Scroll to top

Max Ionata Trio featuring Jesper Bodilsen & Martin Andersen


José Santiago Lardón - 14 marzo, 2022 - 0 comments

Max Ionata Trio featuring Jesper Bodilsen & Martin Andersen

Max Ionata (saxo tenor) Jesper Bodilsen (contrabajo) Martin Andersen (batería)

Clasijazz, martes, 5 de abril de 2022. 22:00 H

Un sueño a trío: tocar hasta el final

En la escena del jazz actual son habituales los encuentros entre músicos de diversos orígenes y trayectorias sin que importe las diferencias de sus lenguajes o estilos. Al contrario, al citarse en ese inmenso y energético idioma que es el jazz, el resultado es una aventura feraz, creativa y cargada de sorpresas.

En esta ocasión, y en arriesgada formación de trío —que la ausencia de un instrumento armónico como el piano—, permite una mayor libertad a los intérpretes y, sobre todo, más espacio para la improvisación.

El fabuloso e imaginativo saxo tenor Max Ionata, considerado el el Dexter Gordon italiano, retoma su unión a trío con dos incansables daneses: el contrabajista Jesper Bodilsen y el batería Martin Andersen, para explorar música original inspirada en la tradición del bebop con acento mediterráneo teñida con el poderoso ingrediente nórdico que aporta la sección rítmica.

Llevan tocando juntos desde hace un par de años, realizando giras por Italia, España y el norte de Europa, elaborando un repertorio que verá la luz en un álbum que grabarán en Roma en abril de 2022.

Un proyecto que Max Ionata considera desde hace tiempo entre los más importantes de su carrera, al igual que lo estiman Jesper y Martin.

Pero sobre todo un verdadero sueño para los amantes del jazz, la música improvisada y el público en general. Todos quedarán fascinado por el gran nivel interpretativo y la creatividad y belleza de su música.

Y una hermosa frase de Max Ionata como testimonio del espíritu de los músicos que esta noche tendremos entre nosotros:

«Mi sueño secreto es siempre el mismo: tocar y seguir haciéndolo hasta el final».

Video: https://www.youtube.com/watch?v=p4YIyADPXrs

Max Ionata (saxo tenor)

Massimiliano ‘Max’ Ionata (Atessa, Chieti, Italia, 1972). Considerado como uno de los saxofonistas de jazz más importantes de la escena jazzística italiana contemporánea.

Se inició en la música a los 10 años como miembro de la banda de música de su ciudad natal. Pronto se apasionó por el jazz y comenzó a tocar con amigos después de la escuela en un garaje. Eran los años ochenta e interpretaban jazz fusion, entonces de moda, a partir de discos que le fascinaban de músicos como Michael Brecker, Bob Mintzer o Yellowjackets.

Asistió al Conservatorio Luisa D’Annunzio de Pescara y completó su formación jazzística en el Columbia College de Chicago bajo la dirección del compositor y arreglista William ‘Bill’ Russo. Además ha estudiado con grandes maestros como Rosario Giuliani, Luca Mannutza, Emanuel Cisi, Robert Bonisolo y Steve Lacy.

En 2005 se instaló en Roma, iniciando una intensa actividad jazzística que le ha creado una gran reputación y éxito por parte de la crítica y el público italiano e internacional, en especial en Japón donde goza de considerable fama

Ha compartido escenario y colaborado con destacados artistas, entre otros, Robin Eubanks, Reuben Roger, Clarence Penn, Lenny White, Billy Hart, Alvin Queen y Joe Locke, Anne Ducros, Steve Grossman, Mike Stern, Bob Mintzer, Bob Franceschini, Hiram Bullock, Joel Frahm, Miles Griffith, Anthony Pinciotti, Jon Cowherd, John Benitez, Dino Piana, Roberto Gatto, Dado Moroni, Stefano Di Battista, Gegè Telesforo, Giovanni Tommaso, Flavio Boltro, Furio Di Castri, Fabrizio Bosso, Enrico Pierannunzi, Mario Biondi, Ornella Vanoni, Sergio Cammariere o Renzo Arbore. En una reciente entrevista señala que entre los numerosos artistas con los que ha colaborado, sus mejores experiencias las tuvo con bateristas como Alvin Queen, Lenny White, Billy Hart o Clarence Penn

A lo largo de su carrera ha recorrido países como Japón, China, Holanda, Inglaterra, Francia, Polonia, España, Portugal, Serbia, Suiza, Dinamarca, Alemania, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Perú o Estados Unidos, actuando en importantes clubes y festivales. Entre los festivales destacar los de Umbría, Ancona, Pescara, Sant’Anna Arresi, Arezzo, Venecia, Ferrara, Florencia, entre otros muchos, así como en los prestigiosos clubes italianos Alexander Platz, Pinocchio Jazz Club, Biella Jazz Club, Cotton Jazz Club, Fano Jazz’ n Club, Jazz Club Ferrara, Cantina Bentivoglio, Blue Note de Milán, entre otros.

Ha sido reconocido con destacados premios internacionales, entre otros, Premio Massimo Urbani, sección de viento (2000); Primer Premio en el Concurso Nacional de Jazz Baronissi con su cuarteto (2000); Premio del público en el concurso internacional Tramplin Jazz D’Avignon (Francia, 2002); Premio Jazzit 2012 y 2013 como mejor saxofonista tenor italiano.

Además la prestigiosa revista japonesa Jazzlife le dedicó un destacado espacio en el número especial “Jazz Horn 2020” que incluía una entrevista, calificándolo como «uno de los saxofonistas que han abierto una nueva frontera en el jazz».

Como todo saxofonista actual señala entre sus influencias esenciales a John Coltrane y Sonny Rollins y de los contemporáneos su favorito es Jerry Bergonzi (a quien dedicó el tema “Mr JB” incluido en el álbum Little Hand de 2003). Aunque ya no se preocupa de tocar de una y otra forma, sino de ser él mismo de la forma más honesta posible, algo que se refleja en la música y que el público nota, construyendo una voz personal y reconocible.

Su estilo es robusto a la par que suave, con un fraseo largo y continuo que genera una acentuada sensación de swing, sin excederse del rango del instrumento para llenar sus solos de chirridos o graznidos. Sus solos son precisos, emotivos, construidos con ingenio y con extensiones armónicas que insuflan belleza en las melodías y sin excederse en su extensión porque una de sus dividas es emocionar al público, no impresionarlo, que el jazz sea accesible sin dejar de ser una aventura.

Ha participado en más de ochenta álbumes como colaborador de destacados artistas y formaciones de jazz italianas e internacionales como, por ejemplo, Gianluca Renzi Sextet (Looking from the Right Line, 2003); Pino Jodice Quintet (Suspended, 2003); Ada Montellanico Sextet, (Suoni Modulanti, 2002); Daniele Luttazzi (Money for Dope, 2005); Miles Griffith & Tony Pancella Quartet (Smile Again, 2006); Quartetto Trevi featuring Max Ionata, Night Walk, 2009); Roberto Gato Quintet (Remembering Shelly, 2011) o Silvia Manco, Dezron Douglas, Jerome Jennings festuring Enrico Rava, Max Ionata, Hip! TheBlossom Dearie Songbook, 2019), entre otros muchos.

Como líder o colíder ha publicado una veintena de álbumes para los que contó con importantes músicos de la escena jazzística italiana e internacional.

A quinteto coliderado junto al pianista Claudio Filippini es Zaira (Wide Sound, 2001) completado por el guitarrista Giancarlo Alfani, el bajista Maurizio Rolli y Nicola Angelucci a la batería, que incluye algunos clásicos y originales de Ionata y de los miembros del grupo.

Al frente de su cuarteto integrado por el pianista Luca Mannutza, el bajista Marco Loddo y el batería Nicola Angelucci publicó el álbum Little Hand (Abeat, 2003), celebrado por la crítica y que incluye temas originales, entre ellos el que da título al disco dedicado al pianista, de miembros del grupo y “Yes or No” de Wayne Shorter.

Fruto de un anhelado deseo es el álbum a dúo junto al pianista Luca Mannutza, Lode 4 Joe. Tribute to Joe Henderson (Wide Sound, 2006), especial homenaje al gran saxo tenor y en el que realizan una muy personal relectura de nueve de las composiciones más señaladas de Henderson, entre otras, “Shade of Jade”, “Serenity”, “Recordarme”, “Inner Urge” y el original de ambos que da título al álbum.

En Tenor Legacy (Picanto Records, 2009) cumple otro de los sueños de cualquier saxofonista, tocar junto a otro tenor, en este con Daniel Scannapieco. Un encuentro artístico entre dos tenores punteros de la escena jazzística italiana junto a una sección rítmica integrada por dos destacados protagonistas de la escena neoyorquina actual: el contrabajista Reuben Rogers y el baterista Clarence Penn. Poderoso cuarteto sin piano y excelente álbum que incluye 8 temas originales.

De nuevo al frente de su cuarteto con Luca Mannutza, Nicola Muresu y Nicola Angelucci y con el trompetista Fabrizio Bosso como invitado, publicó el álbum Inspiration (Albòre Jazz, 2009), excelente trabajo en la que de nuevo da muestras por la capacidad como líder, intérprete y compositor. Incluye diez temas originales de Ionata y de Luca Mannutza que reflejan un jazz fresco y pleno de soberbios solos.

En Rewing (Via Veneto Jazz, 2010) se presenta al frente de otra de las formaciones típicas, el trío con órgano Hammond, aquí interpretado por Alberto Gurrisi, y el batería y vibrafonista Frits Landesbergen. Incluye 9 temas, la mayoría composiciones originales de Ionata y dos clásicos, uno de Jobim y otro del saxo tenor George Coleman. Música brillante y alegre, con ritmos optimistas y en muchos caso de fuerte acento funky como en “Amsterdam After Dark” de George Coleman.

Dieci (Via Veneto Jazz, 2011), de nuevo al frente de su habitual cuarteto con el trompetista invitado Fabrizio Bosso en algunas de las canciones, incluye temas, casi todos originales que poseen el eco de mainstream de muy alto nivel del saxofonista, con una interpretación volcánica, gran gusto y arrolladora fuerza. Entre las canciones destacar, por ejemplo, “Turn Around”, “Astobard” o “Coltrane meet Evans”.

Otro de los sueños de cualquier saxofonista es la experiencia en formación de trío, sin piano, y eso es lo que es el álbum Kind of Trio (Via Veneto Jazz, 2011), y aquí Ionata se une al bajista Clarence Penn y el baterista Reuben Rogers —viejos conocidos de viaje y colaboraderes en el álbum Tenor Legacy de 2009— en un trío de gran empatía musical a través de 11 temas, 9 escritos por los miembros del trío — Brothehood, Kumico, But, Out Back, The Change, To Be  Raven, Aurora y Waiting For Eli— y dos conocidos clásicos: Con Alma (Gillespie) y Nuovo Cinema Paradiso (E. Morricone).

Destacables son los álbumes a dúo de Max Ionata con el pianista Dado Moroni:  Two for Duke (Via Veneto Jazz, 2012) y Two for Stevie (Via Veneto Jazz, 2014)

En Two for Duke realizan una relectura de 11 clásicos del maestro Ellington con un enfoque personal y espontáneo en un intercambio continuo de saxo y piano tanto en melodías reconocibles como en momentos más informales o en atmósferas elegantes combinado con gran empatía la profunda sonoridad del saxo de Ionata con el pianismo feroz y directo de Moroni. Música que no pierde el ritmo en ningún momento y obra esencial en todos los aspectos.

Two for Stevie es un homenaje de Ionata y Moroni a Stevie Wonder con una personal interpretación de once de sus composiciones más conocidas y que abarcan toda su carrera. Una lectura jazzísticas en la el saxo temor de Ionata asume las líneas melódicas y el piano de Moroni (que algunas piezas toca además el contrabajo) aporta el acompañamiento y el ritmo swing. Arreglos clásicos pero siempre brillanes, elegantes y de gran gusto que permiten apreciar la belleza de los temas originales en un contexto jazzístico.

En Tenors of Our Time (Albòre Jazz, 2018), Ionata se presenta como invitado del trío del saxo tenor británico Dave O’Higgins junto al organista británico Ross Stanley y el batería italiano Luca Santaniello. Cuarteto angloitaliano que ofrece un poderoso hard bop, cargado de swing y con enérgicas improvisaciones entre ambos tenores —Ionata, canal izquierdo, O’Higgins en el derecho—, apoyados por la implacable sección rítmica del baterista Santaniello y el órgano Hammond de Ros Stanley. Un álbum que en cierto modo recuerda al Sonny Side Up (1959) de Sonny Stitt y Sonny Rollins del que incorporan el vibrante tema “The Eternal Triangle” de Stitt. El álbum incluye además 5 temas originales de O’Higgins (“Fourplay”, “Song For Cape Town”, “The Enigma Of The Day”, “You’re Nicked” y “Medication”), dos de Ionata (“Rainy Day” y “Satosong”), un blues de James Williams, una antigua canción popular italiana y la bossa nova “Donna” de Gorni Kramer. Un álbum a la altura de su atrevido título —Tenors of Our Time— y con una poderosa y contagiosa sonoridad que parece olvidarse en muchas de las grabaciones actuales.

Reciente es la colaboración de Max Ionata en el álbum Ciao… Amore (Albóre Jazz, 2018) del contrabajista Giussepe Bassi en formación de trío junto al pianista Domenico Sanna con un repertorio de nueve canciones románticas en el que el tema del amor de la vida cotidiana actúa como leivmotiv esencial: amor a una mujer, a la vida y sus cosas buenas como la comida, los viajes, la naturaleza o la humanidad. Bassi firma uno (“I Know You Know”), Domenica Sanna otro (“Ciro Chi?”) y el resto son clásicos de compositores como Kenny Barron, George Gershwin o Jimmy McHug, entre otros.

Entre sus proyectos futuros señala como importantes el que lleva a cabo con dos grandes músicos daneses, Martin Andersen y Jesper Bodilsen, con quienes ha realizado varias giras por Italia, España y el norte de Europa con la intención de grabar un álbum en Roma en 2022. Otro proyecto es el álbum a cuarteto con los músicos italianos Luca Mannutza, Daniele Sorrentino y Marcello di Leonardo, un homenaje a Kenny Wheeler en forma de suite que incluirá cuatro canciones de Ionata y cuatro de Kenny. También tiene previsto grabar otro álbum con su cuarteto francés, por ahora parado por las restricciones de la pandemia.

Pero sobre todo su gran proyecto es su sueño secreto, seguir tocando hasta el final, sin dar nunca nada por hecho.

Selección discográfica

  • Max Ionata, Claudio Filippini, Zaira (Wide Sound, 2001).
  • Max Ionata Quartet, Little Hand (Abeat, 2003).
  • Max Ionata, Luca Mannutza, Lode 4 Joe. Tribute to Joe Henderson (Wide Sound, 2006).
  • Max Ionata, Giovanni Amato, Organic (Picanto Records, 2007).
  • Max Ionata, Daniel, Scannapieco, Reuben Rogers, Clarence Penn, Tenor Legacy (Picanto Records, 2009).
  • Max Ionata Quartet, Inspiration (Albòre Jazz, 2009).
  • Max Ionata Organ 3 + Fabrizio Bosso, Coffee Time (Albòre Jazz , 2010).
  • Max Ionata, Rewind (Via Veneto Jazz, 2010).
  • Max Ionata Quartet, Dieci (Via Veneto Jazz, 2011).
  • Max Ionata, Clarence Penn, Reuben Rogers, Kind of Trio (Via Veneto Jazz, 2011).
  • Max Ionata & Dado Moroni, Two for Duke (Via Veneto Jazz, 2012).
  • Max Ionata & Dado Moroni, Two for Stevie (Via Veneto Jazz, 2014).
  • Max Ionata Quartet, Inspiration Live (Albore Jazz, 2014).
  • Dave O’Higgins Trio + Max Ionata, Tenors of our Time (Albòre Jazz, 2018).
  • Fratello Joseph Bassi, Domenico Sanna, Max Ionata, .. Amore (Albòre Jazz, 2018).

Jesper Bodilsen (contrabajo)

«Al igual que Niels Henning Ørsted Pedersen, Bodilsen posee un sonido cálido, gran destreza, una entonación impecable, hondo lirismo y un aura de calma incluso en los tempos volcánicos». Jazz Times.

Jesper Bodilsen (Haslew, Dinamarca, 1970). Contrabajista, compositor, productor y educador. A los 3 años su familia se trasladó a la ciudad de Silkeborg donde permaneció hasta los 18. Pese a que en su familia no había músicos, a los 8 años encontró en el desván de la granja de sus abuelos una vieja trompeta y de inmediato intentó hacer música. A los diez años fue admitido en la banda de música de la escuela donde aprendió a tocar corneta y a leer música.

En 1984 consiguió su primer bajo —un bajo eléctrico— y un año después se unió a una banda de pop-funk realizando primer concierto profesional poco después. Fue admitido en la Royal Academy of Music de Aarhus (Dinamarca) donde estudió durante 5 años diplomándose en 1991. Ese mismo año recibió la Beca Conmemorativa de Edward Eriksen y fue contratado para enseñar en la citada academia.

Mientras estudiaba continuó trabajando como músico profesional. En junio de 1994 actuó con dos All Star Concerts en el Riverboat Jazz Festival junto al batería estadounidense Ed Thigpen y el pianista Duke Jordan. Dichos conciertos supusieron un significado reconocimiento y confirmación y druante los siguientes años trabajó con otras grandes figuras del jazz como James Moody, Benny Golson, Lee Konitz, Tom Harrell, Joe Lovano, Horace Parlan, Jimmy Heath y Phil Woods, actuando a menudo en el legendario club de jazz Bent J (Århust).

En 1995 se trasladó a Copenhague y de inmediato se unió al Dream Quartet del trombonista Erling Kroner. Durante los siguientes años realizó numerosas giras con diferentes  bandas de Aarhus y Copenhague hasta que en 1997 se encontró de nuevo con Ed Thigpen. Ed le propuso formar parte de un trío —Ed Thigpen Rhythm Features— completado por el gran pianista Carsten Dahl, debutando con el álbum It’s Entertainment (Stunt, 1998). El álbum fue nominado para un Danish Grammy y recibió el premio especial Album of the Year. Bodilsen permaneció tocando y grabando con Thigpen hasta 2010, fértil colaboración de 13 años reflejada en seis álbumes.

Bodilsen siempre ha mostrado interés en producir música, encontrar músicos relevantes con quienes tocar y crear nuevos grupos. Fue coproductor de la vocalista danesa Katrine Madsen durante más de una década. En 1999 creó su primera banda Scandinavian Summit —junto a Lars Jansson, Morten Lund, Severi Pyysalo y Tore Brunborg— grabando dos álbumes —The China Concert (Stunt, 2000)— y realizando giras por Europa, sudeste asiático, China y Australia.

En 2002 creó su propia compañía de producción musical con la que ha realizado hasta la fecha más de 15 álbumes de destacados artistas.

Durante los años 1998, 2001 y 2004 fue requerido para que actuara en los prestigiosos conciertos de los Jazzpar Prize, de los que resultó ganador en 2002 el trompetista italiano Enrico Rava. Bodilsen participó en 4 conciertos junto a Rava, el pianista Stefano Bollani, el trombonista, Gianlucca Petrella, el guitarrista John Abercrombie y el batería Morten Lund.

Al cabo de los citados conciertos Jesper preguntó a Bollani y Lund si estaban interados en tocar de nuevo juntos. Un año después, en marzo de 2003, tuvo lugar la primera gira del trío y su primera grabación Mi ritorni in mente (Stunt, 2003), que apareció como Jesper Bodilsen Trio. El trío, desde el comienzo, realizó numerosas giras europeas, participando en clubes y festivales, entre otros, el Festival de Jazz de Umbria, el Festival de Jazz de Copenhague y en el legendario Birdland de Nueva York.

En 2004 Bodilsen recibió el prestigioso premio Django d’Or como intérprete del año y ese mismo año el trío grabó el segundo álbum Gleda (Stunt), ahora bajo liderato compartido. El álbum ocupó el 4º lugar en las listas italianas de jazz en 2005 y fue nominado para un premio Australian Bell en 2006 como mejor álbum internacional de jazz. Incluye interpretaciones de temas de inspiración folcórica tradicional escandinava.

Tras Gleda grabaron con la cantante Katrine Madsen el álbum Close To You (Stunt, 2005) que fue nominado para los premios Danish Music Award como mejor álbum de jazz vocal.

En 2009, y tras cuatro años de sequía discográfica, publicaron en el prestigioso sello ECM del productor Manfred Eicher, el álbum Stone in the Water, dos de cuyos temas son obra de Bodilsen. Celebrado como la mejor grabación a trío de 2009 por varias revistas de jazz internacionales, como por ejemplo la revista digital All About Jazz: «El disco supone para el trío el reconocimiento internacional justamente merecido: es la grabación de trio de piano más sublime del año, donde el silencio y el poder de la sugestión son tan definitivos como el virtuosismo que acentúa la asombrosa empatía del grupo».

Ese mismo año regresó a los estudios junto al guitarrista sueco Ulf Wakenius, el trompetista Peter Asplund y el vibrafonista finlandés Severi Pyysalo, grabando el álbum Short Stories for Dreamers (Stunt, 2010) con temas en su mayoría propios y destacado por su profundo y sosegado lirismo.

Ha intervenido en los exitosos programas de televisión Sostiene Bollani y en el otoño de 2011 el trío, con Bollani como anfitrión, realizó 6 shows en el canal nacional italiano RAI 3.

En 2013 publicó Scenografie, su último álbum como líder en la discográfica italiana Carosello, en el que da cuenta de su capacidad como compositor, director, bajista y productor. La música es una mixtura de variados estados de ánimo y conjunción de músicos de diferentes nacionalidades: los italianos Stefano Bollani, Joe Barbieri, Nico Gori y Paolo Russo y los suecos Ulf Wakenius y Peter Asplund.

Pero 2013 fue también el X aniversario del trio Bollani / Bodilsen / Lund y ocasión para encerrarse en el Avatar Studio de Nueva York para grabar el álbum Joy Inspite of Everything (ECM, 2014) que contó con la colaboración de leyendas como el guitarrista Bill Frisell y el saxo tenor Mark Turner.

Alumno del legendario Niels-Henning Ørsted Pedersen es parte destecada de la prestigosa y célebre escuela danesa de contrabajo de jazz entre los que sobresalen además Bo Stief y Mads Vinding, no en vano la revista australiana The Age escribió: «Jesper Bodilsen confirma la teoría de que Dinamarca es tierra de grandes bajistas».

Desde que abandonó el conservatorio en 1997, no ha cesado de realizar giras, publicar excelentes álbumes y dedicado cada vez más tiempo a la composición, a la par que ha ejercido la docencia en varios conservatorios daneses contando con una extensa nómina de jóvenes y prometedores alumnos. En 2012 fue elegido presidente de Dansk Jazzmusiker Forening (Asociación Danesa de Jazz), colectivo dedicado a la educación de músicos improvisadores profesionales. A través de clases magistrales y cursos organizados por dicha asociación e impartidos por destacados músicos y profesores de la escena internacional, la DJF brinda a los músicos daneses la posibilidad de mejora e inspiración.

Además de los álbumes mencionados cabe señalar los grabados a dúo con el pianista estadounidense George Colligan: Twins (Stunt, 2000) y A Wish (2001), o Valo (Abeat, 2017) como miembro del Baltic Trio junto al armonicista italiano Max De Aloe y el guitarrista finlandés Niklas Winter, así como los recientes a trío, Pieris (Stunt, 2018) con Marco Mezquida y Martin Andersen y Pinocchio e altri racconti (Abeat, 2018) con el pianista Antonio Zambrini y Martin Andersen.

Martin Andersen (batería)

Del batería Martin Andersen (Silkeborg, Dinamarca) se ha dicho que es un torbellino musical en cualquier estilo. Su toque expresivo —liberado de la tradicional función de metrónomo de la batería— asume el rol de un solista más trazando líneas melódicas, acentos, puntuaciones impresionistas teñidas de todo cuanto absorbió o lo largo de su dilatada y fructífera carrera, bebop, vanguardia o ritmos latinos.

Pero no solo torbellino musical, sino personal —ambas indisolubles— aguijoneado por una curiosidad infinita. Niño absorto en los discos de su madre, estudió batería, piano, flauta y guitarra desde los 9 años, tocó en bandas locales a los 12, escuchaba grabaciones de Deep Puplee, Basie o Max Roach en la biblioteca municipal. Ávido de nuevos sonidos en Veracruz, Méjico, hasta donde fue en un intercambio escolar, estudió y tocó nuevas formas expresivas, y de regreso, henchido de música, tocó en cuanta ocasión o banda se puso a su alcance, campaginándolo con estudios de piano, teoría musical y clases particulares con el baterista Alex Riel. Se mudó a Århus, implicándose en clubes, seminarios de la Danish Jazz Foundation con maestros como Adam Nussbaum, Tony Moreno o Billy Hart. Esto le llevó a Nueva York donde estudió durante un año en la Drumming Collective School con Marvin ‘Smitty’ Smith, Brad Flikinger, Mike Clark o Frank Malabe, mientras por las noches escuchaba a grandes bateristas. Llegó a la conclusión de que su vida era la música.

A su regreso participó en la orquesta del musical Les Misérables danés, en la gira de la compañía de West Side Story y luego en Chicago. En esta coyuntura se trasladó a Copenhague, ampliando su red de colaboraciones y labrándose una excelente reputación profesional.

En 1993 Butch Lacy, pianista de Sarah Vaughan y director de orquesta, le contrató y en sus grupos acompañó al saxofonista Bob Rockwell, al trompetista Anders Bergcrantz o a la cantante Mark Murphy.

En Copenhague participó en jam sessions y en diversos escenarios con los jazzmen y formaciones destacados: The Orchestra, Horace Parlan, Carsten Dahl o Anders Christensen. Estudió con el percusionista cubano Calixto Oviedo, y experimentó instrumentos de percusión afrocubana. Su interés por la música latina le llevó a tocar con músicos cubanos como el percusionista Ignacio Guerra Acosta y el bajista Yadam González. En un taller del Conservatorio de Copenhaguen conoció a su héroe, el baterista de Irakére Enrique Plá.

Es miembro desde 2000 de la insólita y reputada New Jungle Orchestra (NJO) liderada por el guitarista Pierre Dørge (pronto en esta sala), integrada por diez miembros y cuyo inmenso repertorio y amplio enfoque estilístico exigen una capacidad de improvisación abierta y una visión libre y avant garde de la música. La NJO colabora con formaciones, como  Athelas Sinfonietta o Denmarks Radio Girls Choir, y con solistas como Yusef Lateef, Ray Anderson, Harry Beckett, Herb Robertson, John Tchicaï, Marilyn Mazur, Han Bennink, Josefine Cronholm, Adam Rudolph, Shashank Subramanyam, Yu Jun, Sergey Letof, Lelo Nika o Mikko Innannem.

En la actualidad trabaja en diversos proyectos propios como los tríos con el saxofonista Stephen Riley, con el pianista Dave Kikoski o Different Day, con el guitarrista español Israel Sandoval y el bajista sueco Thommy Andersson, cuyo primer álbum homónimo, publicado en 2007, incluye composiciones de sus miembros. Colidera Mad Cats, con Thommy Andersson y el saxofonista Marc Bernstein. Otros proyectos recientes son el combo de latin jazz Kirsten & Carsten (con el pianista Carsten Kjær) y el trío Third Voyage con el bajista Torben Westergaard y el saxofonista Thomas Agergaard.

Destacable es la creación del cuarteto Scram! junto al trompetista noruego Gunnar Halle, el contrabajista sueco Thommy Andersson, el saxofonista y clarinetista Anders Banke, todos miembros de la citada New Jungle Orchestra, con el que debutó con el álbum Scram! (Rizoma Records, 2017). Después y junto al intérprete de kora gambiano publicaron Kou Kou (Gateway, 2021).

Entre sus colaboraciones destacadas como esencial partenaire cabe señalar excelentes  álbumes como Vision Tales (Rizoma, 2017) coliderado por el vibrafonista Arturo Serra y el bajista Javier Delgado, o los álbumes a trío Pinocchio e altri racconti (Abeat, 2018) liderado por el pianista italiano Antonio Zambrini y con el contrabajista danés Jesper Bodilsen; Pieris (Stunt, 2018) coliderado con el pianista Marco Mezquida y de nuevo Jesper Bodilsen al contrabajo y Traska (Gateway, 2019) junto al saxofonista sueco Joakim Milder y Thommy Andersson al contrabajo.

Como sideman ha colaborado y colabora en infinidad de proyectos de muy variada adscripción estilística participando en la grabación de más de medio centenar de álbumes.

En España ha colaborado, entre otros, con el pianista Moisés Sánchez, el guitarrista Israel Sandoval, el contrabajista Javier Colina, el pianista Iñaki Salvador, el saxo alto Santiago Ibarreche, el también altista Perico Sambeat, los pianistas Chano Domínguez y Mariano Díaz, el armonicista Antonio Serrano, la cantante Martirio, Alfonso Pérez, Daniel Yacaré, Pablo Martin Caminero, además de llevar con el batería Borja Barrueta el dúo Boom Crash Colapso.

Es profesor de batería en la Academy Of Music and Dramatic Arts of Southern Denmark y en el Rhythmic Conservatory de Copenhague.

© José Santiago Lardón Santi (Abril, 2022)

Artículos relacionados

Post a Comment