Scroll to top

La realidad de un sueño: Big Bandarax


José Angel Santiago Lardón - 25 junio, 2015 - 0 comments

Big Bandarax cConcierto debut oficial de la Big Bandarax integrada por jóvenes alumnos y alumnas de la Escuela Municipal de Música de Gádor y la Escuela de Música Martínez Muñoz de Alhama de Almería, dirigida por José Carlos Hernández Jiménez y con la participación de invitados de lujo como son Pablo Mazuecos, Aurelio Muñoz, José Ra Millán, José Diego Sarabia, Juande Marín, Pablo Sánchez —miembros de la Big Band Clasijazz Swing & Funk— y Horacio Cano

La banda cuenta con el apoyo de los ayuntamientos y asociaciones musicales de Alhama de Almería y Gádor.

La grandeza de una big band

«Hay un sinfín de bandas en los colegios y universidades con jóvenes muy preparados que se aplican y quieren convertirse en músicos profesionales, del mismo modo que hay muchísimos músicos muy buenos que se dedican a la enseñanaza de esos jóvenes». Duke Ellington, La música es mi amante: memorias (1973, 2009).

Una big band es mucho más que una gran orquesta, es grande no sólo por el número de intérpretes que la integran, sino por su estructura en secciones —madera, metal, rítmica, incluso cuerdas—, por la existencia de un repertorio que le da sentido y unidad, por sus arreglos, cobrando la figura del arreglista un papel fundamental, junto al director, en muchas ocasiones encarnando esta faceta.

Pero además es grande, de modo especial, por su proyección de futuro, de permanencia, porque una big band es un laboratorio de ideas, un espacio de encuentro y comunicación entre sus miembros, un lugar de aprendizaje y formación, y si me apuran una extensión educativa de la escuela porque la música es la más elevada de las llamadas bellas artes y el jazz una de las más importantes manifestaciones culturales surgidas en el siglo XX.

Desde su época dorada, la era del swing (Fletcher Henderson, Duke Ellintong, Count Basie), pero también después, con el advenimiento del jazz moderno, el bebop (Dizzy Gillespie, Jay McShan), el cool (Woody Herman, Stan Kenton), el hardbop (Oliver Nelson, Mel Lewis), con la llamada tercera vía o corriente (Gunther Schuller), con el free jazz más radical (George Russell, Sun Ra Arkestra), o en sus variantes más contemporáneas y de vanguardia (Vienna Art Orchestra, Carla Bley Jazz Composer`s Orchestra, Maria Schneider),  las big bands han sido instrumentos o vehículos de expresión de las más fecundas creaciones músicales. Grandes compositores y arreglistas han escrito y trazado en las líneas del pentagrama auténticas joyas sonoras equiparables a las de otras grandes formaciones de llamada música culta —léase sinfónicas, ensembles en su apelación más contemporánea, o lo que venga en gana. Y un dato: en su era dorada, swing, la revista Metronome reseñó casi 300 big bands.

Desde Ellington a Bob Mintzer o Anthony Braxton, pasando por Glenn Miller, Benny Goodman, Shorty Rogers, o ese genio malhumorado a veces, entrañable tantas otras, con trazas de oso glotón, que es Charles Mingus, las big bands fueron la voz cantabile de los sueños de grandes creadores, además de fuente de gozo sin límites.

Con las big bands la gente bailaba, saltaba, zapateaba, claqueaba, repiqueteaba con los pies el suelo, porque mal asunto sería si “mientras tocamos la gente no mueve los pies” dijo en cierta ocasión Count Basie. Era también la época de ls batallas de orquestas y de los nuevos bailes de moda: big apple, black bottom, swing, suzy ‘Q’ o el famoso lindy hop, que ya conocerán y cuyas ejecutantes es harto probable que aparezcan por esta sala para jolgorio y desenfreno de todos.

La crisis, el cambio de moda, lo oneroso de su mantenimiento marcó el inicio de su progresivo declive, incluso Count Basie tuvo que renunciar por un tiempo a su aguerida tropa sonora. Y Duke Ellington, allá por la década de 1950, reconoció que perdía dinero.

Sin embargo, a partir de 1980 las big bands recuperan su papel motor en la vida del jazz, tanto como orquestas de repertorio como auténticas escuelas vivas para músicos de todas las edades y estilos. Por ejemplo, en Estados Unidos no existe una universidad que se precie que no tenga la suya, y quien haya paseado por algunos de sus inmensos campus o por sus auditorios habrá tenido ocasión de oir una algarabía de pitos y de seguido el saxo alto de Phil Woods, o el de Lee Konitz, de seguro impartiendo una master class, y sobre todo transmitiendo el copioso peso de la tradición.

En Europa también cundió el ejemplo, aunque no tan vinculadas al ámbito universitario, sino en algunos casos a los pertinentes departamentos del asunto cultural de lo público —ministerios, consejerías, áreas de cultura municipales— y en otros gracias al esfuerzo y tesón de asociaciones culturales y musicales, escuelas de música y otros colectivos. Caso singular es la Orquesta Nacional de Jazz francesa, los Loose Tubes londinenese (en su origen patrocinados por el sindicato de músicos), la Big Band de la Radio TV danesa. Y en España existe la Orquesta Nacional de Jazz (ONJAZZ), dirigida y creada por el baterista Ramón Ferrán en 1999, en torno a FONJAZZ (Fundación Orquesta Nacional de Jazz de España) y cuyo álbum inaugural Jaleos vio la luz en 2009 (Sony), y en 2011 Mujeres en el jazz de venta en la red de Paradores, con el fin de recaudar fondos en la lucha contra la violencia machista. Y son numerosas las localidades o ciudades del ámbito nacional que cuentan con una como la del Taller de Músics de Catalunya, Sedajazz (Sedaví, Valencia), por citar un par de casos entre una inabarcable infinidad.

En Andalucia también son habituales en numerososas localidades como la Asejazz Big Band de Sevilla, la Big Band One de Jaén Jazzy, la AJM de la Asociación de Músicos de Jazz de Málaga, la Ool-Ya-Koo (Granada), la Soberao Jazz (Dos Hermanas, Sevilla).

Y en Almería tuvimos la UAL Jazz Band creada en el curso 2000/2001 —auspiciada por el Aula de Jazz-Aula de Música. Vicerrectorado de Extensión Universitaria y Relaciones Internacionales de la Universidad de Almería— que grabó su primer álbum en el “Johnny” en 2002, integrada por 14 músicos, bajo la batuta de Pepe Viciana, con Isabel López como vocalista, y con el oriente de ser gérmen de una futura big band que no llegó a fructificar. Y hoy mismo, y bajo el amparo de Clasijazz, coexisten en hermoso hermanamiento dos big bands, la hermana mayor nacida en 2010 y recién cumplidos los 5 añitos el pasado mes de abril, y la menina, o formalmente Clasijazz Big Band Swing & Funk, a las que ahora viene a sumarse la recién nacida Bib Bandarax.

¡Y desde el Bajo Andaráx, Big Bandarax!

«Hoy los jóvenes músicos tiene mayor técnica, están obligados a ser mejores que los de antes. En mis tiempos lo principal era que uno encontrara un sonido propio y reconocible». Duke Ellington, La música es mi amante: memorias (1973, 2009).

El Andarax, como saben, es un río cargado de historia milenaria, desde el neólitico sus orillas han sido objeto de asentamiento de múltiples poblaciones y su lecho pasillo por el que transitaron fenicios, griegos, romanos, árabes dejando el poso de un legado cultural de valor incalculable, y sus tierras semillero de riqueza y sustento, desde la minería del siglo XIX, la uva de mesa luego, y después la naranja, transformando un paisaje hóstil y subdesértico en feraz jardín de un verdor incandescente bajo la tórrida luz del sol del verano que recién comienza, gracias al esfuerzo y tesón de sus hombres y mujeres que poseídos por esa intangible pero generadora sabiduría ancestral se empecinaron en una lucha sin tregua para hacer de su entorno lugar habitable y tierra de promisión.

Aguerridos y muy jóvenes hombres y mujeres de Gádor y Alhama de Almería —municipios del Bajo Andaráx, que desde ya quedan inscritos en los anales de ese otro proteico rio que es el Misisipi, el gran padre del jazz— que han osado poner en marcha toda una big band, locura y delirio, pura fantasia de no ser cierto, como tendrán ocasión de comprobar esta noche.

Big Bandarax 1La BIG BANDarax nació en marzo de 2015 y está integrada por jóvenes, muy  jóvenes—sus edades oscilan entre los 7 y 16 años—, músicos y músicas alumnos de la Escuela de Música Martínez y Muñoz de Alhama de Almería y de la Escuela Municipal de Música de Gádor. Ambas escuelas apostaron por la incorporación de la música moderna en sus aulas, poniendo en marcha un Taller de Big Band, con los auspicios de Clasijazz, con el fin de introducir a los alumnos y alumnas en el lenguaje del jazz de una forma innovadora, dinámica y divertida, a la par que desarrollan el conocimiento tanto de su instrumento como de la propia música.

El resultado de esta experiencia, pionera en nuestra en nuestra provincia, y en toda Andalucía, es la Big Bandarax, auténtica banda de jazz, que esta noche debuta en Clasijazz.

Al frente del proyecto se encuentra su joven director, José Carlos Hernández Jiménez, en su doble faceta de músico —trompetista de la Clasijazz Big Band Swing & Funk— y pedagogo —extraordinaria su labor en la Escuela Municipal de Música de Gádor— conocedor de nuevas y creativas metodologías educativas.

Durante este tiempo estos jóvenes han escuchado, visto, bailado, cantado, tocado y disfrutado una música diferente a la que están acostumbrados a interpretar en otros colectivos, enriqueciendo de modo más que notable su aprendizaje, o como afirma eufórico su director: ¡Ha llegado el momento de experimentar con la música!

A lo largo de 8 encuentros tuvieron tiempo para hacer nuevas amistades, compartir la música con su entorno más cercano, ver en directo a tres big bands (en la sede de Clasijazz el pasado mes de mayo), conocer proyectos similares y montar un repertorio variado y complejo que incluye temas de Duke Ellington, Herbie Hancock o John Coltrane, o de películas. “Estos músicos han trabajo muchísimo y espero que hayan disfrutado y aprendido tanto como yo en cada encuentro”, afirma con justificado orgulloso” su director.

La banda cuenta con el apoyo de ayuntamientos y asociaciones musicales de Alhama de Almería y Gádor, y el oriente del incombustible Pablo Mazuecos, alma mater de Clasijazz, asociación que lleva desde 2003 “predicando la palabra del jazz” y que tiene bastante que ver con el desarrollo de proyectos como éste.

Big Bandarax 2

Plantilla Big Bandarax

Flautas: Mari Loli Bisbal, Ángela Fernández, Clara Arcos, Belén Sarycevas, Victoria Robles.

Clarinetes: Juan Navarro, Miguel González.

Saxos: Cristobal Rodríguez, Igor Galdino, Antonio Pardo, Manolo Abad, Ana Parra

Trompetas: José Cristóbal Valverde, Antonio Abad, Lourdes López.

Trombones: Jesús Felices, Antonio Díaz, Jose Cristobal Mazo.

Trompa: Antonio Álvarez.

Bombardino: Emilio Murillo.

Percusión: José Carlos González, Yeray González, José Carlos Herrada, Antonio Gonzálvez.

Músicos invitados: Pablo Mazuecos (p) Juande Marín (sa) Aurelio Muñoz (st) José Ra Millán (st) José Diego Sarabia (tb), Pablo Sánchez (g) Horacio Cano (g, fl, b)

Director: José Carlos Hernández Jiménez


Big Bandarax a

Repertorio

Inside Out (Michael Sweeney*). Composición habitual en el repertorio de numerosas big bands, en especial juveniles.

When yo’re smiling (Larry Shay, Mark Fisher y Joe Goodwin. Arreglos: José Carlos Hernández). Célebre tema popularizado por Louis Armstrong quien lo grabó en 1929, 1932 y 1956, así como por Duke Ellington o Billie Holiday junto a Lester Young y Teddy Wilson en 1938.

C Jam Blues (Duke Ellington) Progresión de blues clásica sobre una melodía de dos notas, grabada por Ellington en 1941, y luego por Charlie Parker, Louis Armstrong, Oscar Peterson o Charles Mingus.

Blue Train (John Coltrane. Arreglos: Michael Sweeny). Tema que da nombre al álbum homónimo de John Coltrane (1957), para muchos el primero auténticamente coltraniano tanto por sus solos como por ser el primero grabado con músicos y temas de su elecc (menos uno todos propios).Blue Train es un blues de rítmica heterogénea con un meláncolico tema de tonalidad menor que cambia a mayor en el primer coro de Coltrane.

Chamaleon (H. Hancock). Tema incluido en el duodécimo álbum de Herbie Hancock, Head Hunters (Columbia, 1973), clave en su carrera y momento decisivo del jazz-funk.

Rock Around the clock (Max Freedman y Jimmy Deknight. Arreglo: Jerry Nowak**). Tema rock de 1952, cuya primera grabación la realizó el grupo italoestadounidense Sonny Day Dae & His Knights, pero popularizado por Bill Haley & His Comets en 1954. Alcanzó el nº 1 en varias listas de ventas en Estados Unidos, Reino Unido y Alemania.

Over the Rainbow (Harold Arlen). Núcleo emocional del film El mago de Oz en la voz de Judy Garland, que no tardó en ser adaptado por importantes bandas como la de Artie Shaw, Glenn Miller o Benny Goodman, y por músicos como Art Tatum, Dave Brubeck, Sonny Rollins, Bud Powell, Ray Charles o Keith Jarrett. Como curiosidad, durante el proceso de montaje la secuencia estuvo a punto de ser descartada porque sucedía en un establo.

The Muppet Show theme (Jim Henson y Sam Pottle. Arreglo: Jerry Nowak). Tema de entrada y salida de la comedia de variedades The Muppet Show emitido por la televisón estadounidense entre 1974 y 1975, plena de canciones, baile, humor negro y parodias.

Información adicional

*Michael Sweeney (1952) Músico, compositor y arreglista estadounidense. Estudió composición y educación musical en Indiana University, y ejerció la docencia en numerosas escuelas públicas a través de programas de jazz y big bands. Conocido por sus arreglos y composiciones para jóvenes instrumentistas y bandas de jazz, con más de 500 obras en su haber, que son interpretadas regularmente en todo el mundo. La ASCAP premió sus obras “Ancient Voices” (1994) e “Imperium” (1992). Muy solicitado como clinics y director honorífico por numerosas bandas y festivales de música.

**Jerry Novak (1936) Músico, compositor, director, profesor  y arreglista estadounidense, autor de más de mil obras, ha ejercido la docencia durante 37 años, de reconocida reputación internacional por sus innovaciones y técnicas de interpetación, ejerciendo en numerosos centros y escuelas de Estados Unidos y Australia. Como director ha dirigido y grabado con numerosas bandas en Nueva York, Filadelfia, Washington o Londres.

Bibliografía básica

  • Joachim E. Berendt, El jazz: desde New Orleans al jazz rock (Madrid, FCE, 1986).
  • Albert McCarthy, Big Band jazz (London, Barrie & Jenkins, 1974)
  • Ted Gioia, Historia del jazz (Madrid, Turner/FCE, 2002)
  • Frank Tirro, Historia del jazz clásico (Madrid, Ma Non Tropo, 2001)
  • Frank Tirro, Historia del jazz moderno (Madrid, Ma Non Tropo, 2001)
  • Duke Ellington, La música es mi vida: memorias (Barcelona, Global Rhythm, 2009).
  • Eillen Southern, Historia de la música negra norteamericana (Madrid, Akal, 2001).

Concierto debut Big Bandarax. Clasijazz, viernes, 26 de junio de 2015. 20:30 H

© José A. Santiago Lardón ‘Santi’ (Almería, 25 de junio de 2015)

Related posts