Scroll to top

Mezquida, Bodilsen & Andersen. «Pieris». Profundo y hermoso como el sinuoso aleteo de una mariposa


José Angel Santiago Lardón - 20 junio, 2019 - 0 comments

Pieris. Marco Mezquida (piano) Jesper Bodilsen (contrabajo) Martin Maretti Andersen (batería). Clasijazz, jueves, 20 de junio de 2019. 22:30 H.

Pieris. Profundo y hermoso como el sinuoso aleteo de una mariposa

Pieris es un insecto del orden de los lepidópteros —Lepidoptera, del griego “lepis”, escama, y “pteron”, ala— conocidos por lo común como mariposas y casi siempre ágiles voladores. La Pieris brassicae tiene dos puntos en cada una de sus alas anteriores y disformismo sexual, descrita por Linneo allá por el año 1758 e incluida en la famila Pieridae, epíteto que hace referencia a Pieria, el lugar donde según la mitología griega nació Orfeo, hijo de Apolo y la musa Calíope y era tal su sensibilidad musical que cuando tocaba su lira las fieras se calmaban y hombres y mujeres se arremolinaban a su alrededor para oírlo y descansar sus almas.

Pieris es el revelador título que el trío homónimo acordó poner a su singular caja de Pandora colmada de sorpresas musicales y que al igual que el caprichoso y sinuoso vuelo de una mariposa —evidente en la hermosa abstración virada a tonos cálidos, dorado, amarillo y rojo, que ilustra la carpeta del álbum—, nos advierte de que iniciaremos un viaje caprichoso a través territorios musicales diversos y poco habituales en estos tiempos de turbia y onerosa convulsión.

Pieris es una aventurada, y venturosa, singladura —al igual que la del proteico Ulyses—, al corazón mismo de lo bello y verdadero, al hilo del axioma platónico de «la belleza es el esplendor de la verdad» y que siglos después revalidara Jean-Jacques Rousseau —«Siempre he creído que lo bueno no era sino lo bello puesto en acción».

Tríada bien/verdad/belleza que desde la Grecia clásica marca el oriente de los grandes valores de la humanidad y late o es esencia de toda expresión espiritual y artística y de nuevo Platón pone el acento cuando mantiene en El Banquete que si por algo merece la pena vivir, es por contemplar la belleza.

Belleza como verdad, o autenticidad, dirigida al bien común, exégesis obligada de toda expresión artística que, en este caso, cristaliza a modo de metáfora en el caprichoso y efimero revoloteo de una mariposa, de la Pieris brassicae, por territorios africanos, asiáticos y europeos copiosos en flores, bosques y riberas.

Pieris musical sutil, delicuescente a veces, efímero otras tantas, pero tan poderoso y eficaz que al igual que el débil aleteo de las alas de una mariposa se puede percibir al otro lado del mundo, de tan potente quebranto que su mensaje bien pudiera mover el rumbo del mundo, como dijera Arquímedes de Siracusa entusiasmado ante su descubrimiento de la ley de la palanca: «Dadme un punto  de apoyo y moveré al mundo», y punto de apoyo como instante mágico de comunicación entre mensajero y público con el mensaje como preciso recurso.

Pero Pieris es sobre todo la sublime concreción de lo que en el vasto territorio del jazz es un trio de piano de jazz moderno, un discurso articulado en feraz conversación a tres en el transcurso del camino, un triálogo equilátero musical o, si lo prefieren, una democracia sonora en la que anida la particular individualidad expresiva de cada uno de sus miembros con intuitiva y ejemplar empatía e interacción, para crear formas eficientes y novedosas a partir de un viaje por territorios musicales propios o ajenos.

Territorios propios autoría de Jesper Bodilsen reflejo de su remanencia nórdica —“Hidden Beauty”, “A Special One” y “Min Sommerfugl”— y de Marco Mezquida y de acento mediterráneo —“Florencia”, “Joy” y “Coral de la flor d’estiu”— y territorios ajenos que asumen y hacen propios como “Peace” sentido brindis al pianista Horace Silver, el arrebatado bolero “Piensa en mi” de los hermanos Lara y el oscilante tango “Nostalgias” de los maestros Cobián y Cadícamo.

Pieris como mensaje y, por supuesto, como tertulia equilátera entre el pianista menorquín Marco Mezquida y los daneses Jesper Bodilsen al contrabajo y Martin Maretti Andersen en la batería vio la luz del día con exultante éxito en el Festival de Jazz de Copenhague de 2017 y desde entonces han recorrido medio mundo en intensa gira de presentación.

Nota:

Grabado en Village Recordings de Copenhague el 17 de julio de 2017 y publicado por el sello danés Stunt Records en mayo de 2018

Marco Mezquida (piano)

Marco Mezquida (Mahón, Menorca, 1987). Sus padres, maestros de escuela, al ver que ya a los 3 años jugaba con la música y su innata facilidad para ritmos y melodías fomentaron su inclinación, animándole a que estudiase piano en la escuela Municipal de Mahón con Tomé Olives y Ricard Ramisa. Después estudió piano jazz e improvisación con Suso González, piano clásico con Isabel Félix y órgano con Tomé Olives. En 2009 se licenció en piano jazz en la Escuela Superior de Música de Cataluña (ESMUC), donde estudió jazz, improvisación, música clásica y contemporánea con profesores como Agustí Fernández, Lluís Vidal, Albert Bover, Juan de la Rubia, Ramón Coll y Luca Chiantore. Completó su formación asisitiendo a seminarios y master class con destacados músicos como Fred Hersch, Dave Kikoski, John Taylor, Wolfgang Hörlin o Aaron Goldberg.

Pronto se convirtió en uno de los músicos más valorados y solicitados del panorama jazzístico y de las músicas improvisadas en España, elogiado por su poderosa versatilidad y magnetismo musical. Hay un consenso generalizado entre prensa, programadores, público y sus propios compañeros que le retrata como uno de los músicos más completos y expresivos de su generación y uno de los advenimientos más brillantes y prometedoros de la escena musical nacional e internacional en décadas. Marco es un creador nato y un intérprete capaz de conquistar el más inimaginable de los escenarios del planeta, o de otros si posible fuera.

Ha sido elegido cuatro veces Músico del Año por la Asociación de Músicos de Jazz y Moderna de Cataluña, ha presentado sus conciertos a piano solo en el imponente Palau de la Música, privilegio reservado a pianistas de largo recorrido y su quehacer ha sido solicitado por una interminable lista de artistas de primer orden tanto para realizar grabaciones de álbumes como conciertos por todo el mundo.

Brillante compositor, pianista, improvisador o bandleader, ecléctico y camaleónico: Jarrett, Schubert, Ravel, Gesualdo o Bley, por citar solo algunos nombres, se funden exquisitamente en el ADN musical de Marco, que, recién cumplidos los 32 años, ya ha participado en más de medio centenar de álbumes con destacadas figuras y una veintena como líder o colíder con su propia música o creativas versiones, a la par que mantiene una vertiginosa actividad concertística— una media de 180 conciertos al año— que le han llevado a los más prestigiosos auditorios, salas de conciertos y clubes a lo largo de 32 países y cuatro continentes.

Entre sus álbumes como líder o colider destacan su celebrado trío junto al guitarrista flamenco Juan Gómez ‘Chicuelo’ —Conexión o No hay dos sin tres—, el sugestivo y creativo Ravel’s Dreams, profunda inmersión en la obra del genio del impresionismo francés, el poderoso quebranto de MAP, a trío junto a Ernesto Aurignac y Ramón Prats, sus dúos con cantantes —con Juliane Heineman, Sings My Heart o con su querida Celeste Alías en Two Lonely People y Llunátics—, también a dúo conexiones cargadas de empatía como con el flautista Pablo Selnik —Miscelánea—, el contrabajista Manel Fortiá —My Old Flame—, o con el pianista Albert Bover aunados en el sugerente Dúo Nosferatu —Live at Sunset—, pero también con el trompetista Félix Rossy o los percusionistas Ramón López y Marc Miralta, o su sentido tributo a la a la chanson francesa junto a su admirado Alfonso de Vilallonga. Sin olvidar My Friend Marko (2013) a trío junto a Marko Lohikari y Carlos Falanga o el no menos excelente Cantabile (2015) con el saxofonista estadounidense Bill McHenry como invitado.

Impresionantes y titánicos son sus conciertos a piano solo, formato que le ha valido el epíteto de mago del piano y con el que da rienda suelta a una poderosa libertad creativa tanto como compositor como improvisador evidenciando su infinita y generosa pasión y un exhaustivo conocimiento musical que combina de forma natural gracias a su bagaje en expresiones estilístas como la música clásica y contemporánea, la popular, el jazz, el free, el pop y el flamenco, de lo que son testimonio los cinco álbumes publicados en esa peculiar hora de la verda que es estar solo ante el peligro: La hora fértil (2013), Live at Terrassa (2015), Amateur (2015), Live at Palau de la Música (2018) o el doble Orrius Concert (2018).

Y queda para el final Pieris (Stunt, 2018) —en trío homónimo junto a los daneses Jesper Bodilsen al contrabajo y Martin Maretti Andersen a la batería—, no por razón ordinal, sino porque es el álbum que nos presentan esta noche tras, quizá, demasiado tiempor de ansiosa espera.

Pero además colabora en diversos proyectos, o mensajes que llegan al alma, como la hondura de su mano a mano con la cantante Silvia Pérez Cruz, o la seductora cita a ciegas con la bailarina Sol Picó —Premio Nacional de Danza 2016— en un viaje musical con sinestesia de movimientos y sueños.

Ha actuado y/o grabado junto a grandes figuras leyendas del jazz como Lee Konitz, Dave Liebman, Bill McHenry, Carme Canela, Chris Cheek, Elliot Zigmund, Perico Sambeat, Javier Colina, Gorka Benítez, Jordi Rossy, entre una infinita nómima.

Su amor por el mundo de la canción y su don para acompañar queda de manifiesto en sus dúos estables junto a grandes cantantes o grandes instrumentistas y su actitud generosa, camaleónica, prolífica y poliédrica le permite ser miembro de una docena de grupos de peso en el panorama nacional y de muy diversa adscripción estilística como, entre otros, Giulia Valle Trio, Michael Olivera Group, Albert Cirera & Tres Tambors, Guillermo McGill, Joan Vidal Sextet, Gonzalo del Val Trio, Marc Miralta Quartet, Joan Vidal Sextet, Juan Pablo Balcázar Trio, Carlos Falanga Band. Y ha cultivado la conexión con el mundo de la danza, actuando habitualmente a dúo junto a prestigiosos bailarines como la citada Sol Picó, Laia Molins (bailarina de claqué) Juan de Juan (bailaor flamenco) y Joan Taltavull (danza contemporánea).

Ha presentado sus proyectos y actuado en destacados festivales a lo largo de los cuatro continentes, entre otros, los festivales de jazz de Tokio, Jazzaldia (San Sebastián), Madrid, Buenos Aires, Montreal, Honk Kong Arts Festival, Barcelona, Sao Paolo, Londres, Belgrado, así como en prestigiosos escenarios —Kolner Philarmonie, Palau de la Música Catalana (Barcelona), Auditorio Nacional (Madrid), Parco della Musica (Roma), Teatro Cafe des Arts (Paris), National Theatre (Sarajevo), Ópera de Argelia, Lope de Vega (Sevilla), Palacio de la Ópera (A Coruña), Guggenhein (Bilbao), Castillo de Peralada, Auditorio Nacional de la Radio de Austria; así como en los clubes de jazz más señalados de la escena internacional, entre otros, Blue Note (Nueva York), SF Jazz (San Francisco), Unterfarht (Múnich), Bimhuis (Ámsterdam), Pizza Express (Londres), Sunside (París), Moods (Zurich), Porgy & Bess (Viena), Jamboree (Barcelona), BMC (Budapest), Montmartre (Copenhague), Café Central (Madrid), Sometime (Tokio) y por supuesto en Clasijazz (Almería).

Ha compuesto, interpretado y grabado música para obras de teatro como la producción del Teatre Lliure El curiós incident del gos a mitjanit (El curioso incidente del perro a medianoche) dirigida por Julio Manrique (2015) o EVA de la compañía T de Teatre, adaptación de Ivan Andrade y Joan Taltavull de El Principito estrenada en Menorca en 2014. Además ha grabado diversos programas de música para la televisión catalana (Jazz a l’estudi), nacional y coreana. Ha colaborado con el Institut del Teatre en 2007.

Ha interpretado música de compositores como Chopin, Gershwin, Mingus o Amargós junto a orquestas de música clásica y big bands de jazz, entre otras, Sinfónica de Baleares dirigida por Salvador Brotons —Andante Spianato e Grande Polonaise de Chopin (2008)—; Orquesta de Cámara de Vilafranca del Penedès dirigida por Marius McGuiness — Rhapsody in Blue (2014)—; Cobla de l’Esmuc interpretando una obra para trío de jazz y cobla con Lluis Vidal (2015); Big Band de la Esmuc con Joan Albert Amargós interpretando la ópera Porgy and Bess (2011), y con la Clasijazz Birg Band dirigida por  Ramón Cardo. Además ha colaborado con Free Spirits de David Mengual, Big Band del Taller de Músics en el Tributo a Tete Montoliu en el Palau de la Música dirigida por Zé Eduardo; ha colaborado tocando el armonio con la Orquesta de Cámara de Menorca y forma parte de la Orquesta Electrónica del Vallès. Fue pianista titular de la Cantània 2014 “Rambla Llibertat” en el 25 aniversario de este importante proyecto educativo del Auditorio de Barcelona.

Premiado en numerosos concursos, entre otros premio Mejor Solista de Jazz Clasijazz (Almería 2014); Primer Premio por My Friend Marko en el concurso Jazz Palma Comercial 2009; concurso Barcelona-Montjuic 2008 con Nuno Campos Trío, y varios concursos de música de cámara y de composición a nivel insular y balear entre 2003 y 2005. Más reicnetes son el premio Altaveu 2015, los dos premios Enderrock, las cuatro veces nominado Músico del año por la Asociación de Músicos de Jazz y Música Moderna de Cataluña (AMJM), finalista en la Montreux Parmigiani Piano Competition (Suiza) y en 2018 fue elegido Menorquín del Año.

Alterna su intensa carrera musical con la docencia que ejerce en dos centros de Barcelona, Escuela Superior de Estudios Musicales (ESEM) del Taller de Músics de Barcelona y Conservatori Superior del Liceu. Fue profesor el X seminario de Jazz de Alhaurín de la Torre y en varias universidades de Bogotá e imparte diversos seminarios y clases magistrales.

Discografía Marco Mezquida como líder o colíder

  • Chicuelo & Marco Mezquida: No hay dos sin tres (Autoeditado, 2019).
  • Marco Mezquida piano solo: Orrius Concert (Autoeditado, 2018). Doble Cd.
  • Marco Mezquida, piano solo: Live at Palau (Autoeditado, 2018).
  • Pieris [Mezquida, Bodilsen, Andersen]: Pieris (Stunt, 2018).
  • Marco Mezquida Ravel Trio: Ravel Dream’s (Autoeditado, 2017).
  • Chicuelo & Mezquida: Conexión (Taller de Músics Productions, 2017).
  • Marco Mezquida, piano solo: Amateur (Ediciones Moraleda, 2015).
  • Juliane Heinemann & Marco Mezquida: Sings, My Heart (Autoproducción, 2016).
  • Albert Bover & Marco Mezquida [Dúo Nosferatu]: Live at Sunset (Autoproducción, 2016).
  • MAP [Mezquida, Aurignac, Prats]: MAP (Autoproducido, 2016).
  • Marco Mezquida Trio + Bill McHenry: Cantabile (Fresh Sound New Talent, 2015).
  • Marco Mezquida + Manel Fortiá: My Old Flame (Autoproducción, 2015).
  • Marco Mezquida [piano solo]: Live at Terrassa (Underpool, 2015).
  • Celeste Alías & Marco Mezquida [dúo]: Llunátics (Temps Records, 2015).
  • Marco Mezquida [piano solo]: La hora fértil (Whatabout Music, 2013).
  • Marco Mezquida Trio: My friend Marco (Fresh Sound New Talent, 2013), con Marko Lohikari (b) y Carlos Falanga (batería).
  • Celeste Alías & Marco Mezquida [dúo]: Two Lonely People (Kay Records, 2012).
  • Pablo Selnik i Marco Mezquida [dúo]: Miscelánea (Quadrant Records, 2012), con Pablo Selnik (flauta).
  • Hosta-Serna-Mezquida: Insòlit Trío (2013). Marco Mezquida (piano, teclados), Miguel Serna (contrabajo) Martí Hosta (batería, percusión).

Jesper Bodilsen (contrabajo)

«Al igual que Niels Henning Ørsted Pedersen, Bodilsen posee un sonido cálido, gran destreza, una entonación impecable, hondo lirismo y un aura de calma incluso en los tempos volcánicos».Jazz Times.

Jesper Bodilsen (Haslew, Dinamarca, 1970). Contrabajista, compositor, productor y educador. A los 3 años su familia se trasladó a la ciudad de Silkeborg donde permaneció hasta los 18. Pese a que en su familia no había músicos, a los 8 años encontró en el desván de la granja de sus abuelos una vieja trompeta y de inmediato intentó hacer música. A los diez años fue admitido en la banda de música de la escuela donde aprendió a tocar corneta y a leer música.

En 1984 consiguió su primer bajo —un bajo eléctrico— y un año después se unió a una banda de pop-funk realizando primer concierto profesional poco después. Fue admitido en la Royal Academy of Music de Aarhus (Dinamarca) donde estudió durante 5 años diplomándose en 1991. Ese mismo año recibió la Beca Conmemorativa de Edward Eriksen y fue contratado para enseñar en la citada academia.

Mientras estudiaba continuó trabajando como músico profesional. En junio de 1994 actuó con dos All Star Concerts en el Riverboat Jazz Festival junto al batería estadounidense Ed Thigpen y el pianista Duke Jordan. Dichos conciertos supusieron un significado reconocimiento y confirmación y druante los siguientes años trabajó con otras grandes figuras del jazz como James Moody, Benny Golson, Lee Konitz, Tom Harrell, Joe Lovano, Horace Parlan, Jimmy Heath y Phil Woods, actuando a menudo en el legendario club de jazz Bent J (Århust).

En 1995 se trasladó a Copenhague y de inmediato se unió al Dream Quartet del trombonista Erling Kroner. Durante los siguientes años realizó numerosas giras con diferentes  bandas de Aarhus y Copenhague hasta que en 1997 se encontró de nuevo con Ed Thigpen. Ed le propuso formar parte de un trío —Ed Thigpen Rhythm Features— completado por el gran pianista Carsten Dahl, debutando con el álbum It’s Entertainment (Stunt, 1998). El álbum fue nominado para un Danish Grammy y recibió el premio especial Album of the Year. Bodilsen permaneció tocando y grabando con Thigpen hasta 2010, fértil colaboración de 13 años reflejada en seis álbumes.

Bodilsen siempre ha mostrado interés en producir música, encontrar músicos relevantes con quienes tocar y crear nuevos grupos. Fue coproductor de la vocalista danesa Katrine Madsen durante más de una década. En 1999 creó su primera banda Scandinavian Summit —junto a Lars Jansson, Morten Lund, Severi Pyysalo y Tore Brunborg— grabando dos álbumes —The China Concert (Stunt, 2000)— y realizando giras por Europa, sudeste asiático, China y Australia.

En 2002 creó su propia compañía de producción musical con la que ha realizado hasta la fecha más de 15 álbumes de destacados artistas.

Durante los años 1998, 2001 y 2004 se le requirió para que actuara en los prestigiosos conciertos de los Jazzpar Prize, de los que resultó ganador en 2002 el trompetista italiano Enrico Rava. Bodilsen participó en 4 conciertos junto a Rava, el pianista Stefano Bollani, el trombonista, Gianlucca Petrella, el guitarrista John Abercrombie y el batería Morten Lund.

Al cabo de los citados conciertos Jesper preguntó a Bollani y Lund si estaban interados en tocar de nuevo juntos. Un año después, en marzo de 2003, tuvo lugar la primera gira del trío y su primera grabación Mi ritorni in mente (Stunt, 2003), que apareció como Jesper Bodilsen Trio. El trío, desde el comienzo, realizó numerosas giras europeas, participando en clubes y festivales, entre otros, el Festival de Jazz de Umbria, el Festival de Jazz de Copenhague y en el legendario Birdland de Nueva York.

En 2004 Bodilsen recibió el prestigioso premio Django d’Or como intérprete del año y ese mismo año el trío grabó el segundo álbum Gleda (Stunt), ahora bajo liderato compartido. El álbum ocupó el 4º lugar en las listas italianas de jazz en 2005 y fue nominado para un premio Australian Bell en 2006 como mejor álbum internacional de jazz. Incluye interpretaciones de temas de inspiración folcórica tradicional escandinava.

Tras Gleda grabaron con la cantante Katrine Madsen el álbum Close To You (Stunt, 2005) que fue nominado para los premios Danish Music Award como mejor álbum de jazz vocal.

En 2009, y tras cuatro años de sequía discográfica, publicaron en el prestigioso sello ECM del productor Manfred Eicher, el álbum Stone in the Water, dos de cuyos temas son obra de Bodilsen. Celebrado como la mejor grabación a trío de 2009 por varias revistas de jazz internacionales, como por ejemplo la revista digital All About Jazz: «El disco supone para el trío el reconocimiento internacional justamente merecido: es la grabación de trio de piano más sublime del año, donde el silencio y el poder de la sugestión son tan definitivos como el virtuosismo que acentúa la asombrosa empatía del grupo».

Ese mismo año regresó a los estudios junto al guitarrista sueco Ulf Wakenius, el trompetista Peter Asplund y el vibrafonista finlandés Severi Pyysalo, grabando el álbum Short Stories for Dreamers (Stunt, 2010) con temas en su mayoría propios y destacado por su profundo y sosegado lirismo.

Ha intervenido en los exitosos programas de televisión Sostiene Bollani y en el otoño de 2011 el trío, con Bollani como anfitrión, realizó 6 shows en el canal nacional italiano RAI 3.

En 2013 publicó Scenografie, su úlitmo álbum como líder en la discográfica italiana Carosello, en el que da cuenta de su capacidad como compositor, director, bajista y productor. La música es una mixtura de variados estados de ánimo y conjunción de músicos de diferentes nacionalidades: los italianos Stefano Bollani, Joe Barbieri, Nico Gori y Paolo Russo y los suecos Ulf Wakenius y Peter Asplund.

Pero 2013 fue también el X aniversario del trio Bollani / Bodilsen / Lund y ocasión para encerrarse en el Avatar Studio de Nueva York para grabar el álbum Joy Inspite of Everything (ECM, 2014) que contó con la colaboración de leyendas como el guitarrista Bill Frisell y el saxo tenor Mark Turner.

Alumno del legendario Niels-Henning Ørsted Pedersen es parte destecada de la prestigosa y célebre escuela danesa de contrabajo de jazz entre los que sobresalen además Bo Stief y Mads Vinding, no en vano la revista australiana The Age escribió: «Jesper Bodilsen confirma la teoría de que Dinamarca es tierra de grandes bajistas».

Desde que abandonó el conservatorio en 1997, no ha cesado de realizar giras, publicar excelentes álbumes y dedicado cada vez más tiempo a la composición, a la par que ha ejercido la docencia en varios conservatorios daneses contando con una extensa nómina de jóvenes y prometedores alumnos. En 2012 fue elegido presidente de Dansk Jazzmusiker Forening (Asociación Danesa de Jazz), colectivo dedicado a la educación de músicos improvisadores profesionales. A través de clases magistrales y cursos organizados por dicha asociación e impartidos por destacados músicos y profesores de la escena internacional, la DJF brinda a los músicos daneses la posibilidad de mejora e inspiración.

Además de los álbumes mencionados cabe señalar los grabados a dúo con el pianista estadounidense George Colligan: Twins (Stunt, 2000) y A Wish (2001), o Valo (Abeat, 2017) como miembro del Baltic Trio junto al armonicista italiano Max De Aloe y el guitarrista finlandés Niklas Winter, así como los recientes a trío, Pieris (Stunt, 2018) con Marco Mezquida y Martin Andersen y Pinocchio e altri racconti (Abeat, 2018) con el pianista Antonio Zambrini y Martin Andersen.

Martin Maretti Andersen (batería)

Del batería Martin Andersen (Silkeborg, Dinamarca) se ha dicho que es un torbellino musical en cualquier estilo. Su toque expresivo —liberado de la tradicional función de metróno de la batería— asume el rol de un solista más trazando líneas melódicas, acentos, puntuaciones impresionistas teñidas de todo cuanto absorbió o lo largo de su dilatada y fructífera carrera, bebop, vanguardia o ritmos latinos.

Pero no solo torbellino musical, sino personal —ambas indisolubles— aguijoneado por una curiosidad infinita. Niño absorto en los discos de su madre, estudió batería, piano, flauta y guitarra desde los 9 años, tocó en bandas locales a los 12, escuchaba grabaciones de Deep Puplee, Basie o Max Roach en la biblioteca municipal. Ávido de nuevos sonidos en Veracruz, Méjico, hasta donde fue en un intercambio escolar, estudió y tocó nuevas formas expresivas, y de regreso, henchido de música, tocó en cuanta ocasión o banda se puso a su alcance, campaginándolo con estudios de piano, teoría musical y clases particulares con el baterista Alex Riel. Se mudó a Århus, implicándose en clubes, seminarios de la Danish Jazz Foundation con maestros como Adam Nussbaum, Tony Moreno o Billy Hart. Esto le llevó a Nueva York donde estudió durante un año en la Drumming Collective School con Marvin ‘Smitty’ Smith, Brad Flikinger, Mike Clark o Frank Malabe, mientras por las noches escuchaba a grandes bateristas. Llegó a la conclusión de que su vida era la música.

A su regreso participó en la orquesta del musical Les Misérables danés, en la gira de la compañía de West Side Story y luego en Chicago. En esta coyuntura se trasladó a Copenhague, ampliando su red de colaboraciones y labrándose una excelente reputación profesional.

En 1993 Butch Lacy, pianista de Sarah Vaughan y director de orquesta, le contrató y en sus grupos acompañó al saxofonista Bob Rockwell, al trompetista Anders Bergcrantz o a la cantante Mark Murphy.

En Copenhague participó en jam sessions y en diversos escenarios con los jazzmen y formaciones destacados: The Orchestra, Horace Parlan, Carsten Dahl o Anders Christensen. Estudió con el percusionista cubano Calixto Oviedo, y experimentó instrumentos de percusión afrocubana. Su interés por la música latina le llevó a tocar con músicos cubanos como el percusionista Ignacio Guerra Acosta y el bajista Yadam González. En un taller del Conservatorio de Copenhaguen conoció a su héroe, el baterista de Irakére Enrique Plá.

Es miembro desde 2000 de la insólita y reputada New Jungle Orchestra (NJO) liderada por el guitarista Pierre Dørge (pronto en esta sala), integrada por diez miembros y cuyo inmenso repertorio y amplio enfoque estilístico exigen una capacidad de improvisación abierta y una visión libre y avant garde de la música. La NJO colabora con formaciones, como  Athelas Sinfonietta o Denmarks Radio Girls Choir, y con solistas como Yusef Lateef, Ray Anderson, Harry Beckett, Herb Robertson, John Tchicaï, Marilyn Mazur, Han Bennink, Josefine Cronholm, Adam Rudolph, Shashank Subramanyam, Yu Jun, Sergey Letof, Lelo Nika o Mikko Innannem.

En la actualidad trabaja en diversos proyectos propios como los tríos con el saxofonista Stephen Riley, con el pianista Dave Kikoski o Different Day, con el guitarrista español Israel Sandoval y el bajista sueco Thommy Andersson, cuyo primer álbum homónimo, publicado en 2007, incluye composiciones de sus miembros. Colidera Mad Cats, con Thommy Andersson y el saxofonista Marc Bernstein. Otros proyectos recientes son el combo de latin jazz Kirsten & Carsten (con el pianista Carsten Kjær) y el trío Third Voyage con el bajista Torben Westergaard y el saxofonista Thomas Agergaard. Más reciente es su participación en el cuarteto Scram del que forman parte además el trompetista noruego Gunnar Halle, el contrabajista sueco Thommy Andersson, el saxofonista y clarinetista Anders Banke, todos miembros de la citada New Jungle Orchestra y cuyo álbum debut está a punto de ver la luz. Y aún más reciente en su colaboración en el álbum Vision Tales (Rizoma, 2017) coliderado por el vibrafonista Arturo Serra y el bajista Javier Delgado.

Más reciente es su participación como crucial partenaire en excelentes grabaciones a trío, Pinocchio e altri racconti (Abeat, 2018) liderado por el pianista italiano Antonio Zambrini y con el contrabajista danés Jesper Bodilsen, Pieris (Stunt, 2018) coliderado con el pianista Marco Mezquida y de nuevo Jesper Bodilsen al contrabajo y Traska (Gateway, 2019) junto al saxofonista sueco Joakim Milder y Thommy Andersson al contrabajo.

Como sideman ha colaborado y colabora en infinidad de proyectos de muy variada adscripción estilística participando en la grabación de más de medio centenar de álbumes.

En España ha colaborado, entre otros, con el pianista Moisés Sánchez, el guitarrista Israel Sandoval, el contrabajista Javier Colina, el pianista Iñaki Salvador, el saxo alto Santiago Ibarreche, el también altista Perico Sambeat, los pianistas Chano Domínguez y Mariano Díaz, el armonicista Antonio Serrano, la cantante Martirio, Alfonso Pérez, Daniel Yacaré, Pablo Martin Caminero, además de llevar con el batería Borja Barrueta el dúo Boom Crash Colapso.

Es profesor de batería en la Academy Of Music and Dramatic Arts of Southern Denmark y en el Rhythmic Conservatory de Copenhague.

© José Santiago Lardón ‘Santi’ (Junio, 2019)

Related posts

Post a Comment