).

1954: Lee Konitz in Harvard Square (Storyville)

1955: Lee Konitz with Warne Marsh (Atlantic)

1956: Lee Konitz featuring Hans Koller, Lars Gullin, Roland Kovac (Swingtime).

1956: Inside Hi-Fi (Atlantic).

1957: The Real Lee Konitz (Atlantic).

1957: Very Cool (Verve).

1957: Tranquility (Verve).

1958: An Image: Lee Konitz with Strings (Verve).

1959: Live at the Half Note (Verve).

1959: Lee Konitz Meets Jimmy Giuffre (Verve) con Jimmy Giuffre.

1959: You and Lee (Verve), arreglos de Jimmy Giuffre.

1961: Motion (Verve), con Elvin Jones.

1965: Trio and Quartet (Magnetic).

1966: Modern Jazz Compositions from Haiti (Impulse!).

1967: The Lee Konitz Duets (Milestone).

1968: Alto Summit (MPS) con Pony Poindexter, Phil Woods y Leo Wright.

1968: European Episode (Campi).

1968: Impressive Rome (Campi).

1968: Stereokonitz (RCA).

1969: Peacemeal (Milestone).

1971: Spirits (Milestone).

1973: Altissimo (Philips) con Gary Bartz, Jackie McLean y Charlie Mariano.

1974: In Concert (India Navigation) con Chet Baker.

1974: Jazz à Juan (SteepleChase).

1974: I Concentrate on You: A Tribute to Cole Porter (SteepleChase) con Red Mitchell.

1974: Lone-Lee (SteepleChase).

1974: Satori (Milestone).

1975: Chicago ‘n All That Jazz. Big Band Jazz of the Broadway Musical (Grove Merchant, 1975).

1975: Oleo (Sonet).

1975: Chicago ‘n All That Jazz (Groove Merchant).

1975: Windows (SteepleChase) con Hal Galper.

1975: Warne Marsh Quintet: Jazz Exchange Vol. 1 (Storyville) con Warne Marsh.

1975: Live at the Montmartre Club: Jazz Exchange Vol. 2 (Storyville) con Warne Marsh.

1975: Warne Marsh Lee Konitz: Jazz Exchange Vol. 3 (Storyville, 1975 [1985]) con Warne Marsh

1976: Jazz a Confronto 32 (Horo).

1976: Lee Konitz Meets Warne Marsh Again (Pausa) con Warne Marsh.

1976: The Lee Konitz Nonet (Roulette).

1976: Figure & Spirit (Progressive).

1977: Pyramid (Improvising Artists) con Paul Bley y Bill Connor.

1977: The Lee Konitz Quintet (Chiaroscuro).

1977: Lee Konitz Nonet (Chiaroscuro).

1977: French Concert (Galaxy) con Shelly Manne Quartet.

1977: Duplicity (Horo) con Martial Solal.

1977–78: Tenorlee (Choice).

1979: Yes, Yes, Nonet (SteepleChase).

1979: Four Keys (MPS) con Martial Solal, John Scofield y Niels-Henning Ørsted Pedersen.

1979: Live at Laren (Soul Note).

1979: Seasons Change (Circle) con Karl Berger.

1980: Heroes (Verve) con Gil Evans.

1980: Anti-Heroes (Verve) con Gil Evans.

1955-80: From Newport to Nice (Philology)

1980: Live at the Berlin Jazz Days 1980 (MPS) con Martial Solal.

1981: Live in Genoa 1981 (Tramonti) con Art Farmer.

1982: High Jingo (Atlas).

1982: Toot Sweet (Owl) con Michael Petrucciani.

1983: Dovetail (Sunnyside).

1983: Art of the Duo (Enja) con Albert Mangelsdorff.

1983: Glad, Koonix! (Dragon).

1983: Dedicated to Lee (Dragon) con Lars Sjösten.

1983: Star Eyes, Hamburg 1983 (HatOLOGY) con Martial Solal.

1984: Wild as Springtime (GFM).

1986: Medium Rare (Label Bleu).

1986: Ideal Scene (Soul Note).

1987: The New York Album (Soul Note).

1988: The Space Jazz Trio: Blew (Philology) con Enrico Pieranunzi.

1988: Solitudes (Philology).

1989: In Rio (MA).

1989: Konitz in Denmark (Rightone).

1988: Round and Round (Music Masters).

1988: Saxophone Dreams (Koch) con Netherlands Metropole Orchestra.

1988-89: Frank-Lee Speaking (West Wind).

1990: Zounds (Soul Note).

1990: Once Upon a Line (Musidisc).

1990: Swiss Kiss (TCB).

1990: S’Nice (Nabel) con Frank Wunsch.

1991: Lullaby of Birdland (Candid).

1992: Lunasea (Soul Note) con Peggy Stern.

1992: Unleemited (Owl) con Kenny Werner.

1992: Leewise (Storyville) con the Jazzpar All Star Nonet.

1992: Jazz Nocturne (Evidence).

1992: Lee Konitz Meets Don Friedman (Camerata) con Don Friedman.

1992: So Many Stars (Philology).

1992: The Jobim Colection (Philology).

1993: Very Fool (High Tide) con Massimo Salvagnini Quartet.

1993: A Venezia (Philology) with Orchestra Il Suono Improvviso.

1993: Free with Lee (Philology).

1993: Italian Ballads, Volume 1 (Philology) con Stefano Battaglia.

1993: Speakin’ Lowly (Philology) con Renato Sellani.

1993: All the Way (The Soft Way) (Philology) con Renato Sellani.

1993: Rhapsody (Evidence).

1993: Rhapsody II (Evidence).

1994: We Thought About Duke (HatART) con Franz Koglmann.

1995: Haiku (Nabel).

1995: Steps Towards a Dream (Odin) con John Pål Inderberg.

1995: Brazilian Rhapsody (Music Masters).

1995: Breaths and Whispers (Philology) with Umberto Petrin.

1995: Thingin’ (HatOLOGY) con Don Friedman y Attila Zoller.

1995: The Frankfurt Concert (West Wind) con Frank Wunsch.

1996: Body and Soul (Camerata).

1996: It’s You (SteepleChase).

1996: Strings for Holiday: A Tribute to Billie Holiday (Enja).

1996: Inside Cole Porter (Philology).

1996: Inside Rogers (Philology).

1996: Dearly Beloved (SteepleChase).

1996: Unaccompanied Live in Yokohama (PSF).

1996: Alone Together (Blue Note).

1997: Self Portrait (Philology).

1997: L’Age Mur (Philology) con Enrico Rava.

1997: Dig Dug Dog (Columbia).

1997: Out of Nowhere (SteepleChase) con Paul Bley.

1997: RichLee! (SteepleChase) con Rich Perry.

1998: Dialogues (Challenge).

1996–7: Another Shade of Blue (Blue Note).

1998: Subconscious-Lee (Summit) con Johannes Schaedlich.

1999: Three Guys (Enja) con Steve Swallow y Paul Motian.

1998: Tender Lee (For Chet) (Philology).

1999: Sound of Surprise (RCA Victor).

1999: Dig-It (SteepleChase) con Ted Brown.

1999: Pride (SteepleChase).

2000: Lee Konitz & the Axis String Quartet Play French Impressionist Music from the Turn of the 20th Century (Palmetto) con Axis Quartet.

2000: Lee Konitz at the New Mississippi Jazz Club (Philology).

2000: Some New Stuff (DIW).

2000: Live-Lee (Milestone) con Alan Broadbent.

2000: More Live-Lee (Milestone) con Alan Broadbent.

2000: Parallels (Chesky).

2003: A Day in Florence (Philology).

2004: BargaLee (Philology).

2004: Sound-Lee (Membran).

2004: One Day with Lee (Capri).

2004: Lee Konitz-Ohad Talmor String Project: Inventions (OmniTone).

2005: New Nonet (Directed by Ohad Talmor) (OmniTone).

2006: Organic-Lee (SteepleChase) con Gary Versace.

2006: Lee Konitz-Ohad Talmor Big Band: Portology (OmniTone).

2008: Lee Konitz/Grace Kelly: GRACEfulLEE (Pazz).

2008: Lee Konitz & Minsarah: Deep Lee (Enja).

2009: Lee Konitz / Dan Tepfer: Duos with Lee (Sunnyside).

2009: Lee Konitz New Quartet: Live at the Village Vanguard (Enja).

2011: Lee Konitz/Brad Mehldau/Charlie Haden/Paul Motian: Live at Birdland (ECM).

2014: Lee Konitz, Standards Live at the Village Vanguard (Enja).

2014: Lee Konitz/Dan Tepfer/Michael Janisch/Jeff Williams: First Meeting: Live in London, Volume 1 (Whirlwind).

2017: Lee Konitz / Kenny Barron/Peter Washington/Kenny Washington: Frescalalto (Impulse!)

©José Santiago Lardón ‘Santi’ (Marzo, 2018)