Impressions

Bruno Calvo Quartet “Outlines” ¡Moving Jazz!

Bruno Calvo Quartet “Outlines”. Bruno Calvo Anillo (trompeta, composición) Ben van Gelder (saxo alto) Giuseppe Romagnoli (contrabajo) Iago Fernández (batería). Clasijazz, jueves, 10 de mayo de 2018. 22:30 H.

¡Moving Jazz!

«Es horrible Miles, esto ya lo estoy tocando mañana». Charlie Parker.

Es motivo de honda satisfacción y justo orgullo el nacimiento de un nuevo proyecto —prefiero el término mensaje, porque eso es lo que nos deja un músico o un escritor o un pintor tras árduas jornadas de esfuerzo y raudales de ilusión. Es el caso de estos jóvenes músicos de procedencia diversa —Andalucía, Galicia, Holanda e Italia, confirmación de la abolición de fronteras—, que se pusieron en contacto en Ámsterdam mientras realizaban el máster en su afamado Conservatorio y emprendieron esta osada y emocionante singladura.

Un mensaje de jazz, esa música que a estas alturas rebasa con creces el estricto contenido del término que, por otra parte, no significa nada. Como un río, como el río de Pascal, cuyas aguas son mudables y diferentes sin perder su condición, las aguas del jazz ha tiempo que desbordaron su primigenia y tímida contención de recién nacido sin perder ni renunciar en modo alguno a su raíz: el blues, la pulsión, la improvisación.

Suele ser lugar habitual, y bastante manido, afirmar que el jazz se ha extraviado como hijo díscolo, que no tiene futuro, que ya no es lo que era. Desde luego, por fortuna, no es lo que era: de ser así habría firmado su acta de defunción. La grandeza del jazz reside precisamente en su continua transformación, en la búsqueda de nuevos horizontes: «No toques lo que ya existe, toca lo que no existe», dijo Miles Davis, acaso el más mudable y camaleónico de todos los cronopios de la historia del jazz.

¿Qué es jazz hoy? —preguntas—, y la respuesta ya la dio Louis Armstrong, otro de los grandes, «no es una música, sino una manera de tocarla», una manera de hacer propia cualquier otra clase de música minimamente decente, incluso la más desvergonzada.

Cuando Bix Beiderbecke, Kind Oliver, el propio Armstrong, Roy Eldridge, Gillespie, Miles o cualquier otro de la nutrida saga de trompetistas que marcaron los destinos del ruido alegre del jazz tocaban, lo que hacian era transmitir un mensaje, expresar un estado de ánimo con un pie anclado en la tradición y el otro a punto de dar un paso en el vacio del futuro, de lo desconocido. A sus mentes acudía un turbión de notas y, sobre todo, de resonancias de canciones oídas en su vida cotidiana, canciones de toda índole que podían emerger con el fulgor instantáneo de un destello en el transcurso de la improvisación.

Entonces el jazz es lo que fue y lo que está sucediendo a cada instante, teñido con el presente, con la cotidianidad del creador, un constante camino al mañana.

Bruno Calvo Quartet

Bruno Calvo Quartet es un proyecto creado recientemente en la ciudad de Ámsterdam (Holanda), integrado por cuatro de los músicos jóvenes con más talento de la escena musical improvisada europea; procedentes de países como Italia, España y Holanda. En los últimos meses la formación ha actuado en importantes escenarios y festivales, entre otros, el prestigioso Bimhuis (Amsterdam) o el Festival InJazz en Lantaren Venster (Rotterdam).

En el mes marzo de 2018 emprendieron una extensa gira de presentación de su primer álbum, Outlines, grabado en febrero y editado por el prestigioso sello Fresh Sound New Talent.

El grupo combina elementos fundamentales de la tradición del jazz como el blues, la improvisación y el fuerte sentido del ritmo con otros elementos estilísticos que van desde el pop a influencias de la música contemporánea.

Su original o inusual composición, sin instrumento própiamente armónico, fuerza a los músicos a cambiar el enfoque interpretativo que tendrían en una banda que incluyese piano o guitarra. Resulta interesante como los vientos —trompeta y saxo— se interrelacionan formando contrapuntos en los que las líneas melódicas se entrelazan, y crean un sonido homogéneo del que emergen modernas armonías, con el concurso y aliento de una enérgica sección rítmica que además de aportar una respiración uniforme vital y moderna introduce infinidad de sutiles colores.

El repertorio contiene en su mayoría, composiciones originales escritas específicamente para la formación, pero suele ser habitual la interpretación de arreglos de estndars de standards jazzístico o de canciones infuenciadas por la música pop u otros estilos musicales.

Outilines (Fresh Sound New Talent, 2018)

El álbum incluye 9 temas, composiciones originales de Bruno Calvo, salvo “Con Alma”, célebre clásico de Dizzy Gillespie.

01.Introduction (Erytheia) / 02. Dolores / 03. Contrast / 04. Luna Bass Intro / 05. Luna /06. Con Alma / 07. Interlude #2 (Kotinoussa) / 08. The Elephant’s Revenge / 09. Candle.

Bruno Calvo Anillo (trompeta)

Bruno Calvo Anillo (Cádiz, 1991). Comenzó a tocar la trompeta a los 5 sños de la mano de su padre, trompetista de profesión. Debido a la gran afición de éste por la música negra americana, Bruno estuvo en contacto con discos y músicos de jazz desde muy temprana edad. Desde los 8 a los 18 años estudió música clásica en el Real Conservatorio Manuel de Falla de Cádiz, a la par que asistió a diversos seminarios y cursos de jazz en los que impartió clases con Joe Magnarelli, Jerry Bergonzi o Dick Oatts entre otros y compartió escenario con los más destacados músicos locales.

A los 18 años decidió irse a estudiar el grado superior en la Escuela Superior de Música de Catalunya (ESMUC, Barcelona) donde estudió con Mireia Farrés, Matthew Simon, Toni Belenguer, Lluís Vidal, Albert Bover y Joan Monné.Finalizados sus estudios en Barcelona se trasladó a Amsterdam, ciudad en la que reside en la actualidad y en cuyo conservatorio termina en 2016 el Máster de trompeta jazz, recibiendo clases de Ruud Breuls, Simon Rigter, Yaniv Nachum, Jasper Blom y Joris Roelofs.

Fuera del ámbito académico ha recibido clases esporádicas de grandes trompetistas como Ambrose Akinmusire, Avishai Cohen, Joe Magnarelli, Terell Stafford, Bobby Shew y Willem van der Vliet.

Mantiene una activa carrera musical con proyectos personales como Bruno Calvo Quartet o Trempera!, además de colaborar como sideman en diversas formaciones estables como BvR Flamenco Big Band, Daahoud Salim Quintet, Tarquim, Lluc Casares Octet RED, así como con una de las más importantes y recientes producciones musicales de jazz en Holanda: New York Round Midnight. Además ha trabajado de forma puntual con formaciones como la Jazz Orchestra of the Concertgebouw, The Gramophone All-Stars o la Andalucía Big Band.

Ha participado en grabaciones de álbumes como Tarquim, Mar Endins (2016); Daahoud Salim Quintet, La Llamada (2016); Lluc Casares, Red (2015); Pablo Martínez Flamenco-Jazz Band, De Madrugada (2015); Life on Mars (2015); BvR Flamenco Big Band, Jaleo Holandés (2014) y Luz de Luna (2017); Dr. Ring Ding Ska-Vaganza, Piping Hot (2012).

Como líder o colíder ha publicado el ya mencionado Outlines (Fresh Sound New Talent, 2018), primer álbum a su nombre que presenta en este concierto y dos álbumes con la banda Trempera! —junto a los catalanes Lluc Casares (saxo tenor y clarinete bajo), Xavi Torres (piano) y Joan Terol (batería) y el contrabajista italiano Giuseppe Romagnoli—, Returns (Trempera Jazz, 2017) y Saturnalia (Berthold, 2018), en el que además participa Sam Herman con textos y recitado, y que fue posible con la dotación concedida tras ganar la competición Records Award convocado por la Keep An Eye Foundation —el premio consistia en la grabación y edición de un álbum. Buscaron un concepto unitario que unificara y dotará de sentido a cada una de las composiciones y lo hallaron precisamente en el nombre que del tema que da título al álbum y que busca inspiración en las festividades celebradas en la Roma clásica en honor al dios Saturno caracterizadas por un desaforado regocijo y la inversión de roles: los amos servían a los esclavos, y que tenían lugar en diciembre, claro antecedente de nuestras navidades.

Y como aquellas festividades o como el propio nombre de la banda, Trempera —en catalán, y castellano, sinónimo de excitación, entusiasmo o placer— la música es un derroche de alegría y vigor.

El origen de la banda se remonta a 2009 cuando Bruno, Lluc, Xavi y Joan se encontraron por vez primera en Barcelona, empezaron a tocar juntos y entre ellos brotó una gran empatía, tanto musical como vital. Luego se reencontraron en Ámsterdam, hasta donde viajaron para realizar un master en el Conservatorio de la ciudad y junto al contrabajista italiano Giuseppe Romagnoli completaron el quinteto. Desde entonces, además del citado premio, han ganado otros cuatro premios Keep An Eye International Jazz Award 2014, dos de ellos en la semifinal internacional que tuvo lugar en el Blue Note: “First Prize” y “Best Soloist”; y los otros dos en la final internacional en el Bimhuis: “Second Prize” y “Best Monk Arragement”. Estas experiencias y reconocimientos le abrieron puertas y horizontes de futuro y, con toda lógica, giras a lo largo de Holanda, Cataluña e Italia.

Bruno Calvo es en la actualidad una de las principales voces emergentes de la música improvisada internacional. Sus raíces musicales se basan principalmente en la música afroamericana. Sin embargo, su sonido personal tiene claros tintes de otros estilos como la música clásica y el flamenco.

En los últimos años ha participado en numerosas y variadas formaciones y proyectos personales que lo han llevado recorrer prestigiosos y a estar en contacto con músicos de renombre. En septiembre de 2017 obtuvo el segundo puesto en la Carmine Caruso Jazz Trumpet Solo Competition (Moscow, Idaho, EEUU), la más importante competición de trompeta  de jazz y que por primera vez en su historia contó con la presencia de un músico europeo.

De su participación en concursos destacan el Keep An Eye International Jazz Award 2014, en el que ganó el 2º premio y tambien el primer premio al Best Monk Arrangement con el grupo Trempera!, que además fue finalista en la Dutch Jazz Competition 2014. Fue ganador del primer y segundo premio en el MeerJazz Festival’s International Big Band Competition con la BvR Flamenco Big Band (edición de 2014 y 2015 respectivamente), con la que tambien ganó el Keep and Eye Jazz Awards “The Records” 2015. Recientemente ganó el primer premio en el Concurso de grupos del Festival de Jazz de Getxo 2016 con Daahoud Salim Quintet y con la banda Trempera! Keep an Eye Jazz Awards “The Records” 2016.

Ben van Gelder (saxo alto)

Ben van Gelder (Groninga, Holanda, 1988). Virtuoso saxo alto y compositor con una visión musical contemporánea. Destacados músicos y críticos han resaltado su personal sonoridad y originalidad como compositor e improvisador, así como su integridad artística. Su música, arraigada en la tradición, persigue nuevos senderos expresivos y se distingue por su particular mezcla de «lirismo, energía, elegancia y ritmo». Su lenguaje —según Tim Sprangers, Volkskrant— «es fluido, claro, controlado y extendido con un bello matiz y enorme personalidad».

Pese a su juventud, ha actuado a lo largo y ancho del planeta con variadas formaciones. Cuando no está de gira, ensaya y compone acrecentando su capacidad expresiva.

Creció en el seno de una familia apasionada por la música, —su padre era copropietario de la tienda de discos Swingmaster y su madre tenía formación clásica, — razón por la que desde temprana edad decidiera seguir el sendero de orfeo. A los 11 años comenzó a tocar el saxo alto, estudiando con los célebres saxofonistas holandeses Simon Rigter y Benjamin Herman.

Estudió en el Conservatory of Amsterdam donde estudió bajo la tutela de Ferdinand Poveland, Dick Oatts, Jasper Blom y Albert Beltman.a la par que empezó a tocar de forma regular con destacados músicos holandeses actuando en prestigiosos escenarios como el Bimhuis (Ámsterdam) o en el North Sea Jazz Festival (Rotterman), en 2003, con el grupo del contrabajista Joris Teepe, dirigente del Norh Netherlands Conservatory. Formó un dúo con su hermano mayor, el pianista Gideon, y ganaron el primer premio y el premio del público en la Princess Christina Jazz Competition de 2004.

En 2005 fue el segundo europeo en recibir la Stan Getz/Clifford Brown Fellowship, el premio más importante concedido por la IAJE (International Association for Jazz Education) y la NFAA (National Foundation for the Advancement of the Arts).

En 2006 se trasladó a Nueva York para completar su formación musical y estudios académicos en New School for Jazz and Contemporary Music, donde recibió clases de leyendas como Lee Konitz, George Coleman, George Garzone, Jimmy Halperin y Mark Turner. Durante sus tres años de estancia en la ciudad tocó o grabó con destacados músicos del jazz contemporáneo, entre otros, David Binney, Ambrose Akinmusire, Nasheeet Waits, Mark Turner, Aaron Parks, John Escreet, Ben Street, Thomas Morgan y Rodney Green, actuando en prestigiosos escenarios y clubes neoyorquinos.

En 2007 ganó el prestigioso Deloitte Jazz Award —dotado con 20.000 €— cuya final tuvo lugar en el Bimhuis. Volvió a Nueva York, actuando en clubes como 55 Bar, Smalls o The Jazz Gallery, junto a destacados músicos como David Binney, Ari Hoenig, Adam Rogers, Jean-Michel Pilc y James Genus, entre otros. Al poco formó un quinteto con el pianista Aaron Parks, del que formaban parte emergentes figuras del jazz internacional y con el que que realizó numerosas giras. Ese mismo año se presentó con el citado quinteto en The Jazz Gallery, —centro neurálgico del jazz de vanguardia neoyorquino y por el que desfilan los más creativos improvisadores de la escena actual—. La actuación marcó el principio de una intensa relación con el club en el que ha tenido ocasión de experimentar con diferentes grupos y repertorios.

A mediados de 2010 se trasladó temporalmente a Ámsterdam para estudiar historia del arte y musica, viajando regularmente a Nueva York, a la par que preparaba material para su primera grabación como líder.

El álbum, Frame of Reference (BvG, 2011), contó con su quinteto integrado por destacados músicos: Aaron Parks (piano), Rick Rosato (contrabajo), Craig Weinrib (batería) y Peter Schlamb (vibráfono) y la colaboración del trompetista Ambrose Akinmusire, Corey King (trombón) y Kyle Wilson (saxo tenor). Incluye composiciones originales y clásicos de John Coltrane y Thelonious Monk y es una profunda investigación en la tradición del jazz pero interpretada con un acercamiento original a diversas influencias contemporáneas en un afán de búsqueda de nuevas exploraciones armónicas con el resultado de una música de armonías complejas pero de gran lirismo. Se presentó en el Bimhuis de Ámserdam y en gira por Canadá, Estados Unidos y Europa, y recibió elogiosas críticas: NRC Handelsblad se refirió a él como «La joven sorpresa del jazz holandés».

Fue miembro de The More Socially Relevant Jazz Music Ensemble del guitarrista Reinier Baas participando en su segundo álbum Mostly Improvised Instrumental Indie Music (2012).

En 2013, de nuevo en Nueva York, preparó su segundo álbum, Reprise (Pirouet, 2013), junto a su habitual quinteto y la colaboración del saxofonista Mark Tuner y el contrabajista Ben Street, con similiar acogida crítica. Recibió 5 estrellas de De Volkskrant, en cuya reseña se dice que «las intrigantes composiciones, la mayoría propias, profundizan en el be bop. Cada nota, cada motivo, cada tema va directo al blanco,  golpea el corazón».

El 15 de septiembre de 2014 intervino en las semifinales del Thelonius Monk International Jazz Saxophone Competition (Washington) y el 20 inició en Munich la gira europea de presentación del nuevo álbum junto a su quinteto más el guitarrista Reinier Baas. Y en julio de 2014 se presentó con su quinteto en el North Sea Jazz festival (Rotterdam). En enero de 2016 participó junto al guitarrista Reinier Baas en dos conciertos con la Metropole Orkest.

Su tercer álbum, Among Verticals (BvG Music, 2016), apareció en octubre y fue el resultado de un encargo de The Jazz Gallery, uno de los más importantes escenarios de la música contemporánea de Nueva York. Grabado con su quinteto y la colaboración del pianista Sam Harris. El álbum —todos los temas son propio— circunda estilos variados como la composición clásica, la cultura Abakuá cubana y la improvisación. Importante influencia en su trabajo es la obra del pintor checo y pionero del arte abstracto František Kupka (1871-1957), de hecho tanto el título como la ilustración de la portada recuerdan a la serie Verticals del citado pintor. Y modelo de referencia es el compositor norteamericano Jason Moran (Houston, 1975) —que combina elementos como stride piano, moderno jazz creativo, música clásica o hip hop, entre otros. Y de nuevo recibió los parabienes de la crítica, recibió estrellas de  los diarios alemanes NRC y Volkskrant. Fue presentado en una gira que abarcó ocho países. Sus composiciones fueron arregladas para bandas de gran formato como Metropole Orchestra, ganadora de un Grammy, y Jazz Orchestra.

Además de con su quinteto habitual, actúa regularmente en formación de trío junto al batería Han Bennink y el guitarrista Reinier Baas.

A lo largo de su aún breve pero intensa carrera ha recibido numerosos premios y becas. National Foundation for Advancement in the Arts reconoció su talento seleccionándolo para la beca Stan Getz/Clifford Brown, durante cuyo programa recibió la más alta distinción por sus logros. Además recibió el Deloitte Jazz Award, considerado como el más prestigioso premio de jazz holandés. Después fue seleccionado como semifinalista para la Thelonious Monk Competition.

Ha actuado en los más prestigiosos escenarios y clubes de Nueva York, así como en importantes festivales y salas de conciertos de países como Reino Unido, Canadá, Holanda, Bélgica, Noruega, España, Portugal o Bulgaria.

En la actualidad imparte clases de saxofón e improvisación en el Conservatorio de Ámsterdam.

Giuseppe Romagnoli (contrabajo)

Giuseppe Romagnoli (1993). Creció en Genzano de Roma. Comenzó a tocar el bajo eléctrico a los 16 años, después de haber estudiado el clarinete durante 8 años. Unos tres años más tarde se cambió al contrabajo.

Se graduó en el Conservatorium van Amsterdam en Holanda y luego se trasladó a Roma, ciudad donde actualmente reside.

Está considerado como uno de los más prestigiosos contrabajistas de la escena jazzística europea, razón por la que es muy solicitado tanto para conciertos como para grabaciones.

Ha trabajado con destacadas figuras, entre otras, el pianista Andrea Pozza, el saxofonista Gideon Tazelaar o con el trompetista Francesco Fratini.

En los últimos años ha tenido el placer de estudiar y tocar con músicos como Ben Street, Clemens van der Feen, Bruno Calvo, Marc Miralta, Roberto Tarenzi, Domenico Sanna, Jasper Bolm, Joost Patocka, entre otros.

Iago Fernández (batería)

Iago Fernández (Cangas, Pontevedra, 1987). Batería y compositor. Compaginó los estudios de percusión clásica en el Conservatorio Profesional de Cangas con la formación jazzística en el Seminario Permanente de Jazz de Pontevedra (2002-2006). En 2011 se graduó en la especialidad batería de jazz en el Centro Superior de Música del País Vasco (Musikene), donde recibió clases de destacados músicos, entre otros, Jorge Rossy, Perico Sambeat, Jo Krause, Albert Sanz  y Guillermo Klein.

Ha sido miembro del cuarteto del saxofonista Jesús Santandreu (2007-2010) con el que grabó un disco y le posibiló en contacto con otros músicos, en especial en ciudades como Valencia, Madrid y Lisboa.

Ha participado en destacados festivales y ciclos de jazz españoles y portugueses —Getxo, Barcelona, Madrid, Vigo, San Sebastián, Pontevedra, Lugo, Murcia, Valencia, Las Palmas, Lisboa o Braga—, además de en países como Ecuador (Guayaquil, Quito, Loja), Alemania (Frankfurt, Hamburgo, Berlín).

Ha colaborado con reconocidos músicos nacionales e internacionales, entre otros, el trompetista Avishai Cohen (gira europea de 2013), Omer Avital, Perico Sambeat, Marcus Strickland, Lage Lund, Masa Kamaguchi, Javier Colina, Albert Sanz, Chris Kase, Jesús Santandreu, Jorge Rossy, Guillermo Klein, Paco Charlín, Nelson Cascais, Abe Rábade, Demian Caboud, André Fernandes, Pedro Moreira, Javier Vercher y Andrzej Olejniczak.

Además toca habitualmente con el trío de Xan Campo (desde 2008), con el sexteto de Virxilio Da Silva, con el quinteto de Wilfried Wilde y con el quinteto del guitarrista lisboeta André Fernandes en el que también colabora Perico Sambeat.

Su primer álbum como líder es Agromando (Free Code, 2011), en el que intervinieron Xan Campos, Demian Cabaud, André Fernándes, Virxilio da Silva, Zé Pedro, Joao Mortágua y Baptiste Techer. A éste le siguieron Acougo (Free Code, 2015) y Brisa (Fresh Sound, 2016).

Y como sideman ha colaborado en numerosas grabaciones para álbumes de otros músicos, entre otros: Xan Campos: Ida e volta (Free Code, 2007) —con Hugo Astudillo, Enrique Oliver e Matt Brewer—; Orixe Cero (Free Code, 2011); Ectropía (Free Code, 2014) y E.S.D. (Free Code, 2016) —Virxilio Da Silva y Wilfried Wilde—; Ten Jazz Men, Men’s Idea (Free Code, 2006); Jesús Santandreu, Sound Colors (Fresh Sound New Talent, 2009); Canjazz Reunion, Canjazz Reunion (Free Code, 2009) —con Marcus Strickland, Lage Lund, Xan Campos y José Ferro—; Nelson Cascais, Guruka (TOAP, 2009); Arturo Serra, Loud Zee (First Steps, 2009); Vistel Brothers, Evolution (Fresh Sound, 2010); Iñaki Rodríguez, Burbuja (Errabal Jazz, 2012); Chris Kase, Six (Karonte, 2012); Gonzalo Tejada, Norma Jean Baker (Errabal Jazz, 2014); Mané Fernandes, Root/Fruit (2015); André Fernandes, Dream Keaper (Edition, 2016); Rubén Carlés, Water Lily (Fresh Sound, 2016); Wilfried Wilde, Oscilenscope (Fresh Sound, 2017) y Virxilio Da Silva, Juzz (2017).

En la actualidad es el baterista de Xan Campos Trio, Chris Kase Sextet y Jesús Santandreu Quartet y participa eventualmente en otras formaciones lideradas por músicos como Perico Sambeat, Nelson Cascais, Paco Charlín o Jordi Rossy.

Destaca por su efectividad melódica y su gran frescura e interacción con los miembros de las bandas en las que participa.

© José Santiago Lardón ‘Santi’ (Mayo, 2018)