Scroll to top
en es

X Trance.«Pura raza mestiza»


José Santiago Lardón - 28 enero, 2023 - 0 comments

X Trance

Julián Sánchez (trompeta, fiscorno, efectos) Miguel de Gemma (saxos) Tony Molina (guitarra eléctrica) Dani Lévy (bajo eléctrico)

Zeque Olmo (batería) Jesús Santiago (percusión)

lasijazz. Salón Principal. Viernes, 10 de febrero de 2023. 22:00 H

X Trance. «Pura raza mestiza»

Cuando escucho la palabra pureza referida a una persona o a cualquiera de sus expresiones —sean artísticas, emocionales o de mera comunicación—, me viene de inmediato a la memoria la delirante y reveladora secuencia de una película de Douglas Sirk. En el transcurso de un diálogo cargado de ironía, una familia tocada por el halo victoriano del bienestar bien pensante se plantea desprenderse de un pobre chucho mestizo para sustituirlo por dos relamidos caniches con mucho pedigrí. Entonces la hija menor lo abraza y argumenta en su defensa: ¡Sí que es de raza! ¡Es pura raza mestiza!

El jazz, como tantas expresiones artísticas, siempre fue música de mestizaje —término más apropiado que fusion—. Nada que lo que venga de New Orleans es puro, y tratándose de la vieja ciudad del delta del Misisipi el primer jazz ya resultaba una mezcla compleja… Impuro de nacimiento, lo fue cada vez más a lo largo de su evolución. Su relato está marcado por el mestizaje musical. En su origen mostró su capacidad para asimilar las formas primitivas de los esclavos africanos trasladados a América. Privados de libertad, de su propia lengua hubieron de crear un código expresivo para transmitir sus deseos y emociones dando lugar a lo que se denomina protohistoria del jazz —work songs, huller…—, luego el góspel de las iglesias, los espirituales con su singular estructura de llamada y respuesta y una especial relación con el tiempo y el ritmo que se mantendrá en mayor o menor medida a lo largo de su historia. Desde el principio en el jazz se concitaban muchas tradiciones musicales, desde esas manifestaciones primitivas, al blues, la música de las iglesias a la de las marchas militares, habituales en New Orleans.

El jazz supo aprovechar lo que tenía a mano, entonces, y sigue haciéndolo en un proteico y enriquecedor trasvases de ideas: hot, bebop, cool, harbob y desde la década de 1970 con todo un abanico de mestizajes con otros lenguajes: canciones populares, rock, música clásica, tango, son cubano, música brasileña, conservando incluso en su forma más pretendidamente pura vestigios de todos esos posos. Es el lenguaje más glorioso entre los híbridos. Pura raza mestiza.

Sirva esta breve circunloquio a modo de presentación de un proyecto cien por cien granadino que bajo la denominación de X Trance reúne a algunos de los música más jóvenes y emergentes de la escena del jazz y la música instrumental: Julián Sánchez (trompeta, fiscorno, efectos) Miguel de Gemma (saxos) Toni Molina (guitarra eléctrica) Dani Lévy (bajo eléctrico) Zeque Olmo (batería) y Jesús Santiago (percusión)

Su objetivo es desarrollar la faceta un poco más experimental del jazz y las músicas improvisadas. Con música original e inspirada en los míticos discos de Miles Davis como Bitches Brew, At the Corner o Water Babies, sin olvidar otras influencias musicales derivadas de la música brasileña como las de Hermeto Pascoal o del jazz más contemporáneo, como por ejemplo Nicholas Payton & Sonic Trance (Warner, 2003).

Un concepto de electric band en el que destaca el fortísimo componente rítmico y el uso de efectos como delays, wha wha, distorsiones, etc.

Julián Sánchez (trompeta, fiscorno, efectos)

Julián Sánchez Carballo (Huétor Vega, Granada, 1980). Trompetista, educador y compositor. La música siempre estuvo presente en su hogar de la mano de su padre. A los nueve años y estando en el seno de la banda de música de su pueblo natal, su tío Luis le regaló unas grabaciones de Benny Carter, Roy Eldridge y Charlie Parker. Desde entonces se sumergió en el jazz compartiendo afición con colegas de Graná y aprendiendo con músicos que vivían allá —como los trompetistas Eric Sánchez y David Defries, el saxofonista Paul Stocker o el flautista Fernando Wilhelmi—, a la par que cursaba estudios de música clásica en el Conservatorio Superior de Música de Granada y de Magisterio Musical en la Universidad de dicha ciudad.

De este modo, andando el tiempo, su pasión y amor por la improvisación y el jazz fueron in crescendo y en 2001 la urgencia de nuevos horizontes musicales le empujó a Barcelona. Allí obtuvo el título Superior de Trompeta Jazz por la ESMUC (Escuela Superior de Música de Catalunya) pero, sobre todo, encontró el ambiente propicio y un alto nivel musical entre compañeros de los que aún sigue aprendiendo, colaborando y disfrutando de la hondura de la comunión musical. Esta estadía en la ciudad condal supuso un nuevo step en su carrera y le facilitó tocar y grabar con grandes músicos tanto de la escena del jazz  y otras músicas improvisadas como del flamenco que por aquel entonces merodeaban por Barcelona, tanto con grandes maestros, entre otros, Perico Sambeat, Jorge Rossy, Horacio Fumero, Joan Monné, Lluís Vidal, Dani Pérez, Chano Domínguez, Jorge Pardo, Joan Albert Amargós, Agustí Fernández, David Murray, Axel Dörner, como con grandes compañeros: Enrique Oliver, Javier Galiana, Ernesto Aurignac, Ramón Prats, Albert Cirera, Pedro Cortejosa, entre otros muchos grandísimos.

Continuó su formación en Nueva York, a donde viajó por primera vez becado por la Generalitat de Catalunya y la Junta de Andalucía y a donde ha viajado periódicamente para impregnarse de las enseñanzas referentes de la trompeta de la escena jazzística internacional como Joe Magnarelli, Peter Evans, Tony Malaby, Ralph Alessi, Ingrid Jensen o Avishai Cohen, así como de los pianistas Kris Davis o Mike Kanan o el saxofonista Ralph Alessi, entre otros.

En 2008 resultó ganador del II Certamen Internacional de Solistas de Alcañiz (Teruel), entre casi un centenar de trabajos, con la maqueta presentada bajo el lema de deliglauco.

Fue seleccionado por el Aecid (Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo) para participar en el Jazz In Quito 2010 (Ecuador), en el SXSW [South by Southwest] de Austin (Texas), así como en National Arts Festival de Grahamstown (Sudáfrica).

Se ha presentado en importantes festivales de jazz nacionales e internacionales, entre otros, North Sea Jazz Festival, Groningen, Cheltenham, Vienne, Niza,Varsovia, San Sebastián, Cádiz, Sevilla, Voll-Dam Jazz Festival de Barcelona, Terrasa, Madrid o Jazz en la Costa (Almuñécar, Granada), así como en salas y clubes de referencia, incluidos algunos de los más señalados entre los neoyorquinos, incluido el celebérrimo Carnegie Hall.

Desde 2018 ha vivido en Joao Pesso, capital del estado de Paraíba (Nordeste de Brasil), donde colabora y toca con la orquesta Spok Frevo del maestro y saxofonista Inaldo Cavalcante de Albuquerque (más conocido como Spok), el Quinteto de Corda de Paraíba o el acordeonista Helinho Medeiros y es profesor de improvisación y trompeta del PRIMA (Programa de Inclusión Social a través de la Música y las Artes).

Posee una grande experiencia como músico de sección en grandes formaciones y big bands, como por ejemplo: BAb (Big Acosutic Bad) de Alfons Carrascosa, Big Band de Terrassa, Barcelona Jazz Orquestra, Big Band de Cádiz, Perico Sambeat Big Band, Big Band de Andalucía, Clasijazz Big Band (Almería), Latin Big Band de Barcelona, y The Voodo Children Collective de Toni Vaquér.

Su amplia labor como docente avalan su gran experiencia como buen comunicador en la enseñanza, ejerciendo de profesor de iniciación al jazz e improvisación en numerosos cursos; de trompeta y combo en los Conservatorios Superiores del Liceo de Barcelona y ‘Joaquín Rodrigo’ de Valencia; de trompeta, combo, armonía y director de big band en el CAMM ‘Maestro Puyana’ (Centro de Artes y Música de Málaga), así como en numerosos workshops, cursos y seminarios. Además ha impartido cursos oficiales de Improvisación para profesores del CEP (Centro de Profesorado) de Andalucía, en el Conservatorio Superior de Jaén y en las Universidades de Almería y Granada.

*

Su insondable sentido musical y su poderosa energía —siempre al servicio de la comunicación entre la música y las personas—, le ha llevado a formar parte de grandes proyectos nacionales e internacionales tanto a nivel discográfico como en giras y conciertos junto a relevantes artistas como Chano Domínguez (New Flamenco Sound), Perico Sambeat (Voces y Flamenco Big Band ambos publicados por el sello Verve), Bruce Barth, Dave Santoro y Rudy Royston, Jorge Pardo, Rubem Dantas, Nou Nonet de Joan Monné, Horacio Fumero Trio, Jorge Rossy, Paul Stocker, Samuel Torres, Dick Oatts, Bob Mintzer, Enrique Oliver Quintet, Ramón Cardo, Toni Belenguer, Tomasito, ‘El Piraña’, Mario Rossy, Sonora Big Band de Cádiz, Pedro Cortejosa Septet, Juan Galiardo, Sergio Pamies Grupo, La Canalla, Javier Ruibal, Miguel Poveda, Michael Tomas, entre otros, colaborando en una larga veintena de álbumes.

Al margen de su labor como solicitado sideman, manifiesta su gran compromiso con la música a través de la composición y creación de proyectos propios como Sánchez y Galiana Dúo en coliderazgo con el pianista Javier Galiana y cuya producción discográfica alcanza ya tres volúmenes publicados por el sello Nómada 57 de Barcelona: Aires I (2009), Aires II (2011) —en colaboración con el cuarteto de cuerda Murillo— y Aires III (2016); el cuarteto de orientación free Sindicato Ornette —con al saxo alto malagueño Ernesto Aurignac, el contrabajista argentino Paco Weth y el baterísta catalán Ramón Prats— con el que publicó el concierto en directo Live at Clasijazz (Clasijazz Records, 2010); Parkeland Nonet (álbum homónimo publicado por Sedajazz Records), el colectivo barcelonés Free Art Ensemble (FAE) que aglutina grandes músicos emergentes de la actualidad del jazz nacional herederos del legado free de los 60 y la libre improvisación con registros discográficos como Free Art Ensemble + Agustí Fernández (Discordian Records, 2012) y Cap de toro (Discordian Records, 2015)  y en la misma línea el trío FAT (Free Art Three) junto a los también trompetistas Iván González y Pol Padrós y la colaboración de músicos como Markus Breuss, David Defries, Ildefons Alonso, Albert Cirera, Nate Wooley o Valentin Murillo, entre otros, el New Quartet —con Marco Mezquida, Bori Albero e Ivo Sans— registrando los álbumes Julián Sánchez New Quartet (2015) y Jamboree Live 3 (2017), la  banda Tumbando a Monk, sexteto de jazz latino que rinde tributo al legendario pianista Thelonious Monk —álbum Abriendo el Thelonious (Rizoma, 2015), entre otros trabajos y colaboraciones, con artistas de la talla de Ernesto Aurignac, Pedro Cortejosa o su reciente colaboración con la violinista y performer malagueña Luz Prado, recogida en el álbum One, Two, Free Fall (Underpool, 2017 con composiciones propias) y presentado en Clasijazz en junio de 2018.

Brazulada es su reciente, impresionante e imaginativo proyecto fruto de sus habituales estancias musicales y emocionales en João Pesoa, capital del Paraíba, estado del nordeste brasileño y plasmado en el álbum Samba Luiza: música plena de pasión, imaginación, danza, improvisación, la inmanencia del instante y los aportes de quienes le acompañaron, una caterva de aguerridos músicos, compañeros afines tanto en lo musical y como en lo vital y todos ellos queridos y bien conocidos en Clasijazz: Enrique Oliver, Valentín Murillo, Fernando Brox, Javier Galiana, Joan Masana, David León y Jesús Santiago. El álbum se presentó en Clasijazz en noviembre de 2021.

Su espectacular arreglo bajo el nombre de Ravelio del 1º movimiento Allegro Moderato (Très doux) del Cuarteto para cuerdas en fa mayor de Maurice Ravel estrenado junto a la Clasijazz Big Band en el Auditorio Municipal Maestro Padilla de Almería es algo fuera de lo común.

Y señalar, además, su colaboración con artistas de otros ámbitos musicales, como por ejemplo, en el excelente y premiado Coplas del querer (Universal, 2009) del cantaor Miguel Poveda, donde su oficio y versatilidad queda manifiesta con solo oir “Vente tú conmigo”, copla que abre el primer Cd, así como la segunda “Ojos verdes” y sucesivamente, en un fértil diálogo con la violinista Olvido Lanza.

Considerado en la actualidad como uno de los trompetistas más destacados de la escena jazzística europea, sobresalen valores como su depurada técnica, su condición de intérprete pasional y sobre todo el de ser un investigador nato de nuevas sonoridades. Su afán e inquietud le llevan a ahondar en territorios musicales de la más diversa adscripción, desde manifestaciones del free más radical, la libre improvisación o las sonoridades de su Brasil querido, ese territorio de promisión musical infinita que recientemente transita… hasta el jazz más clásico: valga recordar su intervención en el sentido tributo al álbum Clifford Brown with Strings puesto en escena en Clasijazz en julio de 2019, con dirección y transcripción de Duccio Bertini, la sección de cuerda de la Orquesta Sinfónica Fima y cuarteto de jazz y que fue retransmitido on line la noche del sábado 3 de abril de 2021.

Más información del evento en el enlace:

https://clasijazz.com/clifford-brown-with-strings-swinging-strings-for-trumpet/

El trompetista Julián Sánchez es como uno más de la casa y lo es desde sus orígenes. Recientemente lo hemos tenido como miembro indesmayable de la Clasijazz Big Band Profesional, a la que contribuyó además con el portentoso proyecto de composiciones propias Spiritual Jazz, en el que asumió el novedoso y revolucionario rol de conductor, presentado en concierto el 4 de abril de 2021.

https://clasijazz.com/clasijazz-big-band-profesional-conducida-por-julian-sanchez-mas-alla-libertad-de-espiritu/

Miguel de Gemma (saxo soprano y alto)

Miguel de Gemma (Granada) —o Miguel Fernández— inició sus estudios musicales a los seis años en la Escuela de Música Amati de Granada, donde consiguió el certificado del Initial Level of The Trinity College Academy of London en saxofón y piano. Al mismo tiempo entró en contacto con la música moderna de manos del saxofonista cubano Nardi Castellini y el trompetista inglés David Defries con quien continuó trabajando hasta la actualidad en The New Gutbucket Academy. Su formación continuó en el Aula de Música Moderna de Barcelona y en numerosas masterclass y seminarios impartidos con músicos como Aaron Goldberg, Bobby Hutcherson, Perico Sambeat o Llibert Fortuny. De gran importancia fue el intensivo trabajo que realizó durante un año con Ernesto Aurignac.

Goza de una amplia experiencia internacional tocando en Londres con Frank Williams, Richard Bailey y Winston Dellandro; en Dakar y Saint-Louis (Senegal) con Papa Assise, NGam Diarra, Efraiyim Ouedraogo y Mama Sadio y en San Francisco y Nueva York con Steve Leeds, Chris White III e Itamar Saphira entre otros.

En España ha trabajado con multitud de músicos de la escena jazzística entre los que cabe destacar a Jorge Pardo, Julián Sánchez, Enrique Oliver, Juanma Nieto, Sergio Díaz o Dimitri Skidanov. Es frecuente en los clubs de jazz de todo el territorio nacional y ha participado en numerosos festivales de jazz, entre otros Festival del Lago, Jazztedigo o el Festival Internacional de Jazz de Granada.

Ha trabajado con formaciones como Phisqa, Astronota, Eronoel, con Leonore Hollauf, Flowin Project o La Blasa, con la que estrenó el disco En Vivo en el festival de jazz de Atarfe, Jazz en el Lago, en la edición de 2016

De la mano de su maestro el trompetista británico David Defries, ha llevado a cabo búsquedas en tres direcciones: hacia las armonías, los ritmos y los timbres originarios de distintas épocas y lugares que atrajeron su curiosidad musical y su propia forma de entender la música para crear una expresión personal que se ubica entre el concepto del jazz y las músicas meridionales en un completo y rico sincretismo inspirado por la filosofía global de la escuela de Defries.

Toni Molina (guitarra eléctrica)

Tony Molina Moya (Granada). Inició su carrera como guitarrista en la escena local de blues de Granada.

Entre 2010 y 2016 residió en Holanda donde estudió guitarra de jazz y composición cinematográfica en el Conservatorio de Ámsterdam.

Guitarrista de estilo ecléctico y polivalente, su versatilidad le ha permitido formar parte de diversos y distintos proyectos musicales adscritos a estilos como rock, jazz, blues, folk o fusión como Elemento Deserto, El Osombroso y Sonriente Folk de las Badlands, Supertrawler, Julian Schneemann Group o El Oso y sus Sabandijas, entre otros.

Lidera su grupo Tony Molina Trío junto al bajista Aakash Ganguly y el baterista Premjit Dutta, con el que interpreta un repertorio que combina composiciones originales con algunas de las mejores opciones del repertorio estándar de jazz en un estilo muy abierto, divertido y contemporáneo, donde la improvisación dicta el ambiente desde el principio hasta el final.

Ha recibido importantes premios, entre otros, primer premio en el Sena Young Talent Guitar Award (2015), el galardón más prestigioso otorgado a guitarristas en los Países Bajos y en febrero de 2022 el segundo premio en el concurso internacional UNISA Jazz Strings Competition (Sudáfrica).

Compuso la banda sonora de Grijs Is Ook Een Kleur, cortometraje holandés premiado con un Óscar estudiantil en 2017.

Además en su faceta como educador, ha impartido clases en en escuelas como Global Music Institute (India) y Granada Jazz School (España).

Dani Lévy (bajo eléctrico)

Daniel Lévy (Granada). Estudió armonía moderna y bajo eléctrico con diferentes profesores. Inició su formación en Granada con Kiko Aguado y Guillermo Morente. También pasé una temporada en Ámsterdam estudiando la licenciatura de bajo eléctrico jazz en el prestigioso Conservatorium van Amsterdam. Continuó su formación con grandes bajistas como Tomás Merlo, Dani Pozo, Adrián Bartol o Seth Tackaberry.

Con una experiencia profesional como bajista con más de una década ha desarrollado diversos proyectos personales y colaborando como freelance en otros con destacados artistas.

Músico versátil, transita con soltura diferentes estilos musicales desde el blues al jazz experimental, pasando por el pop, el reggae, rock psicodélico y música relacionada con las bandas sonoras, lo que le ha permitido trabajar como artistas como Los Ángeles, Mike Kennedy (Los Bravos), Víctor Lapido, entre otros, presentándose a lo largo de toda la geografía nacional.

Como educador posee una amplia experiencia docente, tanto impartiendo clases particulares para niños y adultos como en escuelas de Granada: Gabba Hey, Escuela Experimental de Música y Escuela Municipal de La Zubia. Su metodología se basa en ofrecer herramientas al alumnado para que comprenda el instrumento y logré un conocimiento profundo del lenguaje musical, trasmitiendo la pasión por la música y el mensaje de que sea cual sea el objetivo nunca deje de disfrutarla.

Zeque Olmo (batería)

Ezequiel Olmo Fernández ‘Zeque’ (Pozoblanco, Córdoba, 1985), percusionista y baterista profesional. Inició su andadura musical a finales de los años 90 en el cuadro flamenco Zambra. En 2000 comenzó a tocar en Sr. Olmo. En 2002 fundó Son de nadie, donde comenzó a desarrollarse en los ritmos de origen caribeño. En 2004 formó parte del grupo granadino Erkorzo con el que ha recorrido gran parte de Europa y Sudamérica. Durante más de diez años es responsable de la jam session’ del Club de groove granadino Boogaclub.

Posee una amplia formación en distintos estilos musicales estudiando con destacados maestros. Estudió la raíz de la percusión con profesores cubanos (Justo Pelladito, José Eladio Amad, José Luis Quintana ‘Changuito’, Yaroldy Abreu, Víctor Pérez Vitico, Yoël Páez, Kiki Ferrer, Yuvisney Aguilar, Ramón González ‘El León’, Yuri Nogueria, ‘Riverón’, Paquito Baeza, Vicens Soler, Joaquín Arteaga o Eric Sánchez, entre otros). Música brasileña y ritmos de Sudamérica como Jaime Nascimento y Crá Ros (ambos de Timbalada); el folklore colombiano con Chongo de Colombia (Bogotá). Música africana con el destacado solista y conocedor del folclore ‘Manden’ Tete Zaldívar. El flamenco con percusionistas como Rubén Dantas, Chema del Estad, Jesús Santiago o ‘Cheyenne’. Batería de diversos estilos —desde le groove al jazz moderno— con Nino Bruno, Pedro Barceló, Miguel Morales o Aldo Clavija.

Además se ha formado en seminarios con figuras como Giovanni Hidalgo, Horacio ‘El Negro’, Luis Conte o Luis Dulzaides.

Con más de 15 años de experiencia profesional ha participado en numerosos y variados proyectos, entre otros, Puchero del Hortelano, Arco (pop andaluz), Los 300 (groove), Cubop (latin jazz y salsa), Palenke (latin jazz, salsa), Tumbatimba (timba cubana), Curare (música brasileña), New Gutbuckets (jazz caribeño), Potato Head Band (jazz tradicional), David Lenker Proyect (fusión jazz Brasil), Yus (jazz groove), Rootdown (acid jazz), Los pilotos (formación paralela a Planetas)

Jesús Santiago (percusión)

Jesús Santiago Rubia (Jaén, 1983). Afincado en Granada desde los dos años, donde creció personal y artísticamente. Desde pequeño, su pasión por la percusión le introdujo en el mundo de la música en el que aún sigue creciendo.

Inició su carrera profesional a los 20 años como miembro del grupo granadino Buri Burá, una de las bandas andaluzas más prestigiosa por su labor de investigación en las raíces del flamenco y su fusión con el pop y la world music. Con este proyecto participó como percusionista en la gira 2004-05. Poco después colaboró como percusionista en un proyecto personal del músico Tony Guerrero, cofundador de la banda granadina Chamaco, colaboración que le permitió formar parte de la banda La Comedia del Gato integrada por cómicos del Club de la Comedia, realizando una extensa gira por teatros de la geografía nacional.

A la par realizó seminarios, talleres y cursos con reputados músicos, entre otros, seminario flamenco José Galicia (2003), de latin Pakito Baeza (2004), de flamenco Rubem Dantas (2006, 2007, 2008), los afrobrasileños Sambeando (2006-2009) y Afrobrasileando (2009). Cursos con los profesores Crá Rosa, Batata y Patinho, taller de compás con David ‘El Gamba’. Cursó además el grado profesional de percusión en el Conservatorio Profesional Ángel Barrios (Granada), y continúa ahondando de forma autodidacta en el campo de la percusión flamenca, latina y brasileña.

En 2004 colaboró con la cantaora Chonchi Heredia en la gira del álbum Daray, uno de los trabajos más relevantes de su carrera, luego en la grabación del tercer disco de Buriburá, y en 2008, y como miembro de la banda La Contra del Bando, intervino en numerosos festivales de reggae, ska o rock. En 2009 tuvo lugar otro hito importante, grabando con percusión de reciclaje una versión de “Niña ahogada en el pozo” incluido en el álbum Omega de Enrique Morente. Y en 2010 participó en la grabación de De un suspiro de la banda Chocolata, con la que sigue colaborando.

En el ámbito docente imparte talleres de percusión flamenca, latina y afrobrasileña durante cuatro años en la Asociación Sambiosis Batucada, así como en la Escuela Zarabande (Huetor Vega, Granada), Escuela Samba da Praça (Zaragoza, 2012) y en el Encuentro Nacional Sambese Quien Pueda (Zaragoza, 2013). También imparte clases de iniciación a la percusión para niños.

A lo largo de su carrera ha colaborado con bandas y artistas como Buriburá, Chamaco, La Comedia del Gato, la cantaora Chonchi Heredia (gira presentación del álbum Daray, 2004), La Contra del Bando, Mais que Nada, Sambiosis AfroBand, así como en la grabación de los álbumes Arena (2009) de Sonido Vegetal y De un suspiro (2010) de Chocolata, entre otros trabajos.

En la actualidad ejerce como percusionista de forma regular con las bandas y artistas Yalhé, Momoama, Bolero Big Band, , Afroband, Astronotas, Confirmation Big Band, Sonido Vegetal, Sambiosis AfroBand, Paréntesis, José ‘El Francés’, Big Band Conservatorio Profesional Ángel Barrios de Granada, Orquesta de Ida y Vuelta, Buriburá, Regando Flores, Dan Ben Lior, Yahle, Nardis Castellini, Chocolata, Compañía Flamenca Chúa Alba o Alba Olmedo & Cia, entre otras.

Nos ha visitado de varias ocasiones con formaciones como Orquesta de Ida y Vuelta, Alba Olmedo & Cia, el trío Las tres pesetas o Brazulada.

© José Santiago Lardón Santi (Febrero, 2023)

Artículos relacionados

kit digital