Scroll to top
en es

Sara Oschlag Quintet ¡Una cantante de músicos!


José Angel Santiago Lardón - 8 marzo, 2020 - 0 comments

Sara Oschlag (voz) Mike Fletcher (saxo alto, flauta) Pablo Mazuecos (piano) Dan Sheppard (contrabajo) Miguel Canale (batería). Clasijazz, jueves, 12 de marzo de 2020. 22:00 H.

Encuentro en el sur

El sur es lugar de acogida y promisión, tenemos el sol, el desierto, la mar, dicen que las tapas… pero sobre todo es lugar de gente de espíritu inquieto, a veces olvidado pero siempre tierra feraz y agradecida con quienes en ella siembran ilusiones.

Ilusiones y, acaso, sueños inmensos que sobrepasan el horizonte de lo humano laten de continuo agazapados en el alma de muchos de los moradores de ese lugar al sur del sur que este solar que llamamos Almería pero que bien podría ser luz, brillo, atardecer o, simplemente, Cabo de Gata…

Acaso sea ese brillo de cruda desnudez de la luz del desierto el que haya orientado los pasos, la ilusión y los sueños de los músicos que esta noche tendremos en el escenario. Una cantante de Copenhague, un saxofonista de Birmingham, un contrabajista de Lyme Regis, un batería de Montevideo y el pianista, ese sí, de Almería… pero todos hijos del desierto de espíritu y corazón.

Sueños e ilusiones, espíritus y corazones aunados en un encuentro musical en el sur, en ese otro sur acogedor que es Clasijazz, en el que nos brindarán un repertorio de hermosas canciones para una noche de jueves que permanecerá en la memoria.

Sara Ouschlag (voz)

Sara Oschlag es una vocalista danesa residente en Brighton (East Sussex). Es cantante profesional desde 2003 e interpreta música en vivo con diversas bandas de jazz a lo largo de todo el Reino Unido, Europa y América.

Desde que se instaló en Brighton se ha labrado una gran reputación en la costa sur de Inglaterra trabajando y liderando bandas durante los últimos 15 años y alcanzando una gran popularidad de la que dan fé sus más de tres millones de visitas en YouTube.

Ha actuado en multitud de escenarios, en el Llandudno Jazz Festival durante tres años consecutivos y en el Love Supreme Jazz Festival durante cuatro, regresando por petición popular. Además es presencia habitual en destacados clubes de jazz como The Pheasantry, Steyning Jazz Club, The Verdict Jazz Club, The Jailhouse o Fleece Jazz Club.

Dirige varias bandas propias y trabaja además para directores de banda en algunos proyectos, entre otros Shirt Tail Stompers, Jonny Hepbir Quartet, Mingus Underground Octet, así como en un nuevo proyecto de Thelonius Monk.

Partiendo como punto de inspiración de figuras magistrales como Eddie Jefferson, Jon Hendricks, Annie Ross, Carmen McRae, Ella Fitzgerald, Sarah Vaughan, Betty Carter o Shirley Horn ha sabido elaborar un lenguaje vocal muy personal y genuino y sobre todo original aportando frescura a cada una de las canciones de su vasto repertorio, combinando con encomiable sensibilidad, claridad en la dicción, peso emocional en la palabra cantada, ingenio, poderoso swing en los tiempos rápidos, delicadeza en las baladas pero también un chispeante sentido del humor cuando la ocasión lo requiere.

Ha sido celebrada como cantante de músicos por su especial manera de usar la dinámica, la textura al cantar las canciones y por su atenta empatía e interacción con los músicos.

Su honesta presencia en el escenario, su voz expresiva y su sentido natural del swing la han convertido en una firme favorita entre los músicos y el público por igual.

En 2013 publicó el álbum My Little Boat en formato de quinteto completado por el saxo tenor Ian Price, el pianista Mark Edwards, el contrabajista Dan Sheppard y Dave Trigwell a la batería. La grabación incluye diez célebres clásicos del jazz que Sara afronta con magistral destreza y soltura.

El álbum recibió excelentes críticas por parte de la prensa especializada, entre otros, Jazz Views, Sussex Jazz Magazine:

«Un álbum de standards que interpreta de manera magistral, a la par que estimulante y fresca. Un nuevo nombre para mí, nacida en Dinamarca y residente en Brighton ha provocado un gran revuelo en la escena local. Aborda un repertorio de diez melodías del Great American Songbook de forma muy personal, libre de clichés, con giros vocales a menudo asombrosos, con un poderoso swing en el tema inicial “The Night Has A Thousand Eyes” y afronta el monkiano “Monk’s Dream” con suma astucia e ingenio. “Spring Can Really Hang You Up The Most” recibe un tratamiento latino algo sorprendente pero efectivo, mientras que su interpretación de la balada “This Is Always” es majestuosa. Para colmo tiene la osadia para enfrentarse a dos temas de Billy Strayhorn —“Blood Count” y “Lush Life”— que ejecuta de forma impecable. Un álbum que merece una atenta escucha».- Nick Lea, Jazz Views.

«Comenzando con una contundente interpretaciónal estilo Coltrane de “The Night Has A Thousand Eyes,” este álbum te atrapa desde el principio. La introducción a rubato de “Spring Can Real Hang You Up The Most” muestra la colorida paleta del baterista Dave Trigwell y el pianista Mark Edwards. La brillante sensación latina también presenta algunos sólidos solos de bajo de Dan Sheppard y un fascinante solo de piano de Mark Edwards. La delicada lectura de la melodía de Oschlag recuerda a la vocalista Irene Kral (una de las intérpretes clave del cancionero de Fran Landesman). Canta con exquisita delicadeza la hermosa balada de Harry Warren, “This Is Always”, y en el singular “Monk’s Dream” interpreta la letra de Jon Hendricks con precisión y humor. Hay además grandes sorpresas como “I Didn’t Know What Time It Was” a tiempo de vals y un arreglo de “Cherokee” que es como una suerte de venturosos viaje con grandes solos del contrabajista Dan Sheppard, del saxofonista Ian Price y de la vocalista Sara Oschlag intercambiando coros con la batería. Junto con lecturas de gran sensibilidad de los clásicos de Billy Strayhorn “Lush Life” y “Blood Count”, este es un álbum que puedes escuchar una y otra vez».- Charlie Anderson, Sussex Jazz Magazine.

«Una voz cálida en toda la paleta de colores: a veces atrevida, a veces dulce y siempre con un proverbial swing. Sólida en el rago inferior, fluida en el superior, con total conciencia de los músicos que la convierte de cantante de músicos. Sara no siente miedo emocional, es irreverente con las regals, se muestra abierta y divertida. ¡Se atreve a ser real! Un espíritu puro. Bueno, ¿qué más puede pedir al oyente?».- Cathy Segal-Garcia, cantante y educadora de jazz de Los Ángeles.

Reseñas críticas:

«Una voz única y personal que hace suyo cualquier repertorio sin el menor esfuerzo. Una cantante con un oído natural de músico y una hermosa sensación de swing».- Claire Martin, cinco veces ganadora de los British Jazz Awards a la mejor cantante.

«Sus extraordinarias actuaciones han incendiado numerosos conciertos en el Verdict. Nunca caben dudas sobre la precisión o el tempo de Sara, ni sobre su expresivo y natural swing. Conoce con exactitud su rango y trabaja sin el menor esfuerzo en su espectro… La tensión se relaja, los pies repiquetean el suelo, las cabezas se balancean provocando una honda fascinación porque además de ser una excelente y moderna cantante de jazz es atrevida, ingeniosa y hermosa. Adoro a una buena cantante».- Andy Lavender, Verdict Jazz Club.

«Sara es una de esas pocas cantantes que pueden cambiar la percepción de las canciones que alguna vez amaste. Desde que la escuché cantar “Spring Can Really Hang You Up The Most” me quedé colgado con su versión hasta el punto que olvidé las versiones anteriores. Junto a sus músicos elegidos a propósito ha sido uno de las presencias más destacadas y populares en The Steyning Jazz Club, y es una de nuestras cantantes favoritas. La audiencia la ama. Ella aporta frescura a cada canción de su repertorio y su estilo único y respirable, combinado con una claridad sin pretensiones ni modismos, asegura que el peso emocional de cada palabra y nota sea completamente valorado y entregado… Y mucho más».- Denis Cummings, Steyning Jazz Club.

«La escena del jazz de Brighton ha tenido un gran impulso con la llegada de la emocionante joven cantante Sara Oschlag, ha iluminado la escena local y ha sido bien recibido por sus músicos. Muestra una madurez que supera su edad, tanto por la selección de su repertorio como por su interpretación, sea swingeando con podería o con la suave caricia de una balada. Sara lleva al oyente a un revelador viaje dando nueva vida a los viejos standards. Invito a los aficionados a que asistan a un de sus conciertos y, entre tanto, echen un vistazo a su deslumbrante álbum My Little Boat, que abre el apetito por el futuro de esta gran joven cantante».- Jim Mulem, premiado guitarrista de jazz inglés.

«La hermosa voz de Sara Oschlag destaca entre la gran cantidad de vocalistas de la actualidad.de hoy en día: la emoción y las frases están ahí con una voz impregnada de madurez mucho más allá de sus años de juventud».- Ralph Erle, Jazz Basement.

Mike Fletcher (saxo alto, flauta)

Mike Fletcher (Birminghan, Gran Bretaña) Multiinstrumentista de viento —flauta, saxo alto y saxo tenor en do—, compositor de gran personalidad creativa y un lirismo y vigor exultantes, arreglista, escritor y académico vive a medio camino entre el Reino Unido y España.

Su interés por la música comenzó en el hogar familiar donde sus padres, amantes del jazz, la clásica y el folk, supieron contagiarle desde muy temprana edad. Su padre era saxofonista y en el hogar había una nutrida colección de discos. A los 6 años se inició con el piano, cambió al violonchelo a los 8, para decidirse por el saxo a los 14.

A los 16 años inició su carrera profesional con una gira por el Reino Unido y Europa con la Midland Youth Jazz Orchestra. Después estudió jazz en el Birmingham Conservatoire con profesores como los saxofonistas Mike Williams y Julian Siegel y se graduó en 2005. A dicha institución regresó para completar su doctorado en 2018 y ahora desarrolla una intensa actividad como investigador posdoctorado.

Tras su graduación vivió y trabajó en el Reino Unido, Alemania y España, labrándose una sólida reputación, presentándose en numerosos clubes y festivales de jazz en el Reino Unido —EFG London Jazz Festival, Cheltenham Jazz Festival o Manchester Jazz Festival—, Europa —Outono Em Jazz (Portugal), Jazz Goes To Town (República Checa), e internacionales —Cambio S Festival (Brasil), IAJE Conference (Toronto, Canadá).

Mike es, ante todo, saxofonista y como tal actúa como líder de sus proyetos —Mike Fletcher Trio, Cuarteto Español, Mike Fletcher Jazz Orchestra— o como sideman de formaciones como Olie Brice Quintet, el grupo de jazz flamenco almeriense Cuarteto Majao o Johathan Silk Big Band. En 2015 fue invitado por la Birmingham Symphony Hall para participar en la ECHO Rising Starsprogramme —actuando en destacados escenarios de ciudades europeas como Londres, Baden Baden, Hamburgo, Barcelona, Budapest, Dormund, Estocolmo, Bruselas, Birmingham o Lisboa—. En 2013 fue elegido por la BBC para representar al Reino Unido como saxo alto solista con la European Jazz Orchestra que dirigida Ann-Sofi Søderqvist por recorrió el continente europeo.

Su versatilidad musical le ha permitido tocar y grabar con músicos como Tony Bianco, John Dankworth, Paul Dunmall, Bobby Previte, Tony Levin o Dan Weiss. Trabaja en proyectos de trío, noneto y orquesta de jazz.

En 2013 editó el álbum Nick of Time (Slam Productions) a trío con el bajista Olie Brice y el batería Tymoteusz Jozwiak, y en enero de 2015, Vuelta (Stoney Lane Records) bajo el nombre de Mike Fletcher Trio, con el mismo bajista y el baterista estadounidense Jeff Williams e integrado por composiciones propias donde revela su íntima relación con Andalucía y Almería, su otra residencia emocional. La segunda mitad de 2018 estuvo de gira por Europa promoviendo su último álbum, Picasso (s), un proyecto experimental para saxo solo inspirado en el jazz y en las artes visual. Y como sideman ha colaborado en grabaciones con notables jazzístas contemporáneos como Tony Bianco y Paul Dunmall.

Su música está influenciada sobre todo por el lenguaje melódico e improvisador del jazz, pero también ahonda en ámbitos como el folk, la música popular y la clásica contemporánea.

Como compositor ha trabajado variados géneros como el jazz, la música clásica contemporánea para teatro y cine. En 2017 compuso y dirigió la música de la producción de la Royal Shakespeare Company Dido, Queen of Carthage, considerada como «una de las más hermosas partituras de la RSC en mucho tiempo».

En 2013 recibió el encargo de Jazzlines/THSH para componer e interpretar una suite musical como parte de la celebración de la obra del compositor minimalista Steve Reich. La obra fue estrenada en el Symphony Hall Birmigham en marzo de 2013 y grabada en junio de ese año por una formación de viento y dos contrabajos —Mike Fletcher (sa), Percy Pursglove, Mike Adlington (trompeta), Tom Dunnett, Richard Foote y Hans Koller (trombón), Olie Brice y Nick Jurd (contrabajo) y Tymek Jozwiak (batería)

Parte de su extensa producción musical ha sido interpretada por destacados solistas como Lee Konitz, Andrew D’Angelo o Dan Weiss.

Es el actual director titular de la Clasijazz Big Band Swing & Funk (Almería) con la que ha tenido ocasión de trabajar con leyendas del jazz como Benny Golson, Barry Harris y Lee Konitz, desarrollando interesantes repertorios, revisitando su propia música, el excelente álbum de Count Basie, The Atomic Mr. Basie o el que dedicado a la época dorada del swing de las grandes big bands de Glen Miller, Count Basie o Ellington, estrenado en el Auditorio Maestro Padilla el 22 de abril de 2018.

Además es escritor e investigador académico vinculado al Royal Birmingham Conservatoire (Reino Unido). Ha publicado artículos e impartido conferencias en el Reino Unido y Europa y muchos de sus textos, incluídos capítulos, han sido editados en colecciones por Routledge y Leuven University Press.

Se estrenó en Clasijazz en febrero de 2015, es habitual de sus jam sessions, y ha tocado como invitado en numerosas ocasiones, entre otras junto a Lee Konitz. Cuando sus compromisos profesionales se lo permiten desarrolla proyectos como, por ejemplo, el admirable Mike Fletcher Quintet junto a Julián Sánchez, Albert Cirera, Bori Albero y Ramón Prats.

Pablo Mazuecos (piano)

Pablo Mazuecos (Almería, 1979) Poseído por la música aún antes de echar los dientes —dicen que nacieron teclas en su lugar—, se define como pasional amante de la música. Licenciado en Económicas, su pasión le llevó a graduarse en el Real Conservatorio de Música de Almería en la especialidad de piano. Recibió consejos de los pianistas Pierre Marie Van Caengemen o Javier Herreros, y siguió cursos con Tamas Vesmas o Juan José Pérez Torrecillas. Influencia clave en su formación y amor por la música fue su primer profesor, ya fallecido, Luis Gázquez Abad. Siguió cursos de jazz (VI Seminario de Jazz, Foro de Profesores impartido por la Juilliard School of Music…) y clases de pianistas como Fabio Miano o Juan Galiardo, y de modo propio un inabarcable turbión de consejos que su avidez de esponja absorbía con inaudita voracidad: basta oirle tocar el piano para advertir la cuantía y variedad de sus recursos.

En el ámbito de la música clásica ha dado infinidad de recitales con diferentes agrupaciones camerísticas —Cuarteto Indalo, Camerata Indálica—, colaborado con la Orquesta Ciudad de Almería (Amor Brujo de Falla, Concierto para clarinete, arpa y piano de Aaron Copland o Stabat Mater de Pergolesi o Concierto para piano y quinteto de Howard Brubeck), con la Banda Municipal de Almería en conciertos clásicos y de jazz (Symphonic Jazz Suite de Brescriscutto).

Su amor por la canción le ha llevado a realizar un amplio abanico del repertorio del lieder como la integral de Mozart o los de Alma Mahler, con especial atención a los de compositores como Schubert y Schumann. Además ha acompañado a diferentes cantantes, entre otros, las sopranos Cristina Bayón, María Jesús García, Noemí Pérez, Mayte Ordaz o a Luis María Paccetti. Y en la actualidad continúa acompañando a grandes voces de la lírica nacional, entre otros, al barítono José Julián Frontal o a la mezzosoprano Magdalena Llamas junto a quien realizó en 2014 uno de sus más relevantes conciertos, inaugurando el ciclo de música de la prestigiosa universidad de Alcalá de Henares. Y en el campo de la ópera organizó y acompañó en 2013 la producción de Don Giovanni de Mozart dirigida por Curro Carreres, uno de los grandes de la dirección escénica española.

Y proyecto colosal, titánico se diría, es en el que anda sumido: la interpretación de la integral de la obra de W. A. Mozart y cuyo cumplimiento ocupará, al menos, diez años.

Su pasión y dedicación por otras músicas como el jazz lo han llevado a tocar con grandes figuras como Jorge Pardo, David Pastor, Perico Sambeat, Ramon Cardo, Joaquín Chacón, Alfons Carrascosa, Francis Posé, Tomás Merlo, Francisco Blanco ‘Latino’, Tony Belenguer, y un interminable etcétera.

Formó parte de la Ual Jazz Band con la que participó en el XXI Festival de Jazz de San Juan Evangelista de Madrid (2002), mantuvo el cuarteto estable de hard bop con influencias danesas González/Mazuecos/Morente/Mortensen. Es director musical de la Dixieland Clasijazz,

Es miembro de la Clasijazz Big Band, con la que se han llevado a cabo, desde su creacción en 2010, programas de altura como Concierto Sacro de Ellington, Creaciones propias, estrenado justo en el V Aniversario de la banda, Epitaph de Charles Mingus, o realizado junto al maestro Lee Kontiz, por citar algunos. Codirigió con Bori Albero la Clasijazz Big Band Swing & Funk, de la que en la actualidad es director titular el saxofonista Mike Fletcher,

Trabajó en el Conservatorio Profesional de Danza de Almería durante cinco años, creando además músicas propias para coreografías. En la actualidad es profesor pianista acompañante de canto en el Real Conservatorio Profesional de Música de Almería.

Pasional amante de la música, su querencia le llevó a fundar en 2003 Clasijazz o, si quieren, la Fundación Indaliana para la Música y las Artes (FIMA), activista infatigable, promotor de las más osadas aventuras, dispuesto a afrontar cualquier música —música solo hay una— desde ámbitos tan, en apariencia, distantes como la clásica, el bolero, el jazz, la bossa, o la música experimental de libre interpretación. Conversador pertinaz los afters mudan en una suerte de aula callejera donde los límites los pone la estrechura del reloj. Y a uno se le antoja que tiene el corazón partío entre Schubert y Bill Evans.

La Fundación Indaliana para la Música y las Artes, de la que Pablo es indicutible alma mater, recoje todo un complejo cultural autosuficiente que alberga un club de música clásica y jazz donde actúan artistas internacionales, mantiene una orquesta sinfónica residente, tres big bands —Clasijazz Big Band, Clasijazz Big Band Swing & Funk y Little Clasijazz— y realiza una protéica labor de difusión cultural por todos los rincones de la geografía nacional y cuyo modelo de financiación y la trascencia de programación y dirección artistica es en la actualidad referente y fuente de inspiración para numerosos colectivos internacionales.

En íntimo contacto con músicos nórdicos, con quienes colabora con frecuencia, y se lleva a cabo el interesante ciclo JazzDenmark, es responsable de organizar el Ciclo de Conciertos Internacionales, su persistencia —capaz de meter al diablo en misa mayor— ha conducido hasta esta sala a figuras como Eric Alexander, Ignacio Berroa, Joe Lovano, Grant Stewart, Pierre Dørge, Enrico Pieranunzi, Martin Andersen, Joe Magnarelli, Perico Sambeat, Jim Rotondi, Dorantes, Diego Amador, Kenny Werner, Barry Harris, Lee Konitz, Gary Bartz, Brad Mehldau, Fred Hersch, Sheila Jordan o Benny Golson, por citar solo a algunas leyendas.

Además organizó el Festival Internacional de Niños, Jóvenes y no tan jóvenes durante todas sus ediciones creando en 2011 la Orquesta Joven Nacional de Jazz de España (Joven Big Band Nacional de España).

Don Sheppard (contrabajo)

Dan Sheppard nació en la localidad inglesa de Lyme Regis, cercana a Dorset, pero creció en Porstmouth. En 1994 se trasladó a Brighton atraído por la actividad musical de la ciudad. Se inicó en el jazz muy joven gracias a la gran colección de vinilos de sus padres y de modo especial con el mítico álbum de Miles Davis King of Blue, lo que le llevó a interesarse por los diversos estilos del jazz como el swing, el be bop o el hard bop.

Comenzó tocando el piano, la guitarra y el bajo y pronto formó parte de bandas juveniles que interpretaban música de formaciones como Lep Zeppelin o AC/DC encargándose del bajo eléctrico. Interesado por el instrumento comenzó a estudiar líneas de bajo de grupos como The Cure o Red Hot Chilli Peppers. Descubrió al legendario bajista Jaco Pastorius y su pasión por el instrumento creció. El paso definitivo al contrabajo le llegó atraído por los célebres maestros del instrumento Oscar Pettiford y Ray Brown.

Instalado en Brighton en 1994, perfeccionó su técnica muiscal con la banda Rockin and Rhythm de dicha ciudad, iniciando una intensa carrera durante los últimos 25 años como contrabrajista habitual en la escena jazzística del Reino Unido. Pronto colaboró con destacados músicos como Alan Barnes, Bobby Wellins, Jon Etheridge o Jim Mullen, entre otros. Después le ofrecieron una residencia en el club londinense Ronnie Scott’s con la banda estadounidense de Little Jimmy Scott. Desde entonces, ha grabado con Bobby Durham (baterista de Oscar Peterson) y participa en sesiones con una gran diversidad de músicos.

En la actualidad es habitual de la escena londinense donde toca con músicos como Nigel Price, Steve Fishwick o la cantante Sara Oschlag, entre otros muchos y se presenta con regularidad en escenarios como The Paris House o The Hand in Hand de Brighton.

Además dirige The Jazz Agency, una agencia local de música en vivo que ofrece bandas de jazz para todo tipo de eventos.

Miguel Canale (batería)

Miguel Canale (Montevideo, Uruguay, 1965): Batería, percusión. Su primer contacto con el instrumento ocurre a los 3 años. En breve, este “juguete” se convierte en su preferido y de allí en más, los tambores serán compañeros inseparables.

Durante su período universitario, colabora con varios solistas y grupos de fusión en los cuales el “candombe” (ritmo popular afro-uruguayo) y la “murga” (prima hermana de la chirigota gaditana) constituyen la base rítmica.

La proximidad de su tierra con el Brasil y sus repetidos viajes a las diferentes regiones de este país determinaron su especial predilección e interés por esta música.

Su formación ha sido siempre autodidacta e incluye un vasto numero de workshops y masterclasses con grandes profesionales del instrumento: Jorge Rossy, Ignacio Berroa, Salvador Niebla, Ramón Prats, Martin Andersen y Gonzalo del Val entre otros.

Es su condición de arquitecto la que en el 2004 lo lleva hasta Almería, donde hoy trabaja como diseñador en su propia firma.

En 2006 y recién formado, el grupo de bossa nova y música popular brasileña Color Brasil (García-Granados-Balastegui-Sorensen) le brinda la oportunidad de reencontrarse con el instrumento y estrenarse en la escena local.

Ya con Clasijazz como punto de encuentro comienza a interactuar con otros músicos y participar en diferentes grupos: Fugazz Quartet, Andrew McNicholas (varios) y Luis Sánchez, Pepe Viciana (varios), Pablo Mazuecos (varios) y Diego Cruz quinteto entre otros

Hoy y como parte de la sección rítimica del club, junto a Mazuecos y Bori Albero, ha acompañado numerosas voces solistas y formado parte de proyectos jazzísticos junto Antonio Gómez, Antonio González y Mike Fletcher. Y crucial es su labor en el desarrollo del ciclo Un artista o un disco puesto a punto por Clasijazz Quintet del que forma parte.

© José Santiago Lardón ‘Santi’ (Marzo, 2020)

Related posts

Post a Comment