Scroll to top

Enrique Oliver Quartet «Incerteza»


José Angel Santiago Lardón - 3 diciembre, 2019 - 0 comments

Enrique Oliver (saxo tenor) Albert Sanz (piano) Bori Albero (contrabajo) Jorge Rossy (batería). Clasijazz, domingo, 29 de diciembre de 2019. 20:00 H.

Certera Incerteza

Para el artista la consumación de un sueño, de su afán, de su creatividad es su fin último, el fruto de sus desvelos, la concreción de una obra de arte. Al igual que un pintor da la última pincelada, o un novelista cierra con la palabra definitiva su venturoso periplo, el músico sale del estudio de grabación con la sensación de haber dejado entre las insonorizadas paredes y en la hondura intangible de la registradora algo más que su vida, mucho más que su alma, un vasto y sutil cúmulo de sensaciones, experiencias, sueños y anhelos… y aunque luego la vida siga su rumbo indefectible y complejo, algo ha sucedido en ese trance, un cambio primordial, ineludible e irreversible tanto para el creador como para quienes sean sus destinatarios, sean lectores, observadores u oyentes.

Ahí reside el gran misterio, y milagro, de la comunicación, en ese llegar al otro lado, en esa empática relación entre emisor y receptor, en el acto sublime de la transmisión que no es sino latido supremo y, sobre todo, una incalculable recompensa


Se habla con profusión y a menudo y con inconsciente ligereza de proyectos, cuando cabría hablar de mensajes, de difusión de ilusiones, de sueños que se materializan ante nuestra asomabrada mirada con esa mágica ligereza con la que nace un brote nuevo.

A esta clase de sueño —consistente, de envergadura, amasado con esfuerzo e imaginación a lo largo de los últimos meses— pertenece el que nos ofrece el gran saxofonista malagueño Enrique Oliver que ha querido presentar con el revelador pero inquietante título de Incerteza.

Se dice que es su proyecto más potente, o su más esforzado mensaje. Se viene hablando desde hace tiempo de su gestación, de su fulgor, de su alcance, de tantas y tantas cosas. Muchos ya teníamos inciertas noticias de su contenido, hemos escuchado en ese turbador y pródigo foro de las redes algunos de los temas incluidos, la arrebatadora, honda y emotiva balada “Rocío”, los ecos rollinianos del acompasado y vibrante  “Calipsonny”, con los que hemos ido atemperando la ansiedad de la espera que, ahora, finaliza con ventura.

Grabado en los estudios de Manolo Toro (Puerto Records) a la manera de antaño, de corrido, sin tomas falsas —una toma y listo— y con todos los músicos a la par como si de un directo se tratase —al igual que hiciera en su día para el sello Blue Note el célebre alquimista del sonido Rudy van Gelder— para dar una idea precisa del como va a ser, con esa mágica impronta de la empatía entre músicos.

Músicos de primer nivel que respondieron solícitos a la invitación y aportaron su deje personal como el baterísta Jorge Rossy, el pianista Albert Sanz y el contrabajista Dee Jay Foster y con invitados especiales cuando la ocasión, y exigencia creativa, lo exiguieron como el trompetista Voro García y el flautista Fernando Brox aportado sus personales destellos sonoros.

Y al fin, como remate de la obra bien hecha, la labor de ajuste y nivelación del fruto sembrado del gran Manuel Toro y listo para su edición de la que se he encargado con la elegancia y delicadeza a la que nos tiene acostumbrados en sus presentaciones el sello sevillano Blue Asteroid.

El álbum se presenta de manera oficial el sábado 28 de diciembre en el Clarence Jazz Club malagueño y el domingo 29 aquí, en Clasijazz, «uno de mis sitios favoritos del planeta tierra», en palabras del propio Enrique Oliver, en memorable concierto que sin duda pasará a los anales como uno de los más hermosos y desde luego destacados de la temporada. Oficiaran, por si áun hiciera falta decirlo, Jorge Rossy, Bori Albero, Albert Sanz y Enrique Oliver

Enrique Oliver (saxo tenor)

Enrique Oliver (Málaga, 1985) Comenzó a estudiar el saxo a los 8 años y pronto se interesó por el jazz sumergiéndose en el ámbito de la improvisación, recibiendo clases, asisitiendo a seminarios y estudiando a los grandes maestros del tenor que le apasionan como Sonny Rollins, John Coltrane y Coleman Hawkins. En sus inicios compartió experiencias con el saxofonista Ernesto Aurignac y el vibrafonista Arturo Serra, a la par que asistió a seminarios impartidos por Bobby Martínez, Perico Sambeat, Jesús Santandreu, Jerry Bergonzi, Dave Santoro, George Garzone, Jack Walrath, Steve Grossman, Greg Tardy, Seamus Blake, Barry Harris o Mark Turner, entre otros.

En 2005, terminados sus estudios en el conservatorio de Málaga, se trasladó a Barcelona donde enseguida pasó a formar parte activa de la escena jazzística de la ciudad, trabajando asiduamente en locales y festivales  como músicos como Albert Sanz, Jorge Rossy, Felix Rossy, Jaume Llombart, Albert Bover y Joan Chamorro, entre otros.

Durante su estancia en Barcelona colaboró en proyectos como Organics (cuarteto de Albert Sanz) con el que fue seleccionado para el circuito INJUVE en 2006, Roger Mas Group, Felix Rossy Quintet, Julián Sánchez Sextet, Ivan Rojas Quartet, Vila 5, Juan Pablo Balcazar Quintet o Nono García. ´

En 2007 y con el objetivo de completar su formación y adquirir experiencia viajó a Nueva York donde recibió clases de Bill McHenry y Ethan Iverson.

Ha formado parte de numerosos grupos junto a grandes maestros como Benny Golson y músicos como Dimitri Skidanov, David Mengual, DeeJay Foster, Bori Albero, Masa Kamaguchi, Chris Higgins, Chris van Woorst, Matt Brewer, Rai Ferrer, Arturo Serra, Jon Robles, Toni Berenguer, Raynald Colom, Nat Su, Ernesto Aurignac, Pedro Cortejosa, Dani ‘Ertato’ Torres, José Manuel ‘Tete’ Leal, Chris Kase, Perico Sambeat, Roger Mas, Albert Bover, Carlos Azevedo, Pascual Morente, Lianne Carroll, Albert Sanz, Juan Galiardo, Jorge Rossy, Marc Ayza, Dani Domínguez, Andrea Michelutti, RJ Miller, Marc Miralta, Jo Krause, David Xirgu, Ramón Prats, Xavi Hinojosa, André Sumelius, Guillem Arnedo, Juanma Nieto, Jaume Llombart, Jordi Matas, Andreu Zaragoza, Albert Vila, Carlos Pino, Marcelo Saenz o Manolo Perfumo. Asemás ha colaborado en proyectos con músicos como Perico Sambeat, Jorge Rossy, David Kikoski, Peter Bernstein, Avishai Cohen, Benny Golson, Barry Harris o Bill McHenry.

Ha actuado en conciertos e importantes festivales de jazz tanto a nivel nacional como internacional. Entre los nacionales cabe destacar los de Barcelona, San Sebastián, Getxo, Madrid, Valencia, Sevilla, Málaga, Granada o Sevilla. Y entre los internacionales los celebrados en países como Alemania, Suiza, Bélgica, Holanda, Inglaterra, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Estados Unidos, países de Sudamerica y África del Norte. Además se ha presentado en míticos clubes, entre otros, Club 21(Nueva York), Jamboree (Barcelona), Bimhaus (Ámsterdam), Jazzkeller (Frankfurt), L’Archiduc (Bruselas), Hot Clube (Lisboa) o Clasijazz (Almería).

Como sideman ha colaborado en una larga treintena de álbumes, entre otros, Qurtuba Jazz 2005 I festival de jazz andaluz (Cero decibelios); La Sonora por Cádiz Big,  Big Band de Cádiz (Producciones Bujio); Rebujao de  Ivan Rojas Quartet; Mason Roger de Roger Mas Quintet (Fresh Sound New Talents). A. Vila Quintet (Fresh Sound New Talents). Ida e volta de  Xan Campos Quintet (Free Code); Wicca de Jorge Rossy (Fresh Sound); Voces de Perico Sambeat; el monumental Uno (Moskito Rcd., 2015) de Ernesto Aurignac Orchestra, El Camino de José Carra o Lua Amarela de Joan Chamorro y Rita Payés.

Como líder debutó con el álbum Introducing Enrique Oliver Quintet (Ámbar, 2012), al frente de un quinteto de lujo integrado por el trompetista Julián Sánchez, Roger Mas al piano, Bori Albero al contrabajo y Ramon Prats a la batería y la colaboración de Tete Leal a la flauta en el corte 10. El álbum incluye composiciones originales de los miembros del grupo

Además colidera la banda Wild Bunch — integrada por cinco de los músicos jóvenes con mayor proyección del jazz actual de España y Portugal: Felix Rossy (trompeta) Enrique Oliver (saxo tenor) José Carra (piano) Romeu Tristão (contrabajo) y João Lopes Pereira (batería).— con la que ha grabado dos álbumes, Sexy Drogs y Wild Bunch, así como el simbiótico dúo Llombart & Oliver junto al guitarrista catalán Jaume Llombart con quien ha realizado más de un centenar de conciertos en los últimos años autoeditanto dos discos, Play Standards (2007) y I Surrender, Dear (2012). El grupo realiza relecturas muy imaginativas de canciones del repertorio popular americano y temas latinos en los que saxo y guitarra se complementan para crear texturas sonoras de singular belleza.

Pese a su juventud está considerado como una de las grandes promesas del jazz español, con una amplia trayectoria profesional. Pero quizás la mejor carta de presentación sean las palabras que su colega, el saxo alto Ernesto Aurignac, escribió en su página web:

«¿Es John Coltrane, Stan Getz, Hank Mobley? No, es Enrique Oliver, mi tenor favorito. Son dos metros de libertad, de búsqueda constante, de genialidad, de fantasía, de locura, de frenesí, de sinceridad. Su saxo y él son uno y es pura inspiración para todos los músicos cuando lo oímos tocar, siempre es un viaje sublime oír su música porque es entrar dentro de su corazón».

En el 2018 fue seleccionado para formar parte del programa internacional Focusyear de la prestigiosa Escuela Superior de Música de Basel (Suiza), contando con coachers como Joshua Redman, Kurt Rosenwinkel, Mark Turner, Wolfgang Muthspiel, Guillermo Klein o Dave Holland, entre otros.

Y en la rabiosa actualidad del hoy mismo anda inmerso en la grabación de un nuevo trabajo a cuarteto junto al pianista Albert Bover, el contrabajista Dee Jay Foster y el baterísta  Jorge Rossy a la batería, en los estudios Puerto Records de Málaga, y del que pueden escuchar su composición “Rocío”, puro alarde de profundidad emocional.

Sin duda, uno de los músicos más destacados de la escena jazzistica nacional, un auténtico virtuoso con un sobresaliente torrente de creatividad e improvisaciones magistrales e impecables.

En la actualidad reside en Málaga donde compagina su labor docente en el CAMM ‘Maestro Puyana’ (Centro de Artes y Música de Málaga, de la Asociación de Jazz de Málaga) con la participación en numerosos proyectos jazzísticos de la escena nacional e internacional.

Albert Sanz (piano)

Albert Sanz (Valencia, 1978). Pianista y compositor creció en el seno de una familia muy musical. Su madre es la gran cantante, compositora de canciones y actriz Mamen García, y su padre, Josep Sanz, es director de orquesta, pianista clásico y compositor.

Desde temprana edad —su madre recuerda estar embarazada de Albert mientras realizaba conciertos al piano y cantaba— Albert estuvo rodeado por la música clásica de su padre y el repertorio de canciones variado de Mamen: coplas, bossa nova, boleros cubanos, tangos, canciones italianas, francesas y standards de jazz.

Entrado en la adolescencia comenzó a aprender canciones con la guitarra y el bajo eléctrico hasta que decidió estudiar piano clásico en el conservatorio de Valencia. Poco después su padre lo llevó a un concierto de Tete Montoliu y entonces, sin darse cuenta, se enamoró para siempre del espíritu de esa música.

En poco tiempo empezó a imitar lo que escuchaba y a tocar con otros músicos de Valencia, compaginando los estudios del conservatorio con los del Tallers de Músics de Barcelona, participando en conciertos y en todas las jams posibles. A los 18 años fue soleccionado para representar a España en la Orquesta Joven de Jazz Europea (EJYO) viajando durante tres semanas por toda Europa y grabando el primer registro de la EJYO.

En 1998 Albert grabó su primer álbum, Des D’aquí (Satcho Jazz, 1999) como colíder junto al contrabajista catalán David Mengual. El álbum fue votado mejor disco de jazz español del año por los críticos de jazz españoles (Cuadernos de Jazz). Un año después Albert recibió el Premio SGAE para el artista revelación de jazz  y otro premio como artista  revelación por la revista Turia.

Tras recibir una beca completa de la prestigiosa Berklee College of Music, se trasladó a Boston en 2000 donde tocó con Robert Stillman, Chris Van Voorst, Kendrick Scott com quines llegó a formar la banda Kalifactors con la que grabó el álbum homónimo Kalifactors (Fresh Sound, 2001). Además trabajó con otros músicos como David Doruzka, Jason Palmer, Walter Smith, Lage Lund, Lionel Loueke, Javier Vercher o Ferenc Nemeth, entre otros.

En 2002 y tras licenciarse cum laude Berklee se trasladó a Nueva York sumergiéndose de lleno en la fulgurante escena jazzística de la ciudad llegando a tocar con los grupos de Kurt Rosenwinkel, Chris Cheek, Joe Martin y estrenándose como líder y compositor en el Jazz Gallery con un grupo en el que destacan Larry Grenadier, Jeff Ballard y Chris Cheek. El concierto fue grabado y publicado también con Fresh Sound en 2003 con el nombre de Los Guys.

En 2004 el Instituto Valenciano de la Música de Valencia le encargó la grabación de un álbum, incluida la composición de los temas y su edición, publicado como El fabulador a nombre de Albert Sanz y los once dedos (Xabia Jazz, 2004) y cuya instrumentación, de gran fuerza colorista, consistia en 8 instrumentos de viento, además de la sección rítmica. El álbum fue votado como uno de los mejores discos de jazz español de la última década por los críticos españoles (Cuadernos de Jazz).

Poco después de esta grabación regresó a España donde le ofrecieron la plaza de profesor de jazz en el conservatorio superior Musikene del País Vasco y posteriormente en el departamento de jazz del conservatorio superior de Valencia. Durante este periodo combinó la enseñanza con los conciertos, publicando un nuevo álbum en vivo, Metamorfosis (Fresh Sound, 2008) con su trío de entonces del que formaban parte el contrabajista Masa Kamaguchi y el batería RJ Miller. Además colaboró con las formaciones y en las grabaciones de la Flamenco Big Band de Perico Sambeat, el trío y quinteto de Jorge Rossy (aquí como organista hammond) , Jordi Matas y Carme Canela (como organista tambien), y el célebre proyecto Silvia Pérez Cruz y Javier Colina trio que dio lugar al disco En la imaginacion, por nombrar solo algunas de las bandas importantes de las que formó parte.

Participó como productor musical y arreglista en la grabación del álbum de Mamen García El Cofrecito en el que colaboran músicos como Jorge Rossy, Javier Colina o Antonio Serrano.

En 2011 dio un paso adelante y produjo y grabó en Nueva York el álbum O que será (Unit, Recods, 2015), a trío estelar junto al gran batería estadounidense Al Foster y el contrabajista Javier Javier Colina. En 2012 tuvo la oportunidad de viajar con este gran trío tocando en los principales festivales en España y grabando con ellos además el directo en el Café central de Madrid el álbum For Regulars Only.

Entre sus últimas colaboraciones, en su mayoría a dúo, cabe destacar álbumes como Mahalo (2014) grabado con el virtuoso armonicista Antonio Serrano, Snow & Summer (Unit Records, 2015) con el saxo alto suizo Gabriel Dalvit, Dolphin’s Blues (2014) con el joven genio de la trompeta Félix Rossy, Sampa (Youkali, 2019) con Javier Colina, Live at the Bird Eye (Records d’Albert, 2018), a trío con el bajista Larry Grenadier y Jorge Rossy a la batería, Mediterranies (Karonte, 2016), también a trío con el contrabajista Rubén Carles y el batería Sergio Martínez y la colaboración de Jorge Pardo. Y destacables son álbumes como L’Emigrante que recoge la suite homónima grabada con la Sedajazz Bid Band o Russafa Ensemble (Comboi, 2012) al frente de la formación de igual nombre.

Como compositor para teatro, ha colaborado con la premiada y especial compañía Bambalina Teatre Practicable, escribiendo la música de los espectáculos Ulises, Cosmos, Petite Pierre y el musical El Geperut de Notre Dame.

En la actualidad se centra fundamentalmente en su trabajo como compositor y en el desarrollo y presentación de sus últimos proyectos, tríos junto a Larry Grenadier y Jorge Rossy, con Al Foster y Javier Colina, el dúo Sampa con Colina o Mediterraníes.

Bori Albero (contrabajo)

Bori Albero (Girona, 1982) Estudió contrabajo en el Conservatorio de Girona, compaginado con el bajo eléctrico en el Taller de Músicos de Banyoles. Después estudió en la ESMUC (Escuela Superior de Música de Catalunya) en el Área de contrabajo jazz con profesores como Mario Rossy u Horacio Fumero. Además, recibió clases privadas de Javier Colina.

De familia muy musical, su hermano Roc es trompetista tocando en diversas formaciones y dirigiendo su propio cuarteto, y Marina es multiinstrumentista, toca el piano (en su trío), vibráfono y el salterio (música étnica), del que es auténtica virtuosa, y Bori al que ya conocen, contrabajista de toda clase de música, y de quien se dice que la “música y él son la misma cosa”.

Junto a Roger Mas, Albert Cirera, Alfred Artigas y Juanma Nieto, formó el quinteto Proyecto Zero, con el que actuó de en festivals de jazz de España, ganando el Premio al mejor grupo en el Concurso Nacional de Jazz de Salamanca. Ha formado parte del trío Among 3 y ha colaborado con músicos como David Mengual, Jon Robles, etc. En la actualidad forma parte de relevantes formaciones de la escena jazzística nacional, entre otras, The Buildbuncher.

Se le puede escuchar en grabaciones con intérpretes reconocidos del panorama nacional como Roger Mas, Jaume Llombart, Julián Sánchez, Enrique Oliver, Marina Albero, Arturo Serra, Joan Monné, David Xirgu y un largo etcétera.

En la actualidad reside en Almería, colabora con la asociación cultural La Guajira, es socio de Clasijazz, miembro de la Clasijazz Big Band, de la que es codirector y forma parte de la sección rítmica de la sala Clasijazz junto a Pablo Mazuecos y Miguel Canale. Y como contrabajista sideman de primer nivel acompaña a figuras de la talla de Barry Harris, Dado Moroni, Olivier Antunes, Arturo Serra, Vince Benedetti Sheila Jordan o Lee Konitz con quien ha participado en la grabación de un álbum —junto a Ramón Prats y Marco Mezquida— para el sello Clasijazz Records de próxima edición.

Jorge Rossy (batería)

«Jorge Rossy es el mejor baterista español de su generación. La experiencia norteamericana ha propiciado un rápido y acusado progreso que le ha permitido desarrollar un estilo homogéneo y atractivo, en constante evolución, que rehuye las influencias demasiado absorbentes. Su polifacetismo, ampliamente demostrado en la nónima de músicos con los que ha colaborado es otra de sus virtudes”. Diccionario del jazz, 1995.

Jorge Rossy (Barcelona, 1964) Empezó a tocar la batería a los 11 años, y a los 13 años un disco de Weather Report le llevó al mundo de la música instrumental improvisada. Estudió 5 años percusión clásica, a la vez que aprende la trompeta que luego tocó en el grupo Beboporum y en el quinteto de Perico Sambeat.

Debutó profesionalmente en 1980 en grupos de jazz y funk como baterísta y vibrafonista. Desde (entre 1982-1989) 1984 participa en giras y graba con la mayoria de los jazzmen de la escena española: Tete Montoliou, Perico Sambeat, Carles Benavent, Chano Domínguez, Max Sunyer, Jordi Bonell, Lluis o Eladio Reinón, así como con solistas internacionales como Woody Shaw, Kenny Wheeler, Jack Walrath, Dave Schnitter, Sal Nistico, Sean Levitt, Marc Johnson o Jimmy Owens, entre otros. Ganó con el grupo A-Free-K, junto a Perico Sambeat, el primer pr emio en el Consurso de Grupos del Festival de San Sebastián. El Ministerio de Cultura concede un premio a su composición Nadie es perfecto (1986), y en 1992 obtuvo el segundo premio en las Thelonious Monk International Drums Competition.

En 1989 se trasladó a Boston para estudiar trompeta en el Berklee College of Music. Allá toca la batería con Joshua Redman, Mike Kanan, Billy Pierce, Antonio Hart y Mark Murphy. En  diciembre se une al trío de Danilo Pérez para una gira por Panamá, Francia, Boston y Nueva York.. En 1990 se unió al trío de Bert Seager y acompañó a Bill Dobbins o Donald Byrd, a la vez que actúa con Danilo Pérez. En octubre se une al sexteto de Paquito D’Rivera durante dos años, realizando giras por Europa y Estados Unidos

En 1991 se trasladó a Nueva York donde acompañó a Lee Konitz, Claudio Roditi, Dave Valentín y se une al quinteto de Freddy Bryant. En diciembre, junto a su hermano Mario, Joshua Redman y Mark Turner, realiza varios conciertos en Barcelona, entre ellos un especial Año Nuevo con Tete Montoliu. Y en 1993 da numerosos conciertos con el pianista Chano Domínguez por varias ciudades andaluzas.

En 1995 inició una colaboración con el trío del pianista  Brad Mehldau, con Larry Granadier al contrabajo, que se prolongó durante 10 años, realizando numerosas giras y grabaciones.

En 2000 regresó a Barcelona para formar una familia y centrarse en el piano. En los últimos 10 años tocado y grabado al piano con bandas como Jordi Matas Quintet o Joe Smith Septet y con varios proyectos con Guillermo Klein, incluyendo una actuación en el Merklin Home de Nueva York y en la Biblioteca del Auditorio del Congreso Washington D.C. En 2006 grabó su primer álbum como líder, Wicca, a trío con Albert Sanz en el órgano Hammond y RJ Miller a la batería, y su segundo álbum, IVLIANVS Suite, con la misma sección de rítmica, más Chris Cheek al saxo y Félix Rossy (su hijo) a la trompeta. La banda liderada por Rossy ha estado de gira por toda España, costa este de Estados Unidos, Marruecos, Italia y en 2010 en Basilea (Suiza).

Además durante este tiempo también tocó la batería ocasionalmente con Lee Konitz y Ethan Everson Quartet, Charlie Haden´s Quartet West y Land of the Sun Septet, Carla Bley´s Liberation Orchestra, Joe Lovano´s Quartet Europa, Kurt Rosenwinkel Quintet, Seamus Blake Quartet, en trio con Chick Corea y NHØP (2000) y otro trío con Brad Mehldau y Charlie Haden.

A lo largo de 2012 grabó diversos trabajos entre ellos su tercer disco como pianista y compositor, Iri´s Blues junto a Félix Rossy, Raffi Garabedian, RJ Miller y Ben Street. Recientemente ha realizado el tour Europeo 2012 con el Wayne Shorter Quartet.

Ha tocado y grabado además con Joshua Redman, Bill McHenry, Bruce Barth, Mike Kanan, Ben Monder, Nat Su, Steve Wilson, Mark Johnson, Larry Grenadier, Ben Street, entre otros.

Reconocido internacionalmente como uno de los bateristas más influyentes de su generación. Su trabajo como sideman incluye más de 80 grabaciones con reconocidos jazzistas como Brad Mehldau, Ethan Iverson, Kevin Hays, Albert Sanz, Mark Turner, Chris Cheek, Seamus Blake, Joshua Redman, Kurt Rosenwinkel y Steve Swallow, entre muchos otros. Pero además ha realizado giras con algunos de los grandes del jazz como Charlie Haden, Wayne Shorter, Lee Konitz, Carla Bley y Joe Lovano.

Además de batería, posee una voz personal y distintiva con el vibráfono, la marimba y el piano y un sonido único como compositor y líder de banda. Desde su primer álbum a su nombre —Jorge Rossy Trío, Wicca (Fresh Sound, 2006)— ha publicado 12 álbumes como líder o colíder, todos con excelentes reseñas críticas de publicaciones especializadas comoJazz Times, Downbeat, JazzAround y All About Jazz.

En 2015 grabó Stay There (Pirouet, 2016) su debut intrepretan el vibráfono y la marimba como líder de una banda de grandes figuras: Mark Turner, Peter Bernstein, Doug Weiss y Al Foster. Desde entonces ha estado de giras y grabando con diferentes configuraciones de su banda Jordi Rossy Vibes Quintet y realizando varios proyectos propios o codirigidos, entre otros, Passport Quartet, Rossy & Kanan Quartet, Beck/Landolf/Rossy, Fox + Chris Cheek y Rossy & Vercher Quintet Filantropía.

Forman parte de estas bandas un destacado y extenso elenco de músicos que colaboran con el fin de crear un sonido distintivo y una estética plena de íntima complicidad: Al Foster, Joe Chambers, Jimmy Wormworth, Joey Baron, Adam Cruz, Billy Hart, Mark Turner, Joshua Redman, Domenic Landolf, Pietro Tonolo, Javier Vercher, Chris Cheek, Mike Kanan, Kevin Hays, Michael Beck, Doug Weiss, Putter Smith, Nico Moreaux, Masa Kamaguchi, Marc Abrams, Peter Bernstein, Jaume Llombart, Pierre Perchaud y Vincent Peirani.

© José Santiago Lardón ‘Santi’ (Diciembre, 2019)

Related posts

Post a Comment