Scroll to top
en es

Jorge Pardo & Antonio García. «Inédito diálogo»


José Santiago Lardón - 3 marzo, 2023 - 0 comments

Jorge Pardo & Antonio García

Jorge Pardo (saxo soprano y tenor, flauta) Antonio García (guitarra flamenca)

Port of Spain. Sábado, 11 de marzo de 2023. 21:30 H

Inédito diálogo

La música es lugar de encuentro entre tradiciones diversas, un lenguaje que desde  sus orígenes tuvo vocación viajera: muchas de las expresiones musicales que ahora conocemos han sido fruto del viaje, del encuentro entre músicos, del mutuo enriquecimiento de diversas tradiciones y folclores que dieron lugar a nuevas formas musicales.

Es el caso del jazz —inextricable mixtura de tradiciones—, pero también de otras estéticas como, por ejemplo, ese amplio cajón de sastre al que llamamos flamenco jazz o jazz flamenco o suerte de ave migratoria entre dos herencias ancestrales.

En esta ocasión tendrá lugar un especial encuentro entre dos intérpretes de ambas herencias. El veterano saxofonista, flautista y compositor Jorge Pardo y una de las más firmes promesas de la inagotable cantera de la guitarra almeriense, el joven tocaor Antonio García se unirán en un mano a mano entre la sonanta y los vientos, en un empático y natural diálogo a través del lenguaje común de la música.

Un diálogo inédito entre la veteranía del maestro y la avidez curiosa de la juventud o, mejor, entre sendas curiosidades por lo musical porque Jorge Pardo la ha mostrado desde su infancia, sabiendo establecer con mayor expresividad que la de las palabras una especial entente con músicos de las más diversas tradiciones y con ellos ha compartido grandes escenarios y la intimidad de pequeños escenarios.

Antonio García es la primera vez que nos visita, aunque su presencia no es ajena a los escenarios almerienses. La presencia de Jorge Pardo es habitual en nuestra tierra y desde antiguo. Entre sus recientes visitas cabe recordar su concierto en Clasijazz junto al arpista Edmar Castaneda con el proyecto Intercontinental en marzo de 2019. En noviembre de 2021 vino para recoger el Premio “Georgia Jazz Club” en memoria de Serafín Cid, de manos del concejal de Cultura, Diego Cruz, en el marco de la programación de “AlmeriJazz 2021. Pocos días después, y en el mismo escenario del Teatro Apolo, presentó en el marco del Festival Internacional de Cine de Almería (Fical) el estreno en nuestra provincia de su documental Trance del director de cine almeriense Emilio Belmonte. Y el 13 de noviembre de 2022 y en el marco del festival AlmeriJazz 2022 presentó el proyecto Huellas XL al frente de la Clasijazz Big Band dirigida por el trompetista David Pastor.

Antonio García (guitarra flamenca)

Antonio García (Las Norias de Daza, El Ejido, Almería, 2004). A los ocho años comenzó a tocar la guitarra flamenca, afición que le vino de su abuelo paterno, el legendario trovero Miguel García ‘Candiota’ (1936-2007) que además era apasionado flamenco.

Desde entonces ha ido formándose y aprendiendo de numerosos maestros de la guitarra. Primero estudió en una academia de su pueblo, luego on line con otros guitarristas y después de manera autodidacta.

Pese a su juventud, ha recibido destacados premios. En 2019 recibió una mención especial al mejor toque por bulerías en el Concurso del II Festival Internacional de Guitarra Flamenca de Jerez de la Frontera, “destacando por su su sentido rítmico y carácter flamenco” señaló el jurado del concurso integrado por Paco Cepero, Santiago Lara, Manuel Valencia y José Quevedo ‘Bolita’. Una distinción que le abrió las puertas a actuaciones en escenarios provinciales y nacionales y a acompañar a numerosos cantaores y bailaoras.

En julio de 2020, con 16 años, fue finalista del Concurso de guitarra de acompañamiento Talento Flamenco organizado por la prestigiosa Fundación Cristina Heeren en Sevilla, donde obtuvo el tercer premio y una beca para estudiar en dicha Fundación. Fue acompañado al cante por Manuel Romero y al baile por Beatriz Rivero. El crítico Rafael Lora destacó su actuación:

«Tocó bien, demostró madera para el futuro… Este joven ha comenzado bien, forjándose en los crisoles de los concursos, lugares de una gran formación».

En marzo de 2022 participó en el II Ciclo de Jóvenes Flamencos de Almería 2022, organizado por la almeriense Peña El Taranto, dedicado a los jóvenes flamencos almerienses Se realizaron tres sesiones: la primera dedicada el joven guitarrista de Las Norias de Daza Antonio García, la segunda a cargo del cantaor del Puche Diego El Cachote y la tercera contó con dos jovencísimos aficionados de la Chanca, el cantaor Fernando García y el guitarrista David Santiago.

De su actuación, como solista y acompañado al cante por Cristo Heredia, la crónica de la publicación de la Peña reseñó:

«La madurez no siempre es un atributo que se obtiene con la edad. Hay adultos que no acaban de madurar y jóvenes que lo son desde que nacen. El joven guitarrista Antonio García es un claro ejemplo de madurez, su toque lo es en el sentido de que cada nota que da está en su sitio, dentro del palo que está tocando, dentro de su ritmo y dentro de su significado. En la rondeña mantiene la profundidad y el desgarro que representa, en la soleá sostiene el pulso rítmico que le da sentido, la bulería se arrebata de colorido y compás. En definitiva, Antonio, supedita el virtuosismo a la pureza del estilo que ejecuta. Su toque, pausado, cadencioso, surge en una sucesión de notas que paladea una a una, que las saborea. En vez de correr, matiza. Ajustado estuvo en su acompañamiento al cante de Cristo Heredia, templando cuando hubo que templar y aumentando la intensidad cuando el cante lo requería».

Joven guitarrista con prometedor futuro ha acompañado a la práctica totalidad de cantaores almerienses, entre otros, Antonio El Genial, Cristo Heredia o Zarrita, dando muestras de su faceta como solista en diferentes ocasiones como en la citada participación en el II Ciclo de Jóvenes Flamenco de Almería.

En la actualidad suele ser el guitarrista habitual del cantaor Manuel Fernández ‘El Titi’

Jerezano en su forma de entender el flamenco y en su toque, se adapta perfectamente y disfruta del flamenco a compás, con un soniquete templado y airoso y una forma de acompañar, que lo distingue de los demás tocaores almerienses.

Videos:

https://www.youtube.com/watch?v=HYU9SbXYgFE

https://www.youtube.com/watch?v=ncEQJJRYv0w

https://www.youtube.com/watch?v=pWhHzxoNU3I

Jorge Pardo: alma fronteriza

«Quizá la música sea lo mejor, después del silencio claro…». Jorge Pardo. Notas al álbum Brooklyn Sessions (Karonte, 2020)

Sonidos y silencio, como el sístole y el diástole del corazón o el aliento del alma de Jorge Pardo para quien la música es la cara y la vida, acaso, la cruz de su personalidad. Música que va más allá de etiquetas o fronteras y que se toma muy en serio desde hace ya cuatro décadas y que entiende como la magia de la comunicación:

«No hay música complicada o no complicada, hay música que te llega o que no te llega, que está bien hecha o no, y cualquier música te puede llegar o no llegar».

Curioso hasta lo más jondo, impenitente viajero, apasionado de cualquier música que se cruce en su camino, ávido investigador de eso que late a flor de piel y que muchos llamamos vida, Jorge es un caso único en el panorama musical internacional, una rara avis, alguien que ha buscado, hallado —y seguirá persiguiendo y, seguro, encontrando— un lenguaje musical propio y en continuo desarrollo.

Desde el inicial jazz —con ciertas resonancias de Sonny Rollins en el tenor— emprendió una empecinada búsqueda de sus raíces y del modo de expresión adecuado, estrechando lazos con la querencia del flamenco —o nuevos flamencos— a través de la sonoridad de la flauta pero luego también con el saxo soprano y con el tenor, creando escuela y erigiéndose en maestro de sí mismo y de tantos otros que después transitaron el sendero de estas nuevas estéticas musicales.

Pero su indomable inquietud, curiosidad y saber hacer le han llevado a perpetrar nuevos y variados senderos en eses continuo viaje hacia lo más profundo del ser humano que es la creatividad penetrando sin prejuicio alguno en lenguajes musicales urbanos como el hip hop, el acid, la espiritualidad de la música tradicional marroquí gwana o el recurso a la electrónica para crear un novedoso discurso filtrado por esa escisión, solo en apariencia, de querencias que le es tan propia, el jazz y el flamenco.

Quienes le conocen defienden sin fisuras que es tan buena persona como buen músico, persona cabal y agradecida en sumo grado, otra querencia que añadir a su abultado zurrón de nómada infatigable como querencia es su amor por esta tierra. Dicen que Mojácar es su patria chica y en sus orillas mediterráneas recala a cada tanto y halla inspiración para maravillosas obras como, por ejemplo, la hermosa bulería “Desde San José a Mojácar” (Las cigarras son quizá sordas, 1991) o los reveladores “El Sur” o “La Isleta” (El canto de los guerreros, 1983), por citar solo ejemplos.

Su dilatada carrera, en lo vital y en lo creativo, ha sido reconocida con prestigiosos premios, entre otros, Premio al Mejor Músico de Jazz Europeo otorgado por la Academia de Jazz Francesa en 2013 —primer jazzista español en recibirlo—, Premio Nacional de Músicas Actuales del Ministerio de Educación y Cultura de España (2015) y Medalla de Oro del Festival Jazz en la Costa de Almuñécar (Granada) en 2016.

La mejor manera de conocerle es entablar conversación con él después de asistir a alguno de sus memorables y diversos conciertos o, en su defecto, ver el documental Trance, acertado reflejo de su personalidad: cara-música, cruz-vida.

Trance, dirigido por el almeriense Emilio Belmonte, es un viaje a lo largo de dos años por medio mundo hasta el corazón del flamenco moderno y un lugar de encuentro con destacados artistas: Chick Corea, Ana Morales, Mark Guiliana, Pepe Habichuela, Niño Josele, Bandolelro, Farruquito, Javier Colina, Diego Carras, Antonio Serrano, Fernando de la Morena, Edmar Castaneda, Israel Fernández, Ricardo Moreno, Duquende, o Diego del Morao.

*Video: https://pics.filmaffinity.com/trance-938902446-large.jpg

Perfil biográfico

Jorge Pardo (Madrid, 1956). A los 14 años inició estudios de solfeo, piano y flauta en el Real Conservatorio de Madrid. Se interesó de inmediato por el jazz y comenzó a tocar en grupos de aficionados en conciertos universitarios. En 1967 debutó profesionalmente en clubes de Madrid con músicos locales y norteamericanos de paso por la ciudad. En 1974 inició una fructífera relación con el club Balboa Jazz donde tuvo ocasión de colaborar con figuras como Slide Hampton, Pony Poindexter, Steve MacCall, Tete Montoliu, Pedro Iturralde, David Thomas, Chet Baker, Elvin Jones y Lou Bennett, entre otros muchos.

En 1975 fundó con el cantante Pedro Ruy Blas el grupo Dolores, adscrito a una innovadora forma de fusión poco valorada en su momento y recogida en tres álbumes Dolores, La puerta abierta y Asa-Nisi-Masa.

Atraído por el mundo del flamenco al que fue introducido por Diego Carrasco y, en especial por Paco de Lucía, colaboró en la grabación del mítico álbum de Camarón La leyenda del tiempo (1979) y en Viviré (1984). Formó parte del grupo de Paco de Lucía a quien acompañó en varias giras internacionales compartiendo escenario con destacadas figuras internacionales del jazz y colaborando en grabaciones como Paco de Lucía interpreta a Manuel de Falla (1978), Solo quiero caminar (1981), Live… one summer night (1984), Ziryab (1991) o Live in América (1994). Durante ese tiempo colaboró además con destacados artistas como Chick Corea, Tania María o Astrud Gilberto.

Debutó como líder con el álbum Jorge Pardo (Blau, 1982) con 8 composiciones originales y la concurrencia de músicos como Carles Benavent, Joan Bibiloni, Carlos Carli, Miguel A. Chastang, Jesús Pardo, Rubem Dantas o José Antonio Galicia.

Su segundo álbum, El canto de los guerreros (Linterna, 1984), contó con la participación de Paco de Lucía, Ramón de Algeciras y Tomatito y junto al tercero, A mi aire (1987), son obras de rasgos experimentales y clara manifestación de su creciente y decidido interés por las formas flamencas.

Hacia 1985 consolidó junto al bajista Carles Benavent un grupo que participó en varios festivales nacionales e internacionales, a la par que mantuvo se relación con Paco de Lucía y colaboraciones con otros destacados músicos nacionales como Miguel Ángel Chastang, Carlos Carli o Ximo Tébar. Participó en el Festival de Jazz de Montreux con músicos brasileños como la cantante Nana Caymmi y el pianista Wagner Tiso recogido en una grabación para Polygram.

En 1990 fue invitado junto a Carles Benavent para un concierto especial de la televisión suiza para actuar con el acordeonista y pianista Gil Goldstein, Don Alias y Alex Acuña, grabando el álbum Zebracoast (Blue Note, 1982).

En 1992 se presentó en el neoyorquino Town Hall, junto a Carles Benavent y músicos flamencos, en el marco del programa del New Music Seminar, y un mes después participó en el proyecto Jazzpaña, grabando en Colonia con la big band de la radio televisión alemana dirigida por Vince Mendoza y algunos músicos norteamericanos como Peter Erskine, Al Di Meola, Michael Brecker, Vince Mendoza, flamencos como Ramón el Portugués, J.M. Cañizares, J. Vargas, de otras culturas como Ruben Dantas, S. Khan, A. Mardin, auténtica labor de mestizaje, término que él prefiere al de fusión.

A lo largo de la siguiente década publicó varios álbumes a su nombre: Las cigarras son quizá sordas (1991), Veloz hacia su sino (1993), 2332 (1997) o Mira (2001), en los que se aprecia una evolución en su investigación de mestizaje no sólo con el flamenco sino con otras tradiciones musicales.

En esta misma línea de investigación de mestizaje entre lo latino, el flamenco y el jazz cabe situar su trabajo a trío junto a Carles Benavent y Tino di Geraldo recogida en diversos álbumes y, de forma especial, en su elaboración junto al pianista Chano de lo que puede considerarse manifiesto y referencia del llamado jazz flamenco recogido en el indispensable álbum 10 de Paco (Nuevos Medios, 1995).

Y siguiendo similar trazo estilístico, si bien con una novedosa visión estética, camina el trío D’3 fundado junto al contrabajista Francis Posé y el batería José Vázquez “Roper” y con el que ha publicado tres álbumes: Directo (2001), Quid pro quo (2003) y 3dd’3 (2006) y el DVD Live at the Auditori Pau Casals, El Vendrell (2007).

En 2005 volvió a la carga en su labor de mestizaje con Vientos Flamencos I, obra que contó con la colaboración de numerosos músicos y compañeros, entre otros, Juan Diego, Niño Josele, Antonio Serrano, Piraña, Jorge Palomo, Diego Amador, Luis Amador, Dr. Kelly, Cora Pardo, Antonio Gómez, Victor Merlo, Tino di Geraldo, Antonio Ximénez o Moy Natenzon y que se estructura en bloques temáticos, experiencia luego continuada en Vientos flamencos II (2009).

Huellas (Cabra Road, 2012) es un doble álbum que incluye 18 muevas composiciones que interpreta junto a más de cincuenta músicos de jazz nacionales e internacionales —Jerry González, Jeff Ballard, Víctor Mendoza, Gil Goldstein, Javier Colina, Pablo Martín, Santi Ibarretxe, David Pastor, Tino di Geraldo, Carlos Carlí…—  como flamencos de las más diversas estirpes —Tomatito, Niño Josele, Paquete, Agustín Carbonell o Josemi Carmona—. El repertorio abarca palos clásicos del flamenco como las bulerías, los tangos, la zambra o los jaleos y otros nuevos productos de la híbridación como el blues por bulerías, el bolero-pasodoble-tanguillo o la rumba.

En Historias de Radha y Krishna (Fol Música, 2014) abordó una nueva búsqueda ahondando en lenguajes y ritmos procedentes de estilos diversos como el groove, el hip hop, la música urbana, el flamenco y el jazz con instrumentaciones electrónicas para crear nuevos ambientes sonoros pero sin perder la esencia de su personalidad artística, en una suerte de ritmo reiterado al estilo del usado para entrar en trance en diversas culturas aunque, en palabras del propio Pardo, “poco tienen que ver con lo hindú” sino más bien con historias urbanas, con encuentros y desencuentros. En la grabación participaron de manera  altruista una cuarentena de músicos, entre otros, Carmona, Raimundo Amador, Flavio Rodrigues, José Vera, Phil Wilkinson, Baghira, Víctor Iniesta o J.R. ‘Bandolero’.

Djinn. Metaflamenco (Karonte, 2016), hace referencia a la palabra djinn que en árabe significa genio, y según Pardo alude “al duende de varías mitologías ancestrales con capacidad de influir en la mente  y el espíritu del ser humano”. El álbum es un viaje  sonoro donde se dan la mano el groove, la electrónica, la voz, el flamenco y el jazz a través del que pretende conjuar el espíritu del flamenco y capturar su esencia a partir de los cantaores que más le han cautivado e influido a lo largo de su vida, a los que dedica temas como “Lo sé por ‘El Talega’”, “Ricardo y Tío Gregorio”, “Viva ‘El Borrico’” o las “Bulerías de ‘La Perla’”de Camarón. Con la participación de una banda semejante al anterior álbum, sus composiciones y el inconfundible sonido de su flauta y saxo nos lleva en un viaje incesante más allá de las fronteras de lo establecido para abrir el horizonte de lo desconocido o tal vez la esencia de una música urbano contemporánea.

Significativos son sus dos últimos lanzamientos, Brooklyn Sessions (2020) y Trance  Sketches (Karonte, 2022), ambos grabados en 2018 y que forman parte del intenso pálpito sonoro y vital que late en el documental Trance.

Brooklyn Sessions recoge una de las sesiones grabadas a dúo durante la estancia de Jorge Pardo en Nueva York con motivo de la realización de Trance junto al pianista, acordeonista y profesor Gil Goldstein. Íntimo diálogo entre flauta y piano con el pretexto de nueve de clásicos jazzísticos firmados por Ellington, Bill Evans, Cole Porter, Billy Strayhorn, Hoagy Carmichael o Irving Berlin y títulos tan emotivos y conocidos como “I Loves You Porgy”, “Starduts”, “, “I Love You”, “Lush Life”, “Blue in Green”, “Sophisticated Lady” o “Body and Soul”.

Trance Skeches recoge seis originales escritos por Jorge Pardo durante su estancia neoyorquina — Lalínea 1”, Lalinea 2”, “Tientaciones”, “Otro sueño”, “Rara belleza” y “Zapatito”— y para el que contó con el auxilio de colegas como Gil Goldstein (teclados); Matt Garrison (bajo) Mark Guilliana (batería) Edmar Castañeda (arpa) Juanito Pascual (guitarra) Rycardo Moreno (guitarra) Melón Jiménez (guitarra) Guillermo Barrón (cajón) y las voces de Bego Salazar y Genavya Iyer Doraiswamy. Apasionado caleidoscopio de sonoridades reflejo de su múltiple personalidad creativa sin linderos que abarca desde la fantasía onírica de “Otro sueño”, las resonancias coltranianas de “Zapatito” hasta el cénit catártico de “Rara belleza”.

Colaborador nato ha participado en infinidad de proyectos de destacados músicos de la escena nacional e internacional cuya enumeración resultaría tediosa, pero también solícito con quienes con buenas maneras, musicales por supuesto, requieren su sabiduría para sus propuestas como ha sucedido con almerienses como Tomatito, el guitarrista Antonio Gómez o aquel mágico trío que bajo el membrete de Insólito Club acogía al guitarrista Paco Rivas, la cantante Yolanda Molina —ahora Yoio Cuesta— y al blanco con voz de negro, o sea, Diego Cruz.

Discografía

  • Jorge Pardo (Blau, 1982)
  • El canto de los guerreros (Linterna Música, 1983)
  • A mi aire (Nuevos Medios, 1987))
  • Las cigarras son quizá sordas (Nuevos Medios, 1991)
  • Veloz (Nuevos Medios, 1993)
  • Vivir en catedrales (Sonifolk, 1993): Jorge Pardo, Tomás San Miguel, Javier Pizariño
  • 10 de Paco (Nuevos Medios, 1994): Jorge Pardo, Chano Domínguez, Javier Colina, Tino Di Geraldo.
  • Arte Flamenco (Nuevos Medios / Orbis, 1994)
  • UR (Al Sur, 1995): Michel Bismut, Jorge Pardo, Nabil Khalidi, Keyvan Chemirani.
  • De dos en dos (Nuevos Medios, 1995): Tomás San Miguel, Jorge Pardo.
  • 2332 (Nuevos Medios, 1997)
  • Music for Ebber. Live in San Sebastián (El Delirio, 1999): Gary Bartz, Jeanne Lee, Jorge Paro Repertory Quartet.
  • El concierto de Sevilla (Nuevos Medios, 2000): Carles Benavent, Tino Di Geraldo, Jorge Pardo.
  • Directo (Satchmo Jazz, 2001: D’3 Jorge Pardo, Francis Poasé, José Vázquer ‘Roper’
  • Mira (Nuevos Medios, 2001).
  • Bouderbala (World Village, 2001): Nass Marrakech con Omar Sosa & Jorge Pardo.
  • Quid pro quo (Satchmo Jazz, 2003). D’3: Jorge Pardo, Francis Posé, José Vázquez ‘Rper’.
  • Vientos flamencos (Manantial de Músicas, 2005).
  • 3dd’3 (Quadrant, 2006).
  • Desvaríos (RTVE Music, 2007): Jorge Pardo, Agustín Carbonell ‘El Bola’.
  • Entre (MusiMagic, 2008): Tomás San Migue, Jorge Pardo.
  • Sin precedentes (Nuevos Medios, 2008): Carles Benavent, Tino Di Geraldo, Jorge Pardo.
  • Vientos flamencos 2 (Flamenco World Music, 2009).
  • Sobre la marcha (Quadrant, 2011). D’3: Jorge Pardo, Francis Posé, José Vázqierz ‘Roper’.
  • Huellas (Cabra Road, 2012).
  • Puerta del Sol (Nuba, 2013).
  • Historias de Radha y Krihna (Fol Música, 2014).
  • Iberia Live (Elixir Cretive, 2015): Manuel de Oliveira, Jorge Pardo, Carles Benavent.
  • Dinn (Manantial de Músicas, 2016).
  • Flamenco Leaks (Mapa Música, 2019): Carles Benavent, Tino Di Geraldo, Jorge Pardo.
  • Brooklyn Sessions (Karonte, 2020): Jorge Pardo (fl) Gil Goldstein (p).
  • Trance Sketches (Karonte, 2022)

A la que cabe sumar los álbumes grabados con Paco de Lucía: Paco de Lucía interpreta a Manuel de Falla (Phonogram, 1978), Solo quiero caminar (Phonogram, 1981), Live… one summer night (1984), Ziryab (Polygram, 1991), Live in América (Polygram, 1994); Dolores: Dolores (Polydor, 1975), La puerta abierta (Polydor, 1977) y Asa-Nisi-Masa (Polydor, 1978); Camarón de la Isla: La leyenda del tiempo (Phonogram, 1979) y Viviré (Phonogram, 1984); Gil Goldstein: Zebra Coast (Blue Note, 1992); Carles Benavent: Carles Benavent (Nuevos Medios, 1982); Agüita que corre (Nuevos Medios, 1995); Aigua (Nuevos Medios, 2001); Joan Albert Amargós y Carles Benavent: Colors (Nuevos Medios, 1991); Carles Benavent y Tino di Geraldo: El concierto de Sevilla (1995); Carles Benavent y Josemi Carmona: Sumando (2006)

*Más información: http://jorgepardo.com/

© José Santiago Lardón Santi (Marzo, 2023)

Artículos relacionados

kit digital