Scroll to top

Albert Marqués & Antonio González. «Singular diálogo»


José Santiago Lardón - 22 enero, 2023 - 0 comments

Albert Marques (piano) Antonio González (saxo alto y tenor)

Clasijazz. Sala Principal. Viernes, 3 de febrero de 2023. 21:00 H

Singular diálogo

Albert Marqués, uno de los pianistas y compositores españoles más importantes de Nueva York, actúa por primera vez en Almería y lo hace acompañado de nuestro querido Antonio González. Juntos realizarán un recorrido por la obra de Marqués escrita a lo largo de los últimos 15 años durante su residencia en Barcelona, París y Nueva York. La mayoría de los temas del repertorio están incluidos en los álbumes de Marqués Live in the South Bronx y Freedom First.

En Live In The South Bronx Marqués recorre con su trío de jazz contemporáneo piezas que mezclan sonidos mediterráneos y latinos.

Freedom First es el primer disco de la historia grabado con un artista en el corredor de la muerte y se enmarca en una campaña por los derechos humanos y el derecho a un juicio justo para Keith LaMar. Un canto a la libertad que recorre las duras realidades de la población negra en EEUU. El proyecto ha contado con una tremenda campaña de comunicación y artículos a nivel internacional con artículos en destacados medios, entre otros, The New York Times, NPR, El País o El diario.es.

Vídeos:

Trío con Ari Hoening:  https://www.youtube.com/watch?v=woK0sIJ1C-M

Trío con Marc Miralta: https://www.youtube.com/watch?v=rjpe7ETuPec

Con Zack O’Farrill en el Birland (NY):

https://www.youtube.com/watch?v=8KPgTdNEq9M&t=8s

Freedom First: https://www.youtube.com/watch?v=VrCv97Y-3JI

Reseñas de prensa:

El Diario.es:

https://www.eldiario.es/cultura/jazz-suena-corredor-muerte-humanidad-no-claudicado_1_8780158.html

El País:

https://elpais.com/sociedad/2022-11-18/jazz-de-la-libertad-desde-el-corredor-de-la-muerte-por-que-no-protestamos-antes-de-que-los-maten-y-no-despues.html

Para más info: www.albertmarques.com/freedomfirst

*

Dúo piano saxo

El dúo de saxo y piano de jazz es una fórmula transitada por numerosos jazzmen a lo largo de su historia y de la más variada adscripción estilística: desde el be bop, el hard bop, el cool, el free, la avant garde, la libre improvisación o la más rabiosa contemporaneidad. A modo de avance o estado de la cuestión conviene citar entre los adeptos a este peculiar maridaje sax piano duo a saxofonistas como David Murray, Archie Shepp, Lee Konitz, Wayne Shorter, Anthony Braxton, Tim Berne, Evan Parker, Dave Liebman, Charles Lloyd, George Coleman o Greg Osby junto a pianistas como Horace Parlan, Mal Waldron, Herbie Hancock, Tete Montoliu, Ran Blake, Marilyn Crispell, Geri Allen, Agustí Fernández, Myra Melford, Mark Copland o Gil Evans por citar sólo a algunos de ellos que en numerosas ocasiones colaboraron entre sí.

Un formato que pudiera provocar interrogantes capciosos —¿solo dos? ¿sin sección rítmica?— y en algún caso respuestas cargadas de ironía, cómo por ejemplo la del saxo tenor George Coleman con motivo de la grabación del álbum Meditation (Timeless, 1977) a dúo con al pianista Tete Montoliu; «por ahorrarse pagar a cuatro tipos en lugar de a dos» y que el propio Tete refrendó con su característica sorna refiriéndose al productor de Timeless: «¡Como era un poco tacaño, se ahorraba pagar a otros dos tipos!». Tanto Tete como George quedaron satisfechos con la grabación —que era el epitome de una gira europea—, el saxofonista porque dada la fuerte personalidad de ambos de aquello surgió algo nuevo y Tete —a quien siempre le gustaron los dúos— porque fue como un tour de force y tocar con George «una de las cosas más difíciles y al mismo tiempo más reconfortantes que recuerdo».

En la cálida intimidad de un dúo la expresión musical se despoja de adherencias superfluas para ceñirse a su más pura esencia narrativa permitiendo una interacción más plena y exploraciones e improvisaciones sonoras de mayor carga experimental.

En esa placentera intimidad del vis a vis se establece una conversación cordial y profunda donde la voz melódica interactúa con la rítmica pero también capaz de trazar líneas de chispeantes melodías, ambas aunadas y sumidas en una suerte de viaje musical a través de muy variados paisajes sea con el recurso de standards o clásicos del jazz de toda la vida o con composiciones originales.

Un viaje proteico en cuyo transcurso los viajeros —la voz saxo y la voz piano— platican y reflexionan e indagan en torno al material sonoro, experimentan e investigan e improvisan y, seguro, encuentran en la profundidad del diálogo una preciado descubrimiento, una nueva obra o discurso.

No se trata solo de dos músicos que se acompañan, que una voz ampare o cobije a la otra, sino más bien de dos músicos que se compenetran tocando en perfecta empatía. El piano puede ir cambiando de acordes con sutil y engañosa soltura, con un impecable tiempo y una sensibilidad exquisita en tanto que el saxo teje un brioso tapiz que devora los cambios y con su fraseo aporta nuevos cambios y una invitación a la improvisación en un continuum en el que —como en toda conversación— se entrelazan ambas voces alternando la suavidad y lo velado con la mordacidad y el vigor destiladas con el filtro de cada personalidad.

Una conversación entre colegas aunados por la pasión musical como lo fueron las de Archie Shepp y Horace Parlan, George Coleman y Tete Montoliu, Wayne Shorter y Herbie Hancock, o como esta noche en el concierto que nos ofrecen el pianista Albert Marqués y el saxofonista Antonio González, a quien por cierto tuvimos ocasión de escuchar en empático dúo con el pianista Vince Benedetti—maestro y amigo— en mayo de 2019. Ambos, Albert y Antonio ahondaran en la profunda catarsis musical del diálogo para crear un torrente de nuevas expresiones y la encarnación de la mágica comunicación con el público.

Albert Marqués (piano)

Albert Marqués (Granollers, Barcelona, 1986). Pianista, compositor y activista político originario de una ciudad industrial de clase trabajadora de las afueras de Barcelona en cuyas fábricas trabajó. Su activismo durante la adolescencia como miembro de una organización anticapitalista catalana le llevó al borde de la detención.

Influenciado por la escena punk local, así como por las grabaciones de jazzmen como Chick Corea, Brad Mehldau, Michel Camilo y Herbie Hancock, fue autodidacta hasta que asistió al Conservatori Superior de Música del Liceu de Barcelona. Durante sus cuatro años de estancia en la ciudad condal, tocó con destacados músicos de la escena de la ciudad, el baterista Marc Miralta entre otros, gracias a su sonido distintivo y nada académico.

Tras su graduación realizó dos viajes fundamentales que cambiaron su vida, durante un mes en Cisjordania (Palestina) y otro mes en Cuba. Después se mudó a París, donde trabajó en un McDonald hasta que aprendió francés y tocó con músicos como Remi Vignolo y Pierre Perchaud, y se convirtió en el pianista del cuarteto del baterista afroamericano Leon Parker.

A los 25, Albert se trasladó a la ciudad de Nueva York, sin conocer a nadie, para tocar jazz. Después de un año y medio trabajando como camarero y asistiendo a sesiones de improvisación cada noche en distintos locales neoyorquinos, conoció a quien sería su mentor, el maestro Arturo O’Farrill, quien le regaló su propio piano de media cola. Además de su influencia y aliento musical, O’Farrill lo contrató para que enseñara en su Afro Latin Jazz Alliance, una organización sin fines de lucro que ofrecía lecciones gratuitas de jazz latino en las escuelas públicas más desfavorecidas de la ciudad de Nueva York. Además Albert toca y colabora con sus hijos, Adam y Zack O’Farrill.

Colabora habitualmente con el maestro de la batería Ari Hoenig, el cantaor y saxofonista español Antonio Lizana, y otros destacados músicos estadounidenses y europeos y además, ha tenido ocasión de trabajar con figuras como Chet Baker, Serrat, Perico Sambeat o Marc Miralta, entre otros

Como líder o colíder ha grabado seis álbumes, oscilando entre el jazz urbano y contemporáneo, el flamenco y la música afrocubana. . El primero —Pa’lante (Quadrant Records, 2003)—, al frente de un trío junto al batería Zack O’Farrill y el contrabajista  neoyorquino Walter Stinson, que incluye diez temas escritos por los miembros del trío. Propuesta de jazz contemporáneo mezclado con latin-jazz y jazz-rock de altos vuelos en una clave muy moderna y arriesgada que para nada deja de lado lo mejor de una tradición sonora larga y riquísima.

Ocho años después apareció Albert Marques Trio + Jordi Bonell, Live in My Land (Quadrant Records, 2011): Albert Marqués (piano) Jordi Bonell (guitarra) Marco Lohikari (contrabajo) Xavi Hinojosa (batería) y la colaboración del saxo tenor Gabriel Amargant. Grabado el 7 de mayo de 2011 en la Nova Jazz Cava (Terrassa), incluye 6 temas, tres firmados por el pianista y los restantes llevan la rúbrica del guitarrista Jordi Bonell. Albert nos propone una especie de popurri con las músicas y los sonidos que le son familiares: jazz, flamenco y los ritmos latinos con un lenguaje moderno y actual.

En Live in the South Bronk (Zoho Music, 2016) se presenta de nuevo con su trío — Walter Stinson (contrabajo) Zack O’Farrill (batería)— con 8 temas, algunos originales de los miembros del grupo —Doble Sur; IDN; Iris; Jazz Is Working Class; Canco Pel Pare; Ain’t No Sunshine; Alan Watts; Foggy Conscience— donde muestra su sello personal con un lenguaje musical heterogéneo que conserva sabores y raíces pero sin olvidar las aportaciones más modernas. Mestizaje de jazz, flamenco y latin jazz como en “Doble Sur”, tema que abre el disco, jazz contemporáneo en “IDN”, lirismo en la versión de “Iris” de Wayne Shorter, intensidad rítmica en “Jazz Is Working Class”, memoria personal en el auto homenaje de “Canço Pel Pare” y dos aportaciones del resto de grupo: el suave “Alan Watts” (Walter Stinson) y el complejo “Foggy Consciente” (Zack O´Farrill).

También a trío pero ahora con el bajista Manel Fortía y el batería francés Raphaël Pannier es Bulería Brooklyniana (Granollers Records, 2019) que incluye 6 temas —Abraham Lincoln Brigade; Try One; Bulería Brooklyniana; Haden Song Sea Journey; Beatrice— originales de Marqués salvo “Bulería Brooklyniana” que da título al álbum y firmado por los tres.

Y de nuevo a trío, con el bajista español Darío Guibert y su compañero musical Zack O’Farrill a la batería y el cajón —que hasta entonces no había tocado— es el directo Live in Madrid (Quadrant Recodors, 2020), grabado el 26 de junio de 2019 en el mítico club Bogui madrileño, en el transcurso de la gira nacional de Marqués de la que el álbum es un breve reflejo. El álbum incluye 7 temas: Seferad, Caravan, Intro PL&F, Peace, Love & Freedom, Bulería Broklyniana, Conflict y Afro Blue. Música que, según Marqués, «incluye ritmos flamencos, ritmos afrocubanos, jazz contemporáneo y composiciones conceptuales, pero principalmente es un disco en vivo que captura la energía y electricidad de esa noche… “Sefarad”, la primera canción del disco, es un homenaje a la herencia judía del flamenco y de la cultura española que ni la Inquisición pudo borrar. Se basa en el ritmo del palo flamenco seguiriya. La segunda canción es una versión improvisada del clásico del jazz “Caravan”, un flujo continuo de ideas y estados de ánimo entre nosotros, que termina al ritmo cubano de guajira».

Freedom First (Say It Loud Records, 2022) es un álbum especial, lo es porque es la colaboración de Albert Marqués con Keith LaMar, poeta, escritor y activista nacido en Cleveland, que trabaja arduamente para escribir e interpretar nuevo material para este su primer álbum, lo es porque lo hace desde su celda en la Penitenciaría Estatal de Ohio, donde ha pasado casi 30 años en confinamiento solitario en el corredor de la muerte por un crimen que no cometió: es el primero disco de la historia de un artista en el corredor de la muerte.

Grabado en diferentes escenarios —Girona y Broolyn entre 2020 y 2022, el proceso comenzó en 2020 como una serie de conciertos con decenas de músicos en las calles de Nueva York, tocando los estándares de jazz que ayudaron a LaMar a sobrevivir estas largas décadas en solitario, incluido él hablando en vivo por teléfono entre canciones.

Concebido y producido por Albert Marqués es una colaboración entre un grupo internacional de músicos de jazz que tocan nuevas composiciones y estándares y LaMar, que recita poesía por teléfono y video desde la Penitenciaría Estatal de Ohio. En muchas pistas, LaMar actúa en directo desde su celda.

Está previsto que LaMar se ejecutado en 2023 y sus partidarios han organizado la campaña “Justice for Keith LaMar” para luchar para que prevalezca la verdad y su liberación. Los beneficios del álbum están destinados a la financiación de la campaña.

En el álbum participan una veintena de músicos de la escena internacional. Relación alfabética: Gerald Appleman, Marco Ayza, Patricia Brenan, Milena Casado, Scott  Colberg, Erine Corinne, Carolina Davis, Xavier del Castillo, Manel Fortià, Nick Hakim, Brian Jackson, Keit LaMar, Albert Marqués, Roy Nathanson, Adam O’Farrill, Arturo O’Farrill, Samora Pinderhughes, Bam Rodríguez, Walter Stinton, Salim Washington.

Incluye 14 temas: Calling All Souls-Alabama, Tell Em The Truth, Resolution, Unintentional Vignettes, Acknowledgement, Alabama, Some Sad Shit We Humans Do To Each Other, No Man’s Land, On Living, The Only Freedom, Samora’s Interlude for Keith, Afro Blue, Be Free, The Drowned and the Saved.

Fue en Nueva York donde finalmente combinó sus mayores influencias: el jazz contemporáneo, el flamenco, la música afrocubana y la justicia social creando el citado álbum Freedom First.

En 2014 se casó con la escultora Mia Pearlman, con quien tiene dos hijos, Aviva y Sol.

Marqués es el director musical del Institute for Collaborative Education de Nueva York, una escuela secundaria y preparatoria pública progresista ubicada en el centro de Manhattan.

Referencias discográficas

  • ¡Pa’lante! (Quadrant Records, 2003): Albert Marqués (piano) Walter Stinson (contyrabajo) Zack O’Farrill (batería).
  • Albert Marques Trio + Jordi Bonell, Live in My Land (Quadrant Records, 2011): Albert Marqués (piano) Jordi Bonell (guitarra) Marco Lohikari (contrabajo) Xavi Hinojosa (batería) Gabriel Amargant (saxo tenor).
  • Live in the South Bronk (Zoho Music, 2016): Albert Marqués (piano) Walter Stinson (contrabajo) Zack O’Farrill (batería).
  • Bulería Brooklyniana (Granollers Records, 2019): Albert Marqués (piano) Manel Fortià (contrabajo) Raphaël Pannier (batería).
  • Albert Marquès Trio, Live in Madrid (Quadrant Records, 2020): Albert Marqués (piano) Dario Guibert (contrabajo) Zack O’Farrill (cajón, batería).
  • Freedom First (Say It Loud Records, 2022)

Antonio González (saxo alto y tenor)

Antonio González (Albolote, Granada, 1982) Considerado como uno de los saxofonistas andaluces más destacados del panorama jazzístico actual. De formación clásica inicial y autodidacta en su evolución hacia la música creativa, participa en algunos de los proyectos más interesantes en el ámbito del jazz. Pese a su juventud, cuenta con una larga trayectoria musical, ha tocado con algunos de los mejores músicos de jazz a nivel nacional e internacional en destacados festivales y ha participado en numerosas grabaciones.

Inició sus estudios musicales a la edad de 8 años. Luego cursó estudios de saxofón clásico en el Conservatorio Superior de Música de Granada, donde obtuvo el título de Profesor Superior de Saxofón, formación que complementó con los estudios de Historia y Ciencias de la Música en la Universidad de Granada. De forma simultánea a sus estudios clásicos se interesó por el jazz y otras músicas creativas, lo que le llevó a perfeccionar su formación asistiendo a seminarios de música moderna y a participar en proyectos de diversa índole.

Su forma de tocar y modo de expresarse a través de la música se ha moldeado y fraguado con el paso de los años tocando, aprendiendo y disfrutando con músicos como Perico Sambeat, Barry Harris, Eric Alexander, Benny Golson, Kurt Elling, Albert Bover, Enrique Oliver, Toni Belenguer, Fabio Miano o Bob Sands entre muchos otros.

En la actualidad es miembro de numerosas formaciones y participa en proyectos de variada estética estilística entre los que cabe citar al ya extinto Ximénez & González Quintet —con el trompetista Antonio Ximénez—, Clasijazz Big Band —integrada por muchos de los mejores músicos del jazz nacional y dirigida por Ramón Cardo—; Hardbop World, liderado por el pianista y compositor estadounidense residente en Granada Vince Benedetti y con el que grabó el álbum Granada Calling (TCB Records, 2009); AG Dúo, junto con el guitarrista Antonio Gómez; el quinteto The Pocket junto al trompetista Voro García y una sección rítmica de lujo integrada por Juan Galiardo, Marko Lohikari y Xavi Hinojosa con el que realizaron en 2013 un memorable proyecto que bajo el apelativo de The Donald Byrd / Pepper Adams Homage rindieron tributo a los legendarios jazzmen, en esta ocasión con Antonio González al saxo barítono; el fabuloso octeto Supersax —Enrique Oliver, Ramón Cardo, Tete Leal, Sergio Albacete, Pablo Mazuecos, Bori Albero y José Luis Gómez ‘Polaco’—; el cuarteto dirigido por la pianista Atsuko Shimada —con el contrabajista Rafa Sibajas y el batería  José Luis Gómez ‘Polaco’— o las más recientes bandas González & Fletcher Quintet, junto al también saxo alto, flautista y compositor Mike Fletcher, Pablo Mazuecos, Bori Albero y Miguel Canale.

Reciente es también y significativo por su valor lúdico-educativo el proyecto Clasijazz Quintet, clásica formación de hard bop de la que además forman parte el trompetista José Carlos Hernández, Pablo Mazuecos al piano, el contrabajista Bori Albero y Miguel Canale a la batería, con el que desarrollan desde 2017 el nutritivo y enervante —y aún en curso— ciclo Un artista o un disco, recorrido por la música de leyendas de la historia del jazz como Dexter Gordon, Freddie Red, Hank Mobley, Kenny Dorham, Clifford Brown, Max Roach, Horace Silver, Benny Golson, Art Blakey & The Jazz Messengers, Art Farmer, Oliver Nelson, Elmo Hope, Ron Carter o Miles Davis, presentado con new look de escenario, a la manera de los viejos y entrañables clubes de jazz, y comentarios e introducción de José Santiago Lardón ‘Santi’.

Memorable fue su concierto a dúo con su maestro y compañero de Harbop World el pianista Vince Benedetti que tuvo lugar en Clasijazz en mayo de 2019.

https://clasijazz.com/vince-benedetti-antonio-gonzalez-duo-intimo-dialogo/

*

Antonio González ha colaborado en diversas grabaciones, entre las que cabe señalar Vince Benedetti Hardbop World Granada Calling (TCB Records, 2009) en formación de quinteto liderado por el pianista Vince Benedetti junto al trompetista Miguel Ángel Romero, el bajista Guillermo Morente y Julio Pérez a la batería. Álbum elogiado por la crítica que incluye una composición de Wes Montgomery (Mr. Walker) y nueve originales de Benedetti —Showtime, Bayram, Rouge, Trane’s Serenade, Twin Cities, Compassion, My Gospel, Dusty Junction y Galaxy. Álbum elogiado por la crítica, entre otras la de Nastos en Allmusic:

«El veterano pianista Benedetti siente una especial fascinación por el estilo postbop de los álbumes editados por Blue Note, y en esta entrega ofrece un ramillete de temas originales que bien podrían ser temas de aquella edad de oro, pero en realidad son todos nuevos. Asentado ahora en Granada (España), ha encontrado jóvenes con talento —al modo de Art Blakey y sus Jazz Messengers— como el saxo tenor Antonio González y el trompetista Miguel Ángel Romero, equivalentes granadinos de Joe Henderson y Kenny Dorham, el tándem de viento más formidable de su tiempo. La música es un continuo diálogo hasta el punto de que en un blindfold test (test a ciegas) uno se encontraría en serios apuros para hallar diferencias con Henderson-Dorham, o con cualquiera de los vientos de los Jazz Messengers liderados por Blakey (Lee Morgan, Hank Mobley, Wayne Shorter, los Marsalis). Benedetti es un gran compositor, no un mero imitador, y en este trabajo ha escrito hermosas y frescas melodías que sus pupilos interpretan con maestría. Los cambios dinámicos de escala de “Showtime”, la deliciosa y brillante melodía cargada de swing de “Bayram”, y la línea básica del cantábile “Trane’s Serenade” son ejemplos de sólidos temas jazzísticos interpretados sin apuros. El estilo hard bop de “Twin Cities” nos lleva a las raíces de los años 60, y “Compassion” es un luminoso calipso pleno de soul groove. Y dos temas ajenos, “Mr. Walker” de Wes Montgomery que evidencia el mejor groove de Horace Silver, con el trompetista Romero rememorando a Morgan, y la balada “Rouge” escrita por Barry Harris es otra muestra del buen gusto de los metales treintañeros. Y en el brioso “Galaxy” los veteranos Guillermo Morente al contrabajo y el baterista Julio Pérez (ambos ya entrados en la cincuentena) se precipitan en un ritmo latin con febril swing, mientras Benedetti acentúa las líneas de bajo de la mano izquierda hasta alcanzar un clímax apoteósico. Si se siente atraído por este tipo de jazz, gozarán sin duda con la música de Benedetti y su banda de straight-ahead jazz —jazz recto hacia el futuro— que en ningún momento suena vieja ni falsa, sino fresca gracias al buen hacer de este grupo de avezados intérpretes».

Destacan también los álbumes publicados con el vibrafonista Arturo Serra en empático quinteto caracterizado por una estética musical vinculada al hard bop o postbop —en la actualidad considera la corriente principal o mainstream del jazz— y en especial por un afán de búsqueda y redescubrimiento de composiciones no muy trilladas o poco conocidas del público general o, incluso, aficionado, como han dado muestras en los cuatro trabajos discográficos publicados.

En el primero, Happy Times (New Steps, 2016), Arturo y Antonio contaron con la colaboración del pianista Juan Galiardo, el bajista Pedro Campos y Santi Colomer a la batería y un repertorio de 8 temas, dos originales de Arturo Serra —“Give me a chance” y “Milestones Blues”— y el resto de destacados jazzmen: “Billy” (Reuben Brown), “Central Park West” (John Coltrane), “The wisdom to the prize” (Larry Willis), “Where are you” (Roy Hardgrove), “Playground for the birds” (Donald Brown), “Second thoughts” (Mulgrew Miller) y el que da título al álbum, “Happy Times” (Freddie Hubbard). El álbum fue presentado en Clasijazz en febrero de 2018:

https://clasijazz.com/arturo-serra-new-quintet-happy-times/

El segundo, Tudo Bem (New Steps, 2020) contó con igual formación e incluía 8 composiciones, “Brecon Bacons” de Juan Galiardo, pianista del grupo, y el resto de grandes figuras del jazz: “Uptown Dance” (Perico Sambeat), “Tudo bem Frits Landesbergen), “All My Tomorrows (Jimmy van Heusen), “Game” (Woody Shaw), “Cheers” (Jackie Clean), “Veras Waltz (Atsuko Shimada) y “Bop Zone (Mirk McDonald). El álbum fue presentado en La Guajira (Almería) en junio de 2021):

https://youtu.be/2-bvBwaY4OE

El tercero, Dark Side, Light Side (New Steps, 2020), de nuevo con la misma formación, incluía un original de Juan Galiardo —“Stormy Wonder— y composiciones como “The Back Beat (Horace Silver), “Jean Marie”, (Ronnie Matthews), “Duke ellington´s Sound of Love (Charles Mingus), “Dark Side, Light Side” (George Cables), “Bouquet” (Tom Harrell), “Barbara” (Horace Silver) y “Silent Rain” (Kenny Barron).

El reciente Bright Colors (New Steps, 2022), ahora liderado por Antonio y Arturo y de nuevo en formación de quinteto completado por el habitual pianista Juan Galiardo, el joven bajista alicantino Miquel Álvarez y el baterista danés Martin Andersen. Incluye 8 temas seleccionados de forma muy personal entre ambos músicos al hilo de las premisas que orientan su ideario: querencia por la estética hard bop y por composiciones clásicas del jazz que forman parte del ideario musical y afectivo de los miembros del grupo, salvo el original “Cuartada” que firma el pianista Juan Galiardo.

“The Far Side”, el tema inicial, es una composición de la piansita y compositora inglesa Kate Williams incluidaen  el álbum Atlas and Vulcana (Kwjazz, 2014). “Where’d It Go” es un original de la cantante Carmen Lundy —álbum Jazz and The New Song Book: Liva at Madrid (Afrasia, 2005)—, “Cut Plug”, es un excitante blues del legendario saxo alto y tenor Sonny Stitt —Rearin’ Back (Argo, 1962)—. En la conmovedora balada “Don’t Explain” de Billy Holiday, el saxo alto de Antonio quiebra como la voz de Lady Daycon y la jondura del tenor de Lester Young compañero body & soul de la cantante —no es casual que Antonio se desenvuelva por igual con el alto y el tenor, incluso, a veces, el barítono—. El festivo “Circus”, escrito por Bob Russell y Lou Alter, apareció en el álbum ¡¡¡Art Blakey & Jazz Messengers¡¡¡ (Impulse!, 1961). Poco conocido es el delicado “Bright Colors”, tema que da título al álbum, escrito por el batería Chip White (1946-2020) —Personal Dedications & Percussive Tributes (Dark Colors, 2011)— y, como cierre, “Aquarian Melody”, tema divertido y substancioso, original del saxofonista estadounidense Harold Ousley (1929-2015).

Excelente álbum con un toque distinguido que nos descubre un variado repertorio que hará las delicias a los amantes del jazz y, o, de la música improvisada. Música elaborada con un lenguaje del jazz actual pero firmemente anclada en la tradición en la que se entremezclan aires mediterráneos con brumosas brisas nórdicas. y destacan los arreglos con los que se dota de unidad a un repertorio de procedencia estilística tan diversa.

Video: “Aquarian Melody”, tema final del álbum.

https://youtu.be/I79I0djicbI

© José Santiago Lardón Santi (Febrero, 2023)

Artículos relacionados

Post a Comment